Capsulas de Carreño

Eliminatorias y Fútbol Base. Por Armando Villegas

Por Armando Villegas

*Debemos entender como se gesta nuestro fútbol base para entender con mejor compresión nuestro fútbol profesional.

Hace días se disputaron las Eliminatorias Suramericanas rumbo al mundial de Rusia 2018, donde se pronosticaron ciertos resultado que como siempre, desconcertaron a más de un analista,  quienes desde la lógica de los nombres y combinados se atreven avizorar que según dicha lógica, tal selección debería imponerse a la otra en el marcador.

 

Pero se olvidan que el fútbol responde a la lógica de lo impensado y sobre todo esta parte del mundo, donde se encuentran en mi opinión, mayor cantidad de jugadores que técnicamente están mejor dotados para jugar al fútbol de espectáculo, poseyendo una excelente psicomotricidad coordinativa para dominar el balón a su antojo, acortando así las distancias competitivas entre una y otra selección.

 

En este sentido, por dicha espectacularidad para jugar al fútbol, apuntan los analistas en el papel que tal selección que posee tales jugadores en la ofensiva, debería llevarse el resultado a su favor, porque contar con jugadores que sobresalen por sus extraordinarias cualidades técnicas ofensivas en el fútbol de Europa por ejemplo, deben hacer la diferencia cuando vienen a jugar en Suramérica.

 

Pero en esta conjetura apresurada,  omiten injustamente a los jugadores suramericanos que juegan en la defensiva, se olvidan de los habilidosos centrales, laterales y volantes de marca, quienes desde el fútbol base vienen ya preparándose para contrarrestar a los habilidosos jugadores del drible, la finta y la gambeta, es decir, desde que son niños están acostumbrado a lidiar con este tipo de jugadores que hacen magia con el balón, que en Suramérica existen por cantidades desproporcionadas.

 

En el fútbol base suramericano, es donde se encuentra la mayor cantidad de niños que dominan con una facilidad innata el arte del drible, la finta y la gambeta, formando parte de su juego natural, siendo acciones motrices que no son necesariamente entrenada, surgen de manera espontánea, basta con sólo asistir un fin de semana a una jornada de fútbol base para percatarse de dichosa virtud, donde se puede apreciar los futuros Messi, Neymar, William, Jame, Alexis, entre otros.

 

Ante esta habilidad psicomotora e innata en el manejo del arte del drible, la finta y la gambeta de nuestros niños suramericanos, se van formando a la par los niños que se destacan en acciones defensivas, los cuales poseen las mismas habilidades motrices para coordinar movimientos específicos para contrarrestar el drible, la finta y la gambeta, por lo que de igual modo, podemos ver en el fútbol base suramericano, a los futuros Tiago Silva, Casimiro, Cristian Zapata, Carlos Sánchez, Tomás Rincón, entre otros.

 

Desde esta perspectiva, se puede entender porque a un Messi le ha dificultado tanto sobresalir en Suramérica con el mismo performance con el que se destaca todos los fines de semana en Europa. La calidad técnica psicomotriz de los defensores suramericanos está condicionada desde temprana edad para frenar a jugadores habilidosos con el balón, siendo en mayor proporción que los defensores europeos.

 

Por lo que puedo compartir el análisis de ciertos especialistas que afirman que la eliminatorias suramericanas son las más difícil del mundo, pero no desde la posición de decir que lo sean sólo por las condiciones geográficas ni porque se meta más hombría,  sino por porque en esta región del mundo contamos con un alto desarrollo psicomotriz para desplegar una calidad técnica extraordinaria, tanto para atacar como para defender, lo que hace que los partidos entre selecciones sean muy disputado, observándose duelos individuales en todos los espacios de la cancha entre atacantes y defensores.

De manera de nota: Debemos entender como se gesta nuestro fútbol base para entender con mejor compresión nuestro fútbol profesional.  Europa nos aventaja en el orden y disciplina táctica, porque forma parte de su fútbol base, mientras que acá el niño se forma jugando libremente, allá se forma en un juego con conceptos pre-tácticos, acá el niño tiene más espacios para la actividad lúdica, allá tiene menos espacios, acá colocamos la técnica y allá colocan la táctica.
@dtarmando
@dtarmandovillegas

 

 

 

 

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *