Capsulas de Carreño

Guerrero, ante el partido de su vida..

Paolo Guerrero, carta fundamental de Perú. Foto tomada del Diario Correo de Perú.

Por Alfredo Carreño Toro..

Paolo Guerrero nació en Chorrillos, Perú, el 1 de enero de 1984. El delantero hace parte de la brillante generación peruana que tiene soñando a todo un país y que mañana jueves (21) a las 10 a.m. disputará el partido más importante en sus carreras por cuanto contra Francia jugarán su permanencia en la Copa Mundo.

Paolo tuvo un breve paso por la cantera del Alianza Lima, pero su lanzamiento profesional fue lejos de su tierra, en Alemania, cuando en el 2003 debutó en el Bayern Munich. En el gigante bávaro anotó 12 goles en 44 partidos. Más tarde, en el 2006, el peruano fichó por el Hamburgo, en donde Guerrero logró una aceptada participación en dicho conjunto alemán durante los 6 años que estuvo allí, logrando anotar 51 goles en 183 participaciones.

Su siguiente destino fue el Corinthians de Brasil, con el que quedó campeón del Mundial de Clubes celebrado en Japón en diciembre de 2012, en donde derrotaron al vigente campeón de la Champions League, el Chelsea. Guerrero anotó tanto en la semifinal como en la final del certamen, siendo un hito, puesto que lo lógico es que el que llega como campeón de Europa se debiera imponer en este corto torneo que reúne a cada uno de los campeones de las confederaciones.

Durante su pasantía en Brasil Guerrero logró títulos colectivos con el Corinthians e individuales, siendo el goleador de su equipo en el Torneo Paulista en el 2013, lo que llamó constantemente la atención de equipos europeos como el West Ham de Inglaterra, aunque el inca rechazó esas ofertas. Una vez culminó su contrato en el Corinthians a mediados del 2015, Guerrero pasó al Flamengo, club en el que ha jugado hasta la actualidad.

Guerrero es sin dudas uno de los máximos referentes del fútbol peruano en la historia y uno de los delanteros más temibles en Sudamérica. Más allá de los hechos que lo involucraron con un supuesto caso de doping, Paolo está con su país en Rusia, presencia mundialista de la que los peruanos no eran testigos hace 36 años.

Con Guerrero a la cabeza, y tras caer en su debut ante Dinamarca, Perú buscará la heroica cuando enfrente a la favorita Francia en su segunda salida, sabiendo que no hay mañana en Rusia; si pierden, se despedirán de un sueño que parece muy pronto para desprenderse de él.

No hay por qué estar acomplejados. Perú no es menos que Francia. No obstante, no puede perdonar tanto como lo hizo contra Dinamarca, y más aun teniendo en cuenta que van a enfrentar a una serie de jugadores que no perdonan, como lo son los franceses. Si bien Francia no demostró una superioridad abrumadora en su debut, sigue siendo selección con jugadores de pegada y con vasta experiencia en este tipo de enfrentamientos.

Perú depende de Perú, y de aquellos jugadores experimentados como Guerrero que esperan estar iluminados en el partido más importante de sus vidas.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *