Capsulas de Carreño

“Dios me reservó el ascenso con Leones”: Aguirre

Foto: Cortesía El Escenario de los Clásicos.

Por Alfonso Ramírez Jaramillo

Juan Felipe Aguirre Tabares vive en Bello. Desde los cuatro años tuvo un balón en sus pies; las lámparas y ventanas de la casa no se escaparon de ser rotas por la prominente figura del futuro.

Viendo la facilidad del pequeño Felipe para dominar un balón, su padre lo ingresó a la Escuela de la Universidad de Antioquia. Allí estuvo cinco años, de donde pasó a otra escuela llamada Sueños del Fútbol, del periodista Giovanny Valencia, en el barrio Manrique. 

En este once su talento lo lleva a jugar una Ponyfútbol a la edad de nueve años, para luego ingresar a Envigado F.C y participar en el torneo local de la Ciudad Señorial de Colombia. 

A sus 11 años le recomiendan que se presente al Atlético Nacional. Para entonces no había becas en el equipo verde de Antioquia, por lo que tuvo que pagar la mensualidad. Su primer técnico allí fue Nicolás Erazo; Felipe pasó la prueba y se quedó en las divisiones menores del Rey de Copas. 

Su estatura siempre lo llevó a jugar de zaguero central. También hizo parte durante cuatro años de la Selección Antioquia en dos categorías, infantil y juvenil.

La hora de la decisión

Llegó a Leones luego de su último año en Nacional: era profesional sí o sí, porque su paso y edad ya no le daban para seguir en divisiones menores. Fue entonces cuando Nacional junto lo cedió al equipo felino en préstamo con otros compañeros. Desde entonces ha sido el dueño del puesto en Leones. 

“Fue un momento feliz, porque obviamente uno sabe que en Nacional siempre lo van a ver a uno como un juvenil. Así uno tenga buenas características siempre lo van a mirar así. Había que buscar otros equipos; gracias a Dios Leones me dio la oportunidad”, comenta el zaguero felino. 

En Nacional aprendió la disciplina y la formación como persona, que rápidamente lo fueron llevando a la madurez futbolística. Recuerda con cariño a sus técnicos Nicolás Erazo, Hernán Darío Herrera, León Villa y en ese entonces a Juan Carlos Osorio.

“Es muy recto y sabe mucho, demasiado. Con ese señor aprendí mucho, más que todo con el balón, inicio y salida, Me tenía bien referenciado. Yo entrenaba con Marlos Moreno en la profesional, tenía el sueño de todos que era debutar en el equipo mayor. Lastimosamente me lesioné en esa pretemporada y cuando me recuperé ya había llegado el profesor Reinaldo Rueda. Por ende, él no me conocía, pero Dios sabe cómo hace sus cosas y gracias a Él estoy aquí en Leones; me tenía guardado ascender a la primera división y este año romperla acá”, señala Aguirre.

Recuerda lo duro que fue estar en Turbo. La familia le hizo mucha falta, sus padres y hermanas. Ahora su progenitor está a un lado de su piel. El año anterior se marchó a la eternidad en agosto, y recuerda con nostalgia el último partido que su padre lo vio, cuando el equipo estaba en Envigado. 

“Jugar el torneo de la B es muy duro. Las canchas, los veteranos que son muy mañosos, que van y te dicen cosas aquí, allá; obviamente los climas. Pero en Leones te ayuda mucho porque esto aquí es una familia; desde el presidente cuando me recibió de una manera cordialísima, tan sencillo y tan humilde; luego el profesor, y cuando pasó lo de mi papá, me llamaban, sentí el apoyo de todos, el presidente mandó flores a la casa, entonces esas cosas se quedan eternamente en e corazón”, declaró el zaguero central. 

Y añadió: “Cuando uno ve que los directivos son humildes y sencillos, obviamente a uno se le impregna esos valores, esa unión hizo que lográramos lo que obtuvimos el año pasado”. 

Un momento muy duro que ha vivido en el fútbol fue cuando el equipo regresó de Urabá. Recién llegaron a Envigado se lesionó y pocos días después se le murió el papá. “Obviamente uno estar lesionado es lo peor que puede tener un jugador, y la falta de mi padre también fue un golpe bastante duro”, expresó. 

Aguirre no olvida el gran momento cuando levantó la copa al ganar el ascenso: “Fue una alegría enorme porque uno recuerda todos los sacrificios, todos los dolores, también las cosas buenas que uno vivió. Yo ni la creía cuando alcé la copa porque siempre pensábamos cada año que iba a ser de nosotros, pero esa noche fue increíble. Obviamente agradecer a Dios. Yo estaba tranquilo y le dije que hiciera su voluntad. Para mi Dios es todo; sin Él no soy nada”, explicó. 

Su gran compañero en Leones es Edisson Restrepo Perea. “Desde que tenía 12 años estoy jugando con él. Eso marca mucho, tanto afuera como adentro; en el terreno de juego ya sabe uno como juega él, los movimientos y más que jugamos ambos en la misma posición, mucho más fácil es conocernos todo”.  

Pasado, presente y futuro

Del técnico Juan Carlos Álvarez dice que “el profesor sabe demasiado y le gusta mucho el balón. Eso es bueno, porque me ha ayudado mucho con la posesión del balón, con el orden. Como persona es inigualable. A pesar de que ha estado en grandes equipos, ha tenido buen recorrido, tiene una humildad enorme”. 

El gol que más recuerda de los tres que ha marcado fue uno en Turbo: “Mi papá estaba en esos momentos hospitalizado y yo jugando, me puse a llorar. Fue un partido contra Real Cartagena que ganamos 4 x 0. Fue el último partido que jugamos allá y luego nos vinimos para Envigado”. 

Su sueño lo traslada a Europa. Se ve jugando en equipos grandes, en su Real Madrid del que es hincha y del Manchester United. Su referente mundial es Charles Puyol. Para Aguirre, el catalán es un gran jugador y deja todo en la cancha, porque va a todo balón con esa vehemencia y fuerza. 

De su padre, un recuerdo imborrable: “Siempre desde la tribuna me gritaba ‘¡papi! He vuelto por ti’. Los Dominicanos era un programa que él se veía y siempre me saludaba como un militar. Incluso el gol que hice contra Fortaleza  lo celebré así al cielo. Sus consejos siempre los recuerdo”.

 Enfrentar la primera división “es un reto muy grande, tan grande que nos va decir si estamos para esto o no. La vimos dura e hicimos un gran esfuerzo para el ascenso, pero esto es ya la A, todo mundo está pendiente de uno, todo mundo la ve, ya estamos con gente que está en su mejor nivel, no como en la B que llegaban cuando se van a retirar, y es la proyección para el futuro, si está bien se vende o de lo contrario se queda”, concluyó . 

FICHA TÉCNICA

Nombre: Juan Felipe Aguirre Tabares

Fecha de Nacimiento: 29 agosto de 1996

Posición: Zaguero central

Perfil: Derecho

Talla: 1,86 mts

Equipos:

  • Escuela Universidad de Antioquia
  • Escuela Sueños del Fútbol
  • Envigado F.C
  • Atlético Nacional
  • Selección Antioquia
  • Itagüí Leones
Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *