Capsulas de Carreño

Itagüí Leones, sinónimo de orden y disciplina


*Todas sus categorías clasificaron a las instancias mayores de los torneos, logro de por si meritorio para un club líder.

Por Alfonso Ramírez Jaramillo

Cuando a finales de octubre de 2016 el equipo Leones F.C arribó al municipio de Itagüí, poco conocíamos del onceno, solo que participaba en el Torneo Águila y que su génesis se remontaba al Deportivo Rionegro.

Lejos estábamos de saber que más allá de ello, su esencia y su alma tenían una estructura organizada, bien dirigida y con una visión futurista que pronto daría unos resultados asombrosos y sorprendentes.

Iniciando el año 2017, su equipo mayor, el profesional, se sometía a una desbandada de seis integrantes de pergaminos de alto rendimiento, estos se irían a jugar a la Primera División del Fútbol Colombiano en diferentes escuadras.

Ahí, empezó realmente a conocerse la dimensión del orden, la estructura de una organización que posteriormente llenaría las páginas de muchos medios mostrando los logros obtenidos.

El primer reto para cubrir esas ausencias era echar mano a sus bien conformadas divisiones menores (que hasta entonces no teníamos el conocimiento de cómo eran), así mismo jugársela con algunos de los tantos jugadores que se presentaron a las convocatorias de pretemporada.

PRIMER OBJETIVO
Se inicia el torneo, el objetivo Uno A era pelear el ascenso a la Liga Águila, meta que desde que se inició la segunda división en Colombia se habían planteado sus dueños, tanto los anteriores como los actuales.

El comienzo de la temporada 2017 no fue la mejor, un par de derrotas en casa y a domicilio, así mismo un empate en la tercera fecha como local, no permitieron un buen inicio de torneo, pero lo que no sabíamos era la profundidad del conocimiento de su cuerpo técnico, al ir conformando un equipo que poco a poco se le fue metiendo al corazón a la exigente y conocedora afición itagüiseña.

Juan Carlos Álvarez Cárdenas y su socio de la parte técnica Jesús Mauricio Martínez Arias, fueron uniendo las fichas como en el  ajedrez, para ir armando un equipo competitivo que se ganara no solo el respeto, también la admiración de propios y extraños.

En el primer torneo, el azar de los penales metería la mano, ello hizo que el equipo se quedara en las semifinales ante el Real Santander.

Pero vendría la segunda temporada del año, allí el equipo estaba más sólido, sus integrantes, desde su extraordinario cuerpo administrativo hasta el más humilde de sus jugadores, solo tenían en la cabeza el ascenso.

Fue entonces como durante ocho fechas consecutivas cabalgaron el torneo invictos en el primer lugar, a pesar de un par de derrotas, la clasificación estaba dada, se llega a los Play Offs y uno a uno fueron superando los rivales hasta lograr ser campeones del torneo, como si fuera poco, habían superado al primero de la reclasificación, esta situación los metería a la Primera División del campeonato de la Dimayor, independiente del juego para disputar quién sería el mejor del año frente al Boyacá Chicó.

Sin embargo, al equipo profesional no fue el único que acompañamos, también lo hicimos con sus divisiones menores, fue ahí donde vimos la dimensión de este Itagüí Leones, tener una estructura bien conformada en sus categorías menores, significa tener un futuro promisorio, no solo se tiene la nevera llena, también la despensa está abarrotada y ello es sinónimo de gran abastecimiento.

OTRAS CATEGORÌAS
En las primeras categorías en las que nos sumergimos fueron la Sub 20 y la Primera A, a cada una de ellas les hicimos un seguimiento en sus diferentes torneos, a la primera en el Torneo Nacional y a la segunda en la Liga Antioqueña de Fútbol.

Dos equipos magistralmente dirigidos por los profesores John Fredy Garcés Flórez y su asistente técnico Elkin Orlando Monsalve Jaramillo, La Sub 20 en un extraordinario partido en Cali contra los azucareros, perdieron la posibilidad de acceder a la semifinal del torneo, mientras que la Primera A en la final contra Molino Viejo perdió el torneo en la tanda de los doce pasos.

Por los lados del equipo de la Primera B, un onceno bien dirigido por los profesores Juan Carlos CastañoElkin Monsalve y José Alberto Toro, perdería la opción en la semifinal. La Sub 17 A, conducida por Luis Norberto Henao y Juan Esteban Murillo, también vio dilapidada su aspiración al quedarse en la fase de grupos.

Los más pequeños, la categoría Sub 13 A, con la orientación de Andrés Felipe Urán Acosta, llegaría igualmente a la fase de grupos. Los dos oncenos femeninos bajo las órdenes de Carlos Mario Mejía Jaramillo, tanto la juvenil como la libre harían un gran desempeño, las primeras llegarían a cuadrangulares finales y las mayores perderían la opción en la semifinal de avanzar a la final del torneo.

Este rendimiento en las divisiones menores muestra las meritorias campañas  de sus conjuntos, pocos equipos logran clasificar a instancias mayores a sus oncenos como lo hizo en el 2017 esta institución hoy llamada Itagüí Leones.

Para el año entrante los proyectos son más amplios, se hizo solicitud y se aspira a tener otras categorías en la Liga Antioqueña de Fútbol, el ente deportivo departamental dará la última palabra si los siguientes equipos jugaran sus torneos:

Primera APrimera CJuvenil ASub 15 ASub 14 ASub 12 A, en femenino en las  categorías Libre y Juvenil.

Mientras tanto, las aspiraciones para torneos nacionales están sembradas en: la Sub 20, Sub 17, Sub 15.

 

CUADRO DIRECTIVO
En conclusión, un equipo de la envergadura de Itagüí Leones, de un nivel y recorrido como el que tiene, solo deja claridad de su transparencia administrativa, orden y disciplina de personas como:

Presidente: Carlos Alberto Murillo Giraldo.
Gerente: Jorge Humberto Murillo Giraldo.
Jefe de divisiones menores: Luis Roberto Murillo Giraldo.
Revisor Fiscal: Gustavo Galindo Ruiz.
Jefe de Comunicaciones: Mauricio Posada López.
Reportera Gráfica: Liliana María Posada López.

Aspiraciones para el año 2018
Tener una base y una estructura bien fundamentada como la que acabamos de exponer, significa tener retos, sueños e ilusiones marcados para el año que pronto llegará.

El primer desafío es tener una gran campaña con el primer equipo, el recién ascendido a la Primera División Profesional, mostrarle a la opinión local y nacional que no se llegó allí por simple coincidencia, con el apoyo brindado por la Administración Municipal de Itagüí y por supuesto del respetable público, el equipo felino basado en la sapiencia de su cuerpo técnico, se jugará un campeonato que muchos de los que hoy se campean en la Liga Águila no han logrado rendir.

Por los lados de sus divisiones menores, no cabe duda que se harán unas presentaciones muy competitivas, hay con qué, lo mejor de todo es que cada uno de sus futbolistas, estarán dando lo mejor de sí para ganarse una posición, no solo para sus equipos, también para sus hojas de vida, porque jugar en Itagüí Leones será un privilegio que muchos desean y pocos tienen esa posibilidad.

Bienvenido Itagüí Leones a la MÁXIMA CATEGORÍA del fútbol en Colombia, una liga que está posicionada entre las mejores del mundo, un campeonato que traerá al “Coloso de los itagüiseños” a la “CREME DE LA CREME” del balompié rentado nacional.
(Fuente: Alfonso Ramírez Jaramillo)

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *