Capsulas de Carreño

“Japón dejó a Colombia contra las cuerdas” (medios internacionales).

El árbitro le saca la tarjeta roja a Carlos Sánchez. Foto Reuters, tomada del diario La Naciòn de Buenos Aires.

*Reacciones de medios internacionales, 2 argentinos y 3 españoles, después de la lamentable presentaciòn de Colombia hasta Japón.

Japón da otra campanada ante una errática Colombia
Los de Pékerman, con diez durante 85 minutos, caen en su debut ante la selección más débil de su grupo.
Continúan las sorpresas en el Mundial de Rusia, donde las favoritas parecen renegar de su condición en cada ocasión que tienen.
Esta vez fue la Colombia de James Rodríguez, que fue suplente por molestias físicas, la que hincó la rodilla ante una selección teóricamente más débil como es Japón. Un grave error de Davinson Sánchez al comienzo del duelo desencadenó la expulsión de Carlos Sánchez y ahí comenzó la cuesta arriba para las ilusiones cafeteras.
(La Vanguardia-Barcelona)

Japón aplaca la rebelión de Colombia
En un partido que se le puso de cara con la expulsión de Sánchez en el minuto 5, el combinado nipón soprende con orden a la pasional selección cafetera.
Con un juego sin alardes, beneficiado por error garrafal de Davison Sánchez que empeoró con su expulsión Carlos Sánchez, tímido en gran medida pero decidido en su voluntad de no ceder una conquista inesperada, Japón derrotó a Colombia en un encuentro en el que el perdedor mereció tanto o más honor que su rival.
Fue el conjunto cafetero un rebelde con causa, algo adolescente en su voluntad de reivindicarse, pero un ejemplo de pasión por competir que no obtuvo el premio merecido.
Jugó mejor durante más tiempo, pero defendió peor en los momentos clave. Primero con la roja que le dejó con uno menos durante 85 minutos -la mano de Sánchez no requirió del VAR para ser señalada- y con un gol en la despensa -Kagawa demostró la enorme calidad que posee en el lanzamiento-, y después habilitando un remate de Osako de cabeza cuando más firme parecía el empate.
(El Paìs – Madrid)

-Colombia vs Japón: Pesadilla en el inicio mundialista en Rusia
Resistía Colombia a ver lo inevitable. Pero la verdad es que el partido se había perdido ya desde hace tiempo. Desde el momento en el que Pékerman improvisó con un plan que no habíamos visto hasta este debut en Rusia.
Un plan que llenó de incertidumbre a los nuestros y mostró debilidad a los nipones. La oportunidad perfecta para que el equipo a priori más fácil del grupo le diera un estocazo a ‘la Sele’ del que va a ser muy difícil reponerse en Rusia. Colombia comienza con pesadilla y ahora toca arreglar este entierro.
(Marca – España)

-Japón sorprendió a Colombia y la dejó contra las cuerdas.
Colombia se equivocó de entrada y lo pagó caro ante un Japón que hizo historia.
Kagawa y Osako marcaron para Japón. Quintero había empatado. Carlos Sánchez vio la roja a los 3 minutos.
No pudo Colombia. No pudo José Pekerman en su tercer Mundial de mayores. Se termina esta primera fecha de Rusia 2018 y la maldición cayó sobre los entrenadores argentinos. Ninguno ganó.
Tres errores (uno de Carlos Sánchez y otro de Eiji Kawashima, en el primer tiempo; el restante de David Ospina en el complemento) fueron determinantes para el 2 a 1 de Japón sobre una Colombia que jugó casi todo el partido con 10 (expulsión de Carlos Sánchez a los 3 minutos del primer tiempo).
Para Japón (quinta victoria en 18 partidos mundialista) fue histórico: es la primera vez que un equipo asiático le ganó a un equipo sudamericano en un Mundial.
(Clarín-Argentina)

*El peor arranque para Colombia: la expulsión de Carlos Sánchez por una mano alevosa y el penal.
El peor comienzo para la selección de Colombia. Antes de los primeros cinco minutos se le alteraron todos los planes. Una mano de Carlos Sánchez para evitar una jugada de gol del combinado japonés puso un freno en la ilusión colombiana, que se dispuso a revertir el resultado con un hombre menos.
(La Naciòn – Argentina)

Compartir:

Un comentario

  1. Jorge Alberto Cadavid Marin

    19 junio, 2018 at 4:31 pm

    *Dolor de patria, nos bajaron del pedestal
    El entorno que rodeaba el inició para Colombia de su participación en Rusia 2018, miraba mas para adelante que la confrontación ante el Japón, parecía que el resultado 4-1 de Brasil 2014 era suficiente garantía para superar el primer escollo en Rusia, las pollas todas jugaban a un amplio y cómodo marcador.

    Los espacios deportivos radiales y televisivos, copaban las horas de comentarios, especulando si James iba o no, quien lo reemplazaría o como se conformaba la zaga central de acuerdo a la baraja que para el puesto existía, mas cháchara que preocupación o realidad.

    Y en la mente de Pékerman, impredecible, parecía que todo era relajación, poner la linea de lujo ante el fácil rival no era justificable, descanso a los referentes para que en los partidos duros por llegar, estos se presenten descansados y lúcidos.

    Una alineación con los primíparos, salto a la cancha a dar la cara al compromiso inicial, Sanchez, Mojica, Lerma, Izquierdo, tenían toda la confianza de nuestro técnico a un encuentro de toche con guayaba madura. Que nos quería mostrar, que su proyecto consolidado tenía en firme el relevo generacional?

    Esos jóvenes llenos de pánico escénico, a los tres minutos de juego cometieron el primer y gran error, que costó la expulsión de uno de los mas importantes hombres, el del equilibrio en el medio campo, el de la salida y un penal que se convirtió en la ventaja nipona.

    Con diez hombres y solo minutos de iniciado, se esperaba la capacidad, la inteligencia, la mano, los revulsivos del técnico, su magia para conjugar planteamiento, estrategia y motivación que permitiera empatar y mantener el resultado, nada, nada que mostrara que tenemos técnico.

    Hombría mostraron, actitud en la etapa inicial y la calidad de Quintero para de tiro con pelota quieta, la anotación volviera el alma al cuerpo.

    Pero camerino no hubo en el intermedio, como hipnotizados entraron los criollos a cumplir la complementaria, entregaron el útil, el terreno y las ganas, los diminutos japoneses nos convirtieron en marionetas e hicieron del área chica nuestra, su lugar de juego preferido, el gol de la ventaja tenía, se veía llegar y llegó, el que menos errores comete, aportó, Ospina y su defensa no atinaron.

    Los cambios, desacertados en su mayoría, no cumplieron, que sentido tenía ingresar a James, mantenido entre de algodones a llegar a buscar salvar un imposible?

    Al final lo que nadie esperaba, inicio con derrota, y futuro con posibilidades, pero con mayores dificultades cuando ya sabemos quien es Senegal y Polonia, ya el pedestal esta menos a nuestro alcance, lo miramos con ganas, pero con angustia, si lo alcanzaremos al menos para la fase de grupos?
    Jorge Alberto Cadavid Marín, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *