Capsulas de Carreño

Desde el vientre de su señora madre le pega al balón


*El delantero tumaqueño John Henry Sánchez está a préstamo en Leones, su pase pertenece al Atlético Nacional.

Por Alfonso Ramírez Jaramillo

 

El municipio de Tumaco está ubicado al noroccidente del Departamento de Nariño. De allí han salido prominentes figuras del Fútbol Profesional Colombiano. John Henry Sánchez Valencia, oriundo de la “Perla del Pacifico”, juega fútbol como dice él desde el vientre de su madre, a los cuatro años ya le pegaba al “forro” en una escuelita que su padre tenía.

A sus ojos los invade la nostalgia cuando recuerda sus primeros años como una experiencia muy bonita. “En Tumaco la pobreza aflora en sus calles. Un día salí a buscar de que comer para llevarle a mi mamá, tenía por entonces nueve años. A esa edad me tiraba a la calle a rebuscar la manera de sobrevivir, desde pequeño me di cuenta como mis padres se “mataban” para llevarnos un bocado a la casa”.

John Henry siempre se dio cuenta que Dios le dio el talento de jugar al fútbol y poco a poco explotaba esa capacidad, jugaba y por cada gol que hiciera le daban unas pocas monedas que llevaba a la casa para ayudar un poco a sus hermanos y padres.

Su papá tenía una escuela de fútbol y es ahí donde empieza a hacer sus primeros pinitos en el deporte más popular del mundo, pero el muchacho era inquieto y sabía las necesidades del hogar, por eso vendía dulces, maní y otros comestibles en la calle, no importaba que su padre fuera el profesor de la escuelita de fútbol, en su mente solo estaba el contribuir un poco en su hogar.

En un viaje que hizo su padre a Bogotá a la Academia Compensar para llevar unos muchachos a probarse en ese club, se lleva a su hijo John Henry de 12 años de edad. El técnico de Compensar le dice que se pruebe él también, la carta de presentación fueron tres goles, el mismo técnico le dice que si se saca a todos los once jugadores del otro equipo, lo dejaba en el equipo, dicho y hecho, el pequeño John Henry se “perrea” a todos incluyendo al portero y marca el gol, fue entonces cuando el entrenador le dice a su papá que tiene un hijo surtido de un gran talento.

Fue su primera escuela donde inicia su formación como futbolista, allí se queda cinco años. En un campeonato juvenil llamado Samsung que se jugó en Medellín, el moreno de Tumaco llega con la Academia Compensar a participar en ese torneo, la final fue contra Atlético Nacional, los verdes fueron víctimas del “baile” de Sánchez Valencia.

El equipo verde de Antioquia le empieza a hacer seguimiento, la Academia Compensar se alza con el título, días después acaba con las divisiones menores y al muchacho lo coge Nacional en sus procesos inferiores.

Recuerda cómo fue su paso a Leones: “se da por las cosas buenas que hice en Nacional, al debutar con el profe Osorio y jugando en la Sub 20, el microciclo en la Selección Colombia Sub 20 que me dio mucha experiencia, tuve la oportunidad de estar en nómina para viajar a Toulon-Francia, pero por esas cosas de Dios tuve una lesión y no pude viajar.

Nacional me presta a Leones cuando el equipo estaba en Urabá, fue la primera oportunidad de jugar fútbol profesional, mi debut fue contra el Deportivo Pereira, allí me jugué la vida en ese partido para poder quedar, tuve la fortuna de ser el mejor jugador de la cancha, recuerdo que ese día volví a Pereira ropa de trabajo, fui muy feliz en ese momento”.

Otro de los momentos maravillosos que la vida le ha dado, ha sido sin lugar a dudas el nacimiento de su hijo, en el fútbol como olvidar un partido contra el América de Cali en el año 2015, en ese partido hizo un gol muy parecido a los que hacía Ronaldinho, inolvidable para el tumaqueño ese partido.

Pero como ha tenido sus alegrías, no olvida el momento triste para la mayoría de sus compañeros de equipo, fue cuando recién llegaban a Itagüí y quedaron eliminados en aquel famoso partido que empataron con los Matecañas donde tuvieron la oportunidad de ascender a la A.

En el 2017 tuvo otra prueba del eterno, fue cuando su señora madre enfermó: “hice de todo para poder levantarla”. Su entorno familiar en la ciudad de Medellín está conformado por su esposa, su hijo, su señora madre, su suegra y sus hermanos.

Su agradecimiento con la familia felina es grande: “jugar en Leones significa para mi mucho, creo que es una gran institución, un sueño que Dios me regala al poder jugar con esta familia tan bonita, creo que es un gran paso el que dimos y Leones se lo merece, pienso que si estamos en la liga es para quedarnos un buen rato porque tenemos con qué quedarnos”.

Es un jugador que juega por las dos bandas, cuando el “tráfico” por un lado está complicado, no duda en hablar con el profe para que le permita hacerlo por el otro, driblador, rápido y con una gambeta que lo hace importante en cada partido.

Cuando el equipo subió a la A, no ocultó el llanto de alegría, fue un momento que le marcó su vida como futbolista porque como él dice: “me lo gané con mi propio sacrificio y sudor”.

En Leones tiene una verdadera familia: “aquí todos tiramos para el mismo lado, aquí tengo solo hermanos, todos dejamos el cuero por el compañero”.

Su futuro lo ve con su escuelita de fútbol, su fundación y su propia casa y algunos apartamentos para poder sobrevivir, sabe muy bien que la carrera del fútbol es muy corta.


FICHA TÉCNICA

Nombre: John Henry Sánchez Valencia
Nacimiento: Tumaco,  15 de mayo de 1995
Estatura: 1.69 mts
Peso: 63 kls
Características: Jugador rápido por las bandas, desequilibrante y puede jugar de volante armador.
Perfil: Derecho
Equipos: Academia Compensar, Atlético Nacional, Olimpia de Honduras, Leones F.C.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *