Capsulas de Carreño

“DIM, sentimiento que se lleva bien adentro” (IV).. Juan Carlos Aristizábal..

dim-17

Por María Victoria Zapata B.
maria-victoriadim-103

Siempre, siempre,   el del aniversario de fundación del  Deportivo Independiente Medellín, será un día diferente para la hinchada del Equipo del Pueblo.   Y el lunes 14 de noviembre, día sagrado  en que nosotros,  la feligresía roja del DIM  celebramos con infinito orgullo  los 103 años  de existencia de nuestro muy amado  Rey de corazones.

Ya en otras  oportunidades hemos exaltado la efemérides Poderosa  a través de su  cronología, de sus  inolvidables jugadores, de sus emblemáticos y muy recordados hinchas, de las manifestaciones del inigualable amor  expresado  en caravanas, tifos, majestuosos recibimientos y, por supuesto, de la monumental bandera que cubre  la totalidad  de  las tribunas y  arropa por completo  a la hinchada  del deportivo Independiente Medellín.

Hoy, en este nuevo cumpleaños del DIM,  la inagotable pasión del hincha dejará de enfocarse en  las graderías del estadio  se  capturará su imagen  desde  otro espacio y  desde otra lente: La  del narrador, la  del  analista, la del comentarista y la del periodista,  todos ellos testigos excepcionales e imprescindibles de cada  jornada de fútbol y de cada alegría o frustración rojas. En su ejercicio profesional, ellos  han recorrido  largos tramos  en la variada y rica historia Poderosa.

Por ello,   en esta ocasión, el  homenaje en  la conmemoración de los 103 años de fundación del Decano del fútbol en Colombia será  desde la cabina de transmisión, desde el raciocinio del especialista y desde la fluida pluma del periodista deportivo. El recuento de momentos inolvidables,  la semblanza de  hinchas que quedaron en el recuerdo y en la centenaria historia,  la visión sociológica, la  condición hincha-periodista y algunas anécdotas  que  reescriben de mil formas más, la Poderosa  pasión del seguidor del Equipo del Pueblo.

Para  Juan Carlos Aristizábal  mi reconocimiento y gratitud por su amabilidad y colaboración.


juan-carlos-aristizabal
JUAN CARLOS ARISTIZÁBAL:  El DIM ” es un sentimiento que se lleva bien adentro” y como será de fuerte y profundo que siendo uno, en mi caso particular un profesante de la convicciones teológicas cristianas y entendiendo que todo “amor desmedido” hacia cuestiones del mundo es idolatría delante de Dios aun así la pasión y el afecto por el rojo siempre ha existido y nunca se ha extinguido, todo lo opuesto, permanece vital y estable desde el primer día que vi ese uniforme rojo y azul en una cancha y se me hizo el mas hermoso y el mas bello que nadie pudo inventar y crear alguna vez.

Como hincha puedo decir que no le pido al DIM nada en absoluto, solo que exista y poderlo ver, se podrá decir y mas con los discursos modernos, que es una mentalidad mediocre y conformista, yo no lo veo así, es que no soy hincha para que el club me retorne nada, un aficionado lo es simplemente porque sintió una vocación y una convicción de querer y amar a una institución sin un porque determinado ni un motivo exacto, solo porque el amar desinteresadamente le produce gozo, deleite y placer.

Ahora como periodista mi posición cambia radicalmente, tengo por exigencia de mi profesión que pensar las cosas diferente, y digo claramente pensar, porque el sentimiento pasa a un segundo plano, no es que ya no ame al DIM pero debo amar mas mi labor que con esfuerzo y dedicación logré construir, si me niego como periodista estaría negando mis conocimientos y si niego lo que sé me estaría negando a mi mismo como persona y como profesional.

Siempre he dicho que la mejor posición para ver el fútbol es como aficionado, hay mas “licencias” que te son permitidas y su única obligación es apoyar y disfrutar, el hincha no va a “trabajar” el partido, mientras que ser el técnico, el medico, el kinesiólogo, el utilero, el directivo o el PERIODISTA te hace estar en el escenario para cumplir unas labores que generan unas obligaciones frente a otras personas sobre las cuales hay una responsabilidad y un compromiso laboral que obligan a dar resultados, eso cambia la perspectiva.

Igualmente cuando uno es periodista adquiere el “Inri” o el “karma” de verse “obligado” a criticar pues un periodista que no critique nada para la gente seguramente será alguien sin conocimiento, si al analista todo le parece que está bien y que es perfecto y nuca “reclama” nada la gente lo verá como poco “ético” o falto de “competencias”.

Finalmente le toca al periodista que también es hincha dividir su corazón entre la profesión y el aficionado y dar prioridad a lo que sabe y estudió por encima de lo que ama, teniendo en cuenta que el trabajo también se puede amar; igualmente debe aprender a dominar sus propias “pasiones” y dejarlas en un “leve reposo” mientras se esta trabajando, luego posterior a todo y en un lugar mas de uno solo se pueden “liberar” esos “locos internos” y sentir como siente el hincha.

Sobre como veo a los demás hinchas, creo que la afición del DIM ha cambiado, no se si para mal o para bien, no sería justo definir eso ni creo que pueda hacerlo, simplemente el estilo de hincha antiguo que disfruta solo con la existencia de su club ya no es la mayoría, y si aun lo es entonces la nueva hinchada hace mas ruido y se siente mas porque si pareciera que ha mutado.

Ahora la afición exige mas, presiona mas, pide mas a las directivas a los jugadores e incluso demanda mas a los periodistas, recuerdo que en mi tiempo pocos reclamos se escuchaban en contra de jugadores, directivos, técnicos o de la prensa entre los aficionados, la gente era mas tranquila y aceptaba las cosas como venían pero ya no es así, vivimos en un mundo de mucha inmediatez donde hay mas posibilidades de que el hincha pueda opinar y pueda interactuar con los “protagonistas” de lo que le gusta y ama; el internet y las redes sociales han facilitado eso y es una herramienta que usan los hinchas para hacerse sentir o valer.

Creo que igual y a pesar que se notan cambios en la afición del “poderoso” en general y en su inmensa mayoría sigue siendo en esencia la hinchada que apoya, que respalda que nunca abandona y que cuando mas complicado está todo para el club es precisamente cuando se hacen presente y marcan la diferencia con otras hinchadas, es decir su verdadero ser sigue estando latente y vigente que es el amor incondicional hacía el club.

Cierro con esto, creo que es positivo que a los medios lleguen personas que sean hinchas del DIM; los mismos están “inundados” de colegas que tienen su gusto por otras instituciones, eso es respetable y nadie se los critica, están en su pleno derecho, solo digo que la “balanza se equilibra” cuando personas con preparación, con estudios, con capacitación, con conocimientos e idóneos para ejercer la profesión de periodistas son al mismo tiempo simpatizantes del DIM pues la “causa” roja nunca estará “desamparada”.
(Continuará..)

 

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *