Capsulas de Carreño

DIM: dos miradas, dos opiniones. Por María Victoria Zapata B.

Por María Victoria Zapata B.

*De la Redacción. Un comentario del señor Jorge Arteaga causó malestar entre hinchas rojos. María Victoria, columnista roja, responde.

—-

DE JORGE ARTEAGA
Señora Victoria Zapata, atento saludo a usted, en relación con su escrito el cual me adhiero en su esencia, si quisiera hacer otras reflexiones que dan al lastre con lo que hoy se vive en el negocio llamado fútbol.

Dejar un jugador en nómina ya no depende tanto de si el dueño quiere o no, depende de los empresarios, del jugador y de otros peces más “gordos” que son los equipos poderosos del exterior. Ante los ofrecimientos salariales que les hacen a lo medio bueno que hay es difícil hacer sostenible un equipo de fútbol. Si dejas pasar la opción de venta perdés el pase del jugador o cuando menos quedas con jugador en el equipo, pero aburrido por haberle cortado su carrera futbolística.

Creo que hoy se juega con unas reglas de juego cambiantes en todo y cada momento, quizás por ello hoy este mas en vigencia la cláusula en los contratos que se está hasta que llegue otra propuesta mejor. No quiero posar de defensor de dirigencia, pero estar en la piel de alguien que arriesga su capital, su honor, honra y tranquilidad familiar en pro de dizque unos hinchas que llevan el DIM tatuado en el alma, pero que en el bolsillo solo están dispuestos a dar $ 60.000 a $100.000 semestrales si es una osadía estar en calidad de dueños.

Ojalá no se sigan equivocando estos directivos, pero yo de plano si no quisiera estar en sus zapatos, teniendo una jauria hablando de sentimientos y pasiones, mientras la plata para poner contentos a ese conglomerado lo tiene que poner el mecenas de turno.
Jorge Arteaga, Medellín

DE LA REDACCIÓN
Sometimos a consideración de María Victoria Zapata la publicación del comentario del Sr. Arteaga. Esta fue su respuesta. “Personalmente no veo agresividad en él. Es simplemente una opinión que, aunque no comparto totalmente, me parece respetable y  creo que puede pasar el filtro”.


DE MARÍA VICTORIA ZAPATA
En el comentario del señor Arteaga, con radical cambio de actitud frente al vulgar y humillativo que usted le eliminó, percibo un reconocimiento de su propia equivocación.

Desconoce, sin embargo, el señor Arteaga, que  detrás de esa “jauría de  hinchas hablando de sentimiento y pasiones”, como él nos califica despectivamente a los creyentes del DIM,  se encierra  un patrimonio de incalculable valor, que la dirigencia actual ha sabido  canalizar y explotar a través del programa Todos en Uno. Una  inmejorable cantidad de patrocinadores, las ventas de  prendas y souvenirs del equipo, entre otros,  tienen su respaldo, justamente, en  la venta de abonos de esos miles de hinchas que llevamos al “DIM tatuado en el alma y solo estamos dispuestos a dar de $60.000 a $100.000 semestrales”.

La afición de un equipo es su principal activo, lo reitero. Valorarla es un acierto en la dirigencia; subestimarla, su gran error. Y la  que encabezan don Raúl Giraldo y el doctor Eduardo Silva Meluk ha fluctuado entre la notoriedad de muchas y muy  importantes ejecutorias y el  descrédito  de unas pocas  decisiones a todas luces en contravía del sentir  del hincha y las aspiraciones del equipo, tanto en materia deportiva como administrativa.  Respecto de éstas últimas, la disminución en la venta de abonos, el descontento generalizado  y los resultados deportivos saltan a la vista.

En ninguno de los casos podemos  permanecer  callados. De la misma forma como  públicamente aplaudimos las unas,  censuramos las otras. Las primeras han significado importantes logros. Las últimas, hoy nos tienen al borde de un  año marcado por el fracaso en todos los ámbitos.

En mi caso, y como columnista roja de Cápsulas,  mi ética, mi doble  condición de hincha-periodista y,  sobre todo, las firmeza de mis convicciones, me obligan a reseñar unas y otras,  aun a despecho de los  agravios y ofensas  de los que en algunos casos he sido objeto. Mis principios personales y profesionales NO son negociables.
(María Victoria Zapata B).

—-

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *