Capsulas de Carreño

Esta mañana huele a pisco, cebiche y mucha ilusión


Por Michelle Andrea Arias,

Lima

No hay ni una sola entrada para vivir el partido desde el estadio; no había pasado más de 60 minutos desde el momento en que iniciaron la venta de boletas y yo ya tenía el turno  65.000. Y es que ésta ilusión nadie la quiere vivir sin estar ahí, alentando a la Selección, gritando desde el fondo del corazón “Ahora más que nunca.Vamos Perú. ¡Carajo!”

 

Hoy el ambiente se siente tenso, porque el futuro es aún incierto, pero la ilusión es palpable; los peruanos creen, ellos quieren creer y no tienen miedo de soñar que ese cupo es posible. Una vez más las camisetas de la Selección del Perú hacen parte del paisaje, las cábalas acerca de lo que pueda suceder esta noche en Lima, en Sao Paulo, en Quito y en Asunción están a la orden del día.

 

Por primera vez la calculadora es más importante que el celular y ya se sabe que a las 6 de la tarde no habrá ni un alma en las calles. Hoy, por fin, llegó el motivo perfecto para reunirse con los amigos y la familia, para escaparse de la oficina temprano (el Presidente declaró jornada no laborable a partir de las 4 pm) o para no ir a clases. Hoy es un día histórico, porque eso es el fútbol para los latinoamericanos; porque este deporte nos acelera el corazón, nos une, nos pone del mismo lado y todos soñamos con una misma ilusión.

 

No importa cuál sea el resultado de ésta noche en Lima, no importa si Argentina avanza o si Colombia se queda. Hoy lo que importa es lo que este equipo soñador y guerrero ha logrado; porque soñarlo lo hace posible y lo que estos muchachos han conseguido hasta ahora, ya es  digno de reconocimiento y de seguirles apostando para lo que venga.

 

Levantemos los piscos y brindemos, porque ya la Selección del Perú es digna vencedora de éstas justas. ¡Arriba Perú!

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *