Capsulas de Carreño

DIM 1 – Junior 1 . Tablas en espera.

Primeros 90 minutos de la final por la Copa Águila, empate a un gol entre DIM-Junior. Foto tomada de http://elgoleador.co


Por Wbeimar Muñoz Ceballos.


En medio del tornado institucional del DIM, el rojo logró un empate en finales de la Copa Colombia y llegó a contar con 5 técnicos a falta de un titular. Entrenaron Ismael y Juan Rescalvo, inhabilitados por el reglamento para dirigir. En el banco se sentaron los improvisados David Montoya y Ricardo Calle. Al lado de ellos Mao Molina, también dió instrucciones y por eso le llamó la atención el árbitro Carlos Betancur. Como para no creerlo.

En la cancha, el visitante que tiene más armado de equipo, planteó un partido de corte del juego enemigo, en la zona intermedia. Presión a Quintero en las zonas que recorriera, fueran la de Pico, Narváez o Cantillo. El rojo se vió otra vez apurado , ansioso e impreciso, sobre todo a la hora del pase a los rematadores y sin embargo, ligó un cabezazo de Caicedo que exigió a Viera y un zurdazo peligroso de Quintero. Junior respondió con un cañonazo de Cantillo en la media distancia que obligó a un vuelo de David González.

Junior jugó con más tranquilidad, manejando la necesidad del DIM con pases más elaborados, pero sin gestores que engancharan a Chará y Teo. Rompió la noche un penal muy discutido por los ñeros, por agarrón de Ávila a Erramuspe. Disparo furioso de JUAN F. QUINTERO, desde los 11 metros, a los 46 minutos para el 1-0. No pasó nada más en el primer tiempo, porque las ideas se congelaron a lado y lado del terreno.

DIM arrancó bien la etapa complementaria, cuando pasó a Toloza a la izquierda y se juntaron por el lado opuesto Quintero y Cataño. Éste último había reemplazado muy temprano al lesionado Yairo. En pocos minutos aparecieron las miserias del local. Quintero se fue lesionado (57’) y Cataño con calambres (65’) Entraron Mao, quien pasó la noche de puntillas y Castro limitado a un disparo en el palo en tiempo de reposición (91’)

A lo anterior se sumó la pasividad de los volantes rojos en el empate del Junior y el error de Álvarez, quien se quedó enganchado, habilitando de paso a YARLAN BARRERA autor del 1-1 a los 59’, con una jugada previa tramada vía Cantillo, Pico, Teo, otra vez Pico y el toque del autor del gol a la salida de González.

Antes de la igualdad, Quintero y Cataño, probaron sin éxito los guantes de Viera. Después Chará respondió con 2 disparos, en acciones veloces de mucho peligro ( uno de ellos estrellado en un palo) en los que se lució el arquero local. Pero entre el minuto 20 y el lanzamiento de Castro en el vertical, el DIM no tuvo llegadas, como si hubiera quemado las recetas del ataque.

Ido el binomio Cataño- Quintero y sin entrar en juego Mao, el fútbol del equipo escarlata se hizo plano y grisáceo. No definió a cuál altura de la cancha debía presionar y como ya es costumbre no mostró rematadores finos para el gol. Junior manejó mejor la pelota y estrechó espacios con disciplina, a la espera de filtrar alguna aceleración con filo…y por poco lo logra.

Empatar en casa con Junior, que es el favorito para ganar la Copa y que tiene mejor nómina y ensamble, es un resultado que no es malo del todo, en momentos en que el barco no tiene timonel. Y con las tablas, queda a la espera de una mejoría milagrosa para el partido de vuelta en Barranquilla, el 8 de noviembre, cuando Teo y Chará no podrán jugar, puesto que estarán muy lejos con la Selección Colombia en sus partidos amistosos contra Corea y China.

Mientras haya vida en la tierra, el cielo seguirá regalando esperanzas.

No les parece ???

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *