Capsulas de Carreño

Borja en el juego del error. Por Esteban Jaramillo Osorio.

 

Borja y el último entrenamiento de Palmeiras antes de enfrentar mañana a Alianza Lima por la Libertadores. Palmeiras venció el sábado 1-0 en su visita al Corinthians y salió delante en la gran final del Campeonato Paulista que se decidirá el próximo fin de semana en el Allianz Parque. El único gol del partido lo gritó a los siete minutos de juego el colombiano Miguel Ángel Borja, quien de ese modo se ratificó como el mejor artillero del torneo estadual con siete dianas. Foto Cesar Greco/Palmeiras.

Por Esteban Jaramillo Osorio

*No se trata de ir contra la corriente. Es, simplemente, un punto de vista con apoyo en razones futboleras.

Se habla del desperdicio de Borja en el último juego de preparación de la selección Colombia. “No puede un jugador fallar tantos goles en tan poco tiempo”. Pero Borja estaba ahí. En la boca del arco, felino, expectante. Siempre en la posición del goleador, la que aprende de Falcao, tan natural, tan espontanea, tan recursiva.

Deambular en el área, no es acercarse a la red. Fallar por centímetros, si es palpitar el grito de gol. Y eso hace Borja. Por algo cierta vez el mejor de América, el goleador de Copa, artillero en sus clubes, cotizado como pocos, elegido por Pékerman.

Desperdicio es no llevarlo al mundial. Tiene Borja técnica en su juego, con control, pase y disparo, tan distinto al Tigre, o a Zapata. Todos importantes, todos soluciones para la selección, en la particular manera de jugar de cada uno.

Falcao es invasivo en el área, dañino, destructivo, rompe defensas con su capacidad para posicionarse y definir. Zapata es un búfalo que forcejea y gana. También golea con dominio de duelos físicos, frente a defensas aguerridas.

Por broncas personales, por aversiones de región, por jugadas no concluidas, no puede condicionarse a Borja, frente a su inminente convocatoria. Al fin y al cabo Falcao también falla. También James, como ocurrió en la gira anterior. Todos han tenido rachas negativas ante la red.

Cuestión de gustos y soluciones. Mas que de pasiones y caprichos, por encima incluso  de los partidos jugados en los medios con algunos protagonistas que no saben pegarle al balón. En el fútbol hay que saber ganar, saber perder, acertar o errar. Así es este juego… El juego del error.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *