Capsulas de Carreño

Comesaña, el bicampeón (El Heraldo)


Por Rosember Anaya,
El Heraldo

El 8 de noviembre de 2017 será otra de las fechas que Julio Avelino Comesaña no olvidará con Junior. El colombo-uruguayo sigue escribiendo con letras doradas su nombre en la  historia del conjunto rojiblanco.

Y 24 años después volvió a llegar la gloria. Atrás quedaron las amarguras de 2009 y 2014. Anoche, Julio Comesaña evocó el pasado, su mente seguro se instaló en el año 1993 y de inmediato regresó al presente para vivir la fiesta de lo que es ser campeón.

Una vez más en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez, ese mismo donde obtuvo la primera estrella con Junior cuando superó 3-2 al América de Cali. Ayer el charrúa le puso el sello a su segundo título con los roijiblancos y sigue dejando grandes huellas: se convirtió en el primer entrenador en lograr dos campeonatos con los tiburones.

En su séptimo ciclo con Junior, Comesaña asumió las riendas de un equipo que venía diezmado por los malos resultados. Pero el colombo-uruguayo volvió a aceptar el reto con gallardía. El martes 28 de marzo del presente año, a las 9:20 de la noche, salió por la puerta de vuelos nacionales del aeropuerto Ernesto Cortissoz. Llegó con una sonrisa y de inmediato le dieron su recibimiento. “Pelo ‘e burra, bienvenido a casa”, le gritó un aficionado. “Me gusta que me griten pelo ‘e burra”, dijo en medio de risas el orientador.

El jueves 30 dirigió su primer entrenamiento de esta nueva era. “Este reto lo asumo con tranquilidad, con entusiasmo, con la energía que me genera siempre venir a Barranquilla, con optimismo. Si no creyera en este equipo no hubiese venido”, fueron las primeras palabras del entrenador en su regreso al banquillo tiburón.

Comesaña planificó su estrategia pensando en el segundo semestre de 2017. El equipo terminó el primera parte del año con otra actitud y con buenos resultados. Jugadores como James Sánchez y Leonardo Pico —el único que se quedó de la era Gamero— potencializaron su nivel.

Luego llegaron jugadores de renombre, como Teófilo Gutiérrez y Yimmi Chará. Al colombo-uruguayo le armaron un plantel que de inmediato asumió el rótulo de favorito. Comesaña sabía del gran reto que tenía en sus manos con la gran nómina con la que contaba, además era consciente del favoritismo que sobre su equipo recaía. El DT  no se dio por ganador sin antes jugar, sabía que debía hacer su trabajo y poner a funcionar a su equipo con cada una de esas figuras que tenía.

Julio Avelino supo guiar a sus ‘soldados’. En Liga comenzó goleando, en la Copa siguió avanzando de fase y en la Sudamericana llegó a instancias definitivas (está en semifinales). Poco a poco le fue dando prioridad a las competencias, los objetivos se iban logrando partido tras partido y siempre pidió calma. “Esto es paso a paso.

No podemos celebrar sin antes ganar”, repetía una y otra vez durante los entrenamientos. A medida que se iban consiguiendo los objetivos la ilusión se incrementaban. Mientras, en las calles de Barranquilla, todos hablan del ‘triplete’.

Comesaña sigue aferrado a su filosofía. El primer objetivo ya lo cumplió, pero ahora va por más. Sigue enfocado en su trabajo, guiando a un Junior que promete y al que espera poner en lo más alto de la cima. “Quiero un  Junior como el del 91 o del 93.

Un Junior que emocione y que le guste a la gente de Barranquilla. Cada vez que me llaman del Junior es una decisión emotiva más que razonada, nunca lo pienso dos veces”, contó Comesaña en una tertulia que sostuvo con los periodistas deportivos de EL HERALDO.

El 8 de noviembre de 2017 será otra de las fechas que Julio Avelino Comesaña no olvidará con Junior. El colombo-uruguayo sigue escribiendo con letras doradas su nombre en la  historia del conjunto rojiblanco.  Anoche se fue dormir con la satisfacción de un nuevo título, pero seguramente hoy despertará con el sueño intacto de lograr lo que sería un triplete histórico para la institución.
(Fuente: El Heraldo)

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *