Capsulas de Carreño

En Tunja: Del sufrimiento a la alegría. Por María Victoria Zapata B.

TUNJA. Andrés Ricaurte se dirige a los hinchas rojos que fueron hasta el estadio La Independencia. Fue la rúbrica del DIM en esa difícil plaza, el segundo gol, el de la victoria. Foto tomada de la página web del DIM.

Por María Victoria Zapata B.

 

¡Que hermosa será la fiesta que nos espera el próximo miércoles en el Atanasio…!!!

—-

Muy complicado el partido en el estadio La Independencia,  de Tunja, en el primer tiempo  y demasiado meritorio el triunfo  del DIM ante Boyacá-Chicó, en los 45  finales.

La preocupación por un primer tiempo enredado difícil,  dio paso a la desazón  en el minuto 55 por la anotación de  Misael Riascos, después a la tranquilidad por cabezazo de Murillo que empató el partido y, finalmente, a la euforia con el gol de la victoria en tiempo de reposición.

Con ganas, con voluntad, con fútbol  en el período complementario y con un equipo de obreros, el DIM  sumó sus primeros tres puntos en condición de visitante.

Primer tiempo  difícil
Flojo  el comportamiento defensivo de Independiente Medellín  en  el período inicial.  A la carencia de filtro en primera línea de volantes, que facilitó el despliegue ofensivo del cuadro local, se sumaron las ya reconocidas deficiencias por las bandas, que agudizaron la falta de solidez en la zaga roja.  Una y otra vez llegó Boyacá-Chicó a predios de David González y una y otra vez el cancerbero del DIM  se exigió al máximo para evitar la caída de su valla.

Confundido lució el DIM en los  primeros 45 minutos de juego. Obligado a cumplir una doble función- en marca y ataque- el fútbol del volante Andrés Ricaurte perdió  brillo y funcionalidad. De otro lado,   debido a la fuerte presión  que  ejerció el  onceno boyacense en mitad de campo,  el  Medellín intentó, erróneamente, jugar al pelotazo y fue absorbido por el sistema táctico  local. Careció  de  manejo  e  ideas en zona medular   y de   opciones de gol en los primeros 45 minutos. Tan solo una  de Germán Cano, al 34, que sacó de la raya el defensor Jordy Monroy.

Sin concesiones
Sacudido de la marca férrea, de la presión y  de la poca tenencia del balón,  Independiente Medellín  recuperó  balón y terreno en mitad de campo, permeó el sistema táctico local  y se volcó en un fútbol ofensivo en el período complementario.  Fue, sin embargo, el Boyacá-Chicó, el encargado  de abrir el marcador, al minuto 55, con en una acción en la que la zaga roja pecó por su pasividad.

El 0-1 no amilanó al DIM. Por el contrario,  buscó  con más insistencia el arco de  Sergio Avellaneda y logró 7 minutos después la paridad,  en  un cabezazo del zaguero  Jesús  David Murillo.  Con los relevos de  Yairo Moreno y Juan Fernando Caicedo por Rodín Quiñones y Leonardo Castro,respectivamente,   ambos al minuto 70, y de Germán Cano por John Edison Hernández, al 80,  el  técnico Ismael Rescalvo  no solo oxigenó el equipo sino que  le dio más  libertad de acción a Andrés Ricaurte y mayor vocación de ataque al DIM.

No bajó la guardia el Medellín. Tampoco cesó en su búsqueda del gol vencedor… Una jugada  colectiva en tiempo de reposición, (minuto 90 +1)  en la que intervinieron Mauricio Gómez, Leonardo Castro y, finalmente, Andrés Ricaurte,  le entregó el segundo triunfo consecutivo del  torneo  al Deportivo Independiente Medellín y  le permitió  conservar el liderato en la tabla de posiciones. Igualmente le augura una inmejorable asistencia para su duelo del próximo miércoles, un verdadero clásico,  ante Millonarios,  actual campeón de Liga y Superliga.

 

Un DIM  con otro semblante
No obstante las dificultades vistas  en el periodo inicial como  las hace tiempo  detectadas deficiencias defensivas por la carencia  de laterales definidos  y los problemas en marca en mitad de campo,  generados por  la ausencia, por sanción,  de  Didier Moreno en estos dos primeros partidos del campeonato, el DIM modelo 2018 continúa   destacando sus nuevas motivaciones y  su nuevo fútbol

En el aspecto  anímico  se observa una escuadra aguerrida, con objetivos y  sentido de pertenencia, características  extraviadas en  el torneo inmediatamente anterior.

También se percibe una sorprendente  versatilidad en algunos  de los jugadores, entre los que sobresalen Mauricio Gómez y Andrés Ricaurte.  Y  brilla, así mismo,  por su temperamento y precisión en los pases   Daniel Restrepo, un jugador con un estilo de juego  que se asemeja bastante al de John Javier, Choronta, Restrepo,  y  quien hasta ahora ha mostrado ser  un socio  de excepción  para Didier Moreno.

En ese orden de ideas, y teniendo en cuenta que el DIM   adolece de un  10 genuino,   todo parece indicar que la generación de juego  en el actual semestre  recaerá en  Ricaurte, un volante con extraordinaria visión de arco contrario y de mejor desempeño cuando  se ubica en segunda línea de volantes, y en Gómez, un centrocampista que por su técnica y capacidad de sacrificio ya empieza a marcar diferencia en el DIM.

Contamos, igualmente, con jugadores de relevo, lo que se traduce en variantes tácticas y estratégicas para el cuerpo técnico, cuando la situación así lo amerite.

¿Qué faltan  asuntos por corregir? Si.  Faltan,  por ejemplo,  una defensa más sólida, unos  laterales que cumplan con su función  como debe ser  y la definición de  algunas posiciones en mitad de campo, lo que redundará en   una mayor conexión entre medio campo y ataque para  darle, de esa manera,   relevancia a la labor de armado y  al accionar  de  goleadores puros como Germán Cano y Leonardo Castro.

Finalmente,   ganó el DIM en una plaza difícil  como la de Tunja y con un fútbol que sin ser brillante, fue combativo, con  rápidas transiciones de defensa a ataque y, ante todo, efectivo. Pasamos del sufrimiento a la alegría y  vimos un DIM que aunque en construcción continúa mostrando hechos para destacar. Es un triunfo sin concesiones y con un Medellín que  ahorró una sola gota de sudor.

El próximo miércoles nos espera un gran partido en el  Atanasio Giradot.   Que hermoso será  ver   todas las tribunas colmadas de seguidores Poderosos y  todos los rincones del estadio pintados de rojo. Que hermoso será escuchar 40.000 hinchas cantando y alentando sin cesar.  ¡Que hermosa será la fiesta que nos espera…!!!
(María Victoria Zapata B.)

Compartir:

4 comentarios

  1. luis felipe Lastra velez

    12 febrero, 2018 at 6:45 pm

    *Esto apenas comienza
    Contra Millonarios está el verdadero examen…que mas que es contra el campeón…hasta el momento excelente los 6 puntos y liderato del campeonato, pero esto apenas comienza…alegra eso si que los nuevos jugadores están rindiendo casos Murillo, Ricaurte y Gómez…mas el regreso del goleador Cano que es un motivante al resto de la nómina…no nos montemos tan rápido en el bus de la victoria,faltan 17 partidos mas….
    Luis Felipe Lastra Vèlez

    Del editor. De dónde escribe, de cuál ciudad…

  2. Pablo Calle

    12 febrero, 2018 at 4:45 pm

    *Triunfo valioso desde lo anímico
    Don Alfredo, cordial saludo. Un caluroso abrazo a la comunidad Cápsulas y muy especialmente a María Victoria, cuyo comentario me parece totalmente acertado.

    Ciertamente es un triunfo muy valioso desde lo anímico. Si bien por momentos se sufrió en Tunja, especialmente en los primeros 20 minutos, con agrado veo que los jugadores del rojo no se han dejado amilanar por la circunstancia adversa. En una cancha deficiente, una altura que dificulta las cosas, el horario (2pm) que no pudo ser más perjudicial y un rival con oficio, las cosas se le venían poniendo moradas a los dirigidos por Ismael Rescalvo.

    Sin embargo pese a las vicisitudes propias del juego, qué satisfactorio ver cómo el Poderoso supo reponerse incluso de un gol en contra para remontar y salir airoso sobre el tiempo de reposición.

    Lo más destacable en estas primeras dos fechas es el rendimiento de Ricaurte y Gómez. Dos refuerzos que no necesitaron tiempo de adaptación porque desde ya están marcando diferencia.

    Ricaurte es un volante con excelente visión de juego, muy buena técnica y personalidad. Desde primera línea de volantes está cumpliendo simultáneamente con la labor de marca y creación. Hoy por hoy es titular inamovible y desde ya recomiendo a don Raúl Giraldo ir sacando el billete para adquirir su pase. Mil gracias también al médico del Junior que lo descartó por el tema físico cuando estaba a punto de fichar por el equipo tiburón.

    Sobre Mauricio Gómez, decir que es un ‘extremo’ o ‘puntero’ como hace rato no teníamos. Y vaya si en el fútbol moderno es vital tener jugadores habilidosos por banda, que ayuden a abrir la cancha y generar amplitud. Gómez dio dos asistencias ante Huila, pero no dos pases genéricos sino que generó jugadas por banda donde combinó velocidad, regate y precisión para buscar al delantero (en ese caso Caicedo) y dejarlo mano a mano frente al portero.

    Ante Chicó le conté a Gómez: Un desborde en el primer tiempo que generó un tiro libre peligroso, que debió ser amarilla; un remate en el larguero terminando el segundo tiempo, y por último la gran pelota que le baja a Castro para el agónico gol que nos dio los 3 puntos.

    Si bien hemos contado con algo de suerte, pues ante Huila el marcador fue largo y ante Chicó el empate era lo más justo, me parece que en estas dos fechas que van de torneo Medellín ha sido premiado por su actitud en cancha. Hay temas tácticos por corregir, en especial en defensa porque nos llean facil, sin embargo las falencias hasta ahora se están compensando con trabajo en equipo y mucho sacrificio. Veo un equipo de ‘obreros’, donde todos tratan de dar una mano tanto en ataque como en defensa.

    Esto también es mérito de Ismael Rescalvo. En lo poco que lleva he visto un DT coherente, con sentido común y ejerciendo un liderazo positivo. Ha sacado una nómina (la misma en ambos partidos) que obedece a un sencillo esquema 4-4-2 con los jugadores que mejor rendimiento han mostrado en cancha. Hasta ahora los jugadores parecen entender el esquema y sus funciones individuales.

    Los cambios realizados por el DT también me han parecido lógicos, y en ruedas de prensa lo he visto declarar con sencillez y coherencia. Dicen los que saben que el profe Rescalvo es un excelete motivador y sabe sacar lo mejor de cada jugador. Por ahora todo le está saliendo a placer. Esperemos tenga también autocrítica y sepa sortear momentos difíciles que sin dudas llegarán en algún momento del torneo.

    Tenemos, pues, unos buenos ahorros para encarar dos fechas de rivales más complicados, con mejores nóminas y más jerarquía. Coinciden estas fechas con el regreso de Didier Moreno, quien venía pagando dos fechas de sanción. ¿Qué hará Rescalvo? ¿Sentará a Daniel Restrepo o lo pondrá al lado de Didier, haciendo un “cuadrado de seguridad”? ¿Sostendrá a Caicedo, pondrá a Castro, jugará con Cano solo en punta?

    A mí me gustaría ver a Atuesta por Yairo Moreno y a Castro por Caicedo. Sería bueno que un muchacho como Atuesta le ayudara a Didier (o Restrepo) en marca y también apoyara a Ricaurte en generación, para quitarle tanta responsabilidad y evitar que el rival lo anule al identificarlo como único generador de juego. Lo de sentar a Caicedo por Castro, básicamente me gustaría porque me parece que el “chacho” es mejor complemento para Cano, pues puede ocupar por momentos la banda derecha, no es un 9 clásico de área y le va mejor llegando desde atrás.

    El caso es que más allá del módulo y los 11 jugadores que decida sacar al campo el profe Rescalvo, los hinchas rojos esperamos seguir viendo en cancha un Medellín combativo, luchador, que no baje los brazos y demuestre el pundonor que le vimos ante Boyacá Chicó.

    A pesar de lo mucho que aún hay por corregir, veo al equipo bien encaminado, con voluntad y sacrificio. Por esa senda debemos seguir.
    Pablo Calle, columnista Cápsulas

  3. jose ignacio lopez

    12 febrero, 2018 at 3:03 pm

    *De los marcadores actuales del DIM
    Don Alfredo un saludo para ud y sus lectores. ¿Cuál será la solución que tiene el técnico Ismael para reemplazar a los dos marcadores de punta actuales. ? !Que sufrimiento tan verraco ver a estos dos muchachos . Cualquier puntero medio habilidoso les embolata la papeleta y nos pone a sufrir a los espectadores.
    José Ignacio López

    • luis felipe Lastra velez

      13 febrero, 2018 at 9:52 am

      *En respuesta a José Ignacio López
      Está Anchico y Elvis Mosquera..
      Luis Felipe Lastra Vèlez, New Jersey

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *