Capsulas de Carreño

Fútbol Colombiano 2018. Por Alexis García Vega…


Por Alexis García Vega

*Mientras los técnicos Colombianos triunfan en el exterior, el peso de la novedad va a buscarlos allí para ponerlos en el fútbol doméstico.

A punto del comienzo de una versión más de nuestro fútbol Colombiano, en el que los torneos de  5 meses venden una historia de vencedores y vencidos, que no necesariamente hablan de quien fue el mejor, ni que admiten procesos que construyan futuro, solo el presente y el peso de la moda importa.

Los equipos llamados “grandes” le seguirán apostando al peso de la novedad de los técnicos extranjeros: Nacional, el estandarte de otra época, base de selecciones Colombias exitosas le apuesta a un técnico Argentino, Medellin a un Español, Cali a un Uruguayo, America a un Uruguayo, Millos a un Argentino, Santa Fe a un Uruguayo,

Se viene una final que impondrá una moda por un corto tiempo, me lleva a pensar que mi opinión si la lee por aquí alguien diferente a mi esposa y mis hijos, será dejarles claro que intentaré quedar bien con todo el mundo aunque lo más importante seguirá siendo quedar en paz conmigo mismo.

Tanto en la vida como en el fútbol buscas el equilibrio sabiendo que en ambas situaciones todo depende de los elementos que poseas y pondré mis opiniones porque considero que no hay nada más peligroso que no arriesgarse a decir lo que piensas.

Considero que lo que caracteriza a un entrenador es lo que los jugadores opinen de él, cuando todo haya terminado, en esa aventura de recorrer un camino tras unos objetivos, quedarán a lado y lado de la vía todas las diferencias y los esfuerzos que pasaron juntos y sin máscaras, sin coartada podrán decirse las verdades.

Hoy en día que el fútbol se ha vuelto voyerista para los entrenadores que se dedicaron a mirar permanentemente lo de los otros, se generó una prostitución intelectual, en donde se toman permanentemente las ideas ajenas y se cambian por otras al ritmo de la crítica del momento.

Se hace necesario un reciclaje de los objetivos, un despertar de conciencias hacia los procesos reales en el tiempo, no a la moda, ni a los logros momentáneos.

Mientras los técnicos Colombianos triunfan en el exterior, el peso de la novedad va a buscarlos allí para ponerlos en el fútbol doméstico.

Bolillo triunfa en Panamá, Rueda en Brasil y ahora es contratado por Chile, Pinto en Honduras, Lara en El Salvador, Osorio en México.

Se viene un año futbolero a nivel mundial y nacional, el mundo volverá a girar alrededor de un balón, las emociones serán condensadas nuevamente a través de la caja mágica, desde allí seremos más felices o infelices dependiendo de lo que salga con respecto a los equipos que nos emocionan.

En lo personal seguiré intentando encontrar partidos en los que juegue Messi, Cristiano, Jarlan, Macnelly, Neymar, Hazard o cualquier jugador que me saque una sonrisa, seguiré pasando los canales de el televisor en búsqueda de una emoción que me arregle la semana.

Compartir:

6 comentarios

  1. Gloria esther Daza

    7 marzo, 2018 at 9:21 pm

    *Un Nacional argentino
    De acuerdo con lo de Atlético Nacional, que eran puros criollos, ahora es un Nacional pero Argentino,
    Gloria Esther Daza, Valledupar

  2. Gilberto Maldonado Bonilla

    11 enero, 2018 at 8:53 pm

    *Entrenadores nacionales en su laberinto
    De repente se nos ha despertado el nacionalismo. Ahora nos lamentamos que los técnicos nacionales hayan ido a parar el mítico “cuarto de san alejo”.

    La legión extranjera de técnicos en el fútbol profesional no es una moda. Obedece esta fenómeno a un fútbol que pretende y necesita un nuevo aire. ¿Son cuerpos técnicos foráneos el nuevo salto cualitativo que requiere el fútbol profesional colombiano?

    Lo dudo. Como tampoco creo que una ola de directores y cuerpos técnicos nacionales por si misma sea la solución. A unos y otros, entrenadores nacionales y extranjeros, los sostiene lo accidental, lo casual: el frío resultado.

    ¿Buenos técnicos? ¿Malos técnicos? Nunca lo sabremos mientras lo casual, el resultado por el resultado, sea el eje sobre el que gire el fútbol.

    Se hace paradójico que nosotros, autistas por excelencia; alérgicos al colonialismo futbolístico y destinados a colonizar culturas con un fútbol muy superior estemos invadidos por una legión de directores técnicos foráneos.

    Definitivamente, somos bipolares; somos cíclicos. Nacionalistas cuando sentimos que la mediocridad del fútbol nos ahoga; y nos convertimos en colonia que mira lo foráneo como el remedio infalible contra la mediocridad y el conformismo del fútbol que nos corresponde apreciar.

    En el fútbol-industria, resultadista y pragmático, los conocimientos y verdadera la capacidad de los directores técnicos serán un verdadero misterio independiente de su nacionalidad.

    Pese a lo anterior, ratificando la igualdad de los entrenadores en el contexto del fútbol-industria, no puede uno dejar de pensar en las consideraciones de los directivos para preferir el director técnico extranjero sobre el local.

    Muchos de los que se lamentan ante el laberinto donde están concentrados los directores técnicos nacionales son los mismos que levantaron ese laberinto.
    Gilberto Maldonado Bonilla, columnista Cápsulas

  3. Jaime Leon Gómez A

    11 enero, 2018 at 12:58 pm

    *Sigue la novela en Atlético Nacional
    Con lo de los jugadores para este torneo, no es posible que Pasto tenga ya 15 refuerzos mientras el Verde no tenga ni uno sólo y además los jugadores todos los días están más distantes de llegar en este 2018 de finiquitar alguna vinculación con el equipo antioqueño.

    Así pues el presente del equipo se torna incierto, llegar a una competencia de alto nivel como la Copa Libertadores y los torneos colombianos con una nómina sin hacerle ni el más mínimo retoque,huele a suicidio, a fracaso anunciado a hacer un oso de marca mayor, entonces no se que piensan los directivos verdolagas.

    Ya el primer torneo se deberá jugar con lo que hay y esperar un milagro que algo pase y ese algo no es otra cosa que lleguen jugadores nuevos y de primer nivel como Nacional se los merece.
    Jaime León Gómez A., Sabaneta, hincha del Verde

  4. Carlos Julio Zapata Uribe

    11 enero, 2018 at 9:51 am

    *El tema de los técnicos y los arqueros
    Buenos días. No será que la mayoría de los técnicos colombianos se quedaron mirándose el ombligo como se dice popularmente?, uno de los referentes de la dirección técnica que es Francisco Maturana, terminó bastante mal en el Once Caldas, igual J.J. Peláez en el Medellín. Luis Fernando Suárez fue mas directo y en cierta forma reconoce que los DT colombianos se deben preparar. Creo que más que criticar se deben auto evaluar. A estudiar señores.

    Algo similar sucede con los arqueros, hasta hace unos cinco o seis años la mayoría de arqueros eran nacionales y hoy hasta los mas pequeños tienen en ese puesto extranjeros. Algo pasa con la dirección técnica y las escuelas de los equipos.
    Carlos Julio Zapata Uribe, Apartadó

  5. Rubén Villada

    10 enero, 2018 at 11:13 pm

    *La moda de entrenadores extranjeros
    Buenas noches para todos.
    Pregunta :
    Y porque será la moda de entrenadores extranjeros en los equipos más representativos del fútbol Colombiano?
    Que se quedó en el camino?
    Será que falta actualización en los nuestros?
    Será verdad lo que quiso decir Rene … Que los nuestros están atrasados 20 años?
    Feliz 2018 para todos
    Un abrazo,
    RDV, Rubén Villada, Atlanta

  6. Jose Pablo Sañudo Escobars

    10 enero, 2018 at 10:41 pm

    *Cruda realidad
    Nacional – argentino
    DIM – español
    Millonarios – argentino
    Santa Fe – Uruguayo
    Cali – Uruguayo
    Ameérica – Uruguayo
    Junior – colombiano

    De los históricos y llamados grandes un solo técnico colombiano

    Siguen los llamados chicos y ahí hay
    Bucaramanga – argentino
    Los demás son técnicos nacionales, será entonces que para los nuestros están reservados los equipos de media tabla y los que pelean la B?
    Triste pero cruda realidad
    Josè Pablo Sañudo Escobar, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *