Capsulas de Carreño

La crisis cardíaca de Ronaldo en el Mundial 1998

Foto https://www.taringa.net

Diecinueve años después de la final del mundial Francia 1998  se supo qué fue lo que realmente pasó en aquella noche fatídica para Ronaldo, que le pudo haber costado mucho más que perder una final de la Copa del Mundo de fútbol. Hasta ahora se creía que lo que sufrió el delantero, antes de aquel partido Francia-Brasil en 1998, fue un ataque de epilepsia. Pero un médico ha confesado que en realidad lo que hubo fue un importante problema cardiaco.

Según el cardiólogo italiano Bruno Carù “El electrocardiograma que se le hizo en el hospital muestra cómo Ronaldo, una vez superada la crisis, tenía una frecuencia cardíaca de 18 pulsaciones por minuto. Esto significa que en el momento de la crisis había estado prácticamente sin actividad eléctrica y mecánica del corazón”, añade.

“Ocurrió que Ronaldo se tendió sobre la cama para seguir el Gran Premio de Fórmula 1 y sin darse cuenta, con el paso del tiempo, torció la cabeza de modo antinatural, comprimiendo a la altura del cuello el glomus carotídeo, un pequeño órgano responsable de los mecanismos reflejos de la regulación de la frecuencia cardíaca y de la presión”, afirma el cardiólogo.

“Los médicos dieron por bueno que había sufrido un ataque epiléptico y se le administró un poderoso medicamento, idóneo para la epilepsia, el utilizado por Marilyn Monroe para suicidarse, y que reduce la actividad cerebral. Eso explica su juego en el partido ante Francia. Y eso explica las imágenes del jugador cayéndose por las escaleras del avión como si estuviera borracho a su llegada a Brasil tras el Mundial”.

… Se trataba de un “sedante muy fuerte”, que causa la reducción e inhibición al máximo de la actividad cerebral, lo que, según el doctor, justifica la “más que pésima” final jugada por Ronaldo y el hecho de que se le pudiera ver al bajar del avión que lo llevó a Brasil casi “como un borracho incapaz de tenerse en pie y de mantenerse en equilibrio

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *