Capsulas de Carreño

La contundencia fue del visitante. Gilberto Maldonado Bonilla.


Por Gilberto Maldonado Bonilla

 

 

*Nacional puso el fútbol; los goles, con los que se ganan los partidos los hizo el Botafogo.
——————————————————

 

La voz popular dice, “el que no los hace los ve hacer”. Axioma que hizo presencia con toda severidad. Atlético Nacional, sobre todo en el primer tiempo, fue dominador del partido y creó varias opciones de gol en el arco visitante.

Primer tiempo de buen fútbol por el lado verdolaga; mientras Botafogo mostraba lo que era su objetivo primario: defender. Y en dos contragolpes se encontró con dos goles que ni siquiera estaban en su presupuesto.

El primer tiempo de Atlético Nacional se resume en tres o cuatro posibilidades, solo posibilidades, en el arco de Botafogo. Posibilidades originadas en la gran noche del único atacante: Andrés Ibargüen. Los otros, Moreno y Ruiz, víctimas de la telaraña envolvente, gracias a su escasa voluntad de desmarcación, del equipo visitante.

En este escenario, correspondió a Atlético Nacional irse al camerino en desventaja en el marcado terminado el primer tiempo.

Segundo tiempo. Atlético Nacional con la misma actitud, solo actitud, desplegada en el primer tiempo; pero sin la misma constancia. Porque, acicateado por la ventaja en el marcador, Botafogo hizo mas denso e insondable el camino para Atlético Nacional.

Tanto que el segundo tiempo de Atlético Nacional en lo ofensivo se resume en dos oportunidades a cargo de Daniel Bocanegra vía media distancia.

Así, cual vampiro, el equipo visitante aprovechó la oscuridad ofensiva de Atlético Nacional para convertir el lapidario segundo gol.

Más allá del marcador, no se le puede endilgar a Atlético Nacional alguna falta de actitud. Además de la crisis de definición, hay que tener el orden defensivo de Botafogo.

Una derrota que tiene dos fuentes: un gran orden defensivo del equipo visitante y la enorme descompensación ofensiva de Atlético Nacional donde solo brilló Andrés Ibargüen.

El futuro? En la Copa Libertadores mas incierto que el futuro mismo. En el fútbol de todo se ha visto. Pero “importar” aquello de crear múltiples opciones y no concretarlas no da margen al optimismo.

Quizá, a nivel interno, a manera de consolación, se cumpla el adagio “en casa de ciegos el tuerto es rey”. Ah! No seamos tan trágicos: Atlético Nacional está en proceso de construcción.???????
[Gilberto Maldonado Bonilla].

Share This:

5 comentarios

  1. Jaime León Gómez A.

    19 abril, 2017 at 11:23 pm

    *De Sabaneta: No deja de preocupar la eliminación temprana de Nacional en la Copa Libertadores 2017
    Y más aún cuando se suponía que venía a revalidar ese brillante título conseguido el año anterior, pero hoy me preocupa más la situación interna que se vive en la institución y que ha dado origen a comentarios de aquí y de allá y lo más triste, se habla hasta de la salida del técnico Rueda y de la posiblidad de que la OAL venda al equipo.

    No se puede pasar de la noche a la mañana de ser un ejemplo para América entera y ser catalogado como el mejor equipo del mundo a ser el hazmerreír de una serie de personas ajenas al club que quieren desestabilizar al grupo, ya hoy hablan de diferencias entre el técnico y Macnelly por ejemplo y eso no le hace bien al equipo, entonces lo más sensato y razonable es que la directiva salga al paso, aclare las cosas y ponga en su sitio a todos los que tanto daño están haciendo internamente y porque no también al exterior de la Organización.

    Todos los equipos pierden, hoy Barcelona otrora mejor equipo del mundo al igual que el Bayer Múnich fueron eliminados también de torneos de primer nivel y con seguridad absoluta mañana estarán mirando que hacer para que en futuras competencias no queden al margen prontamente, entonces que eso sirva de ejemplo a los directores técnicos, directivos y jugadores para que desde ahora empiecen a sanear la institución y lo que queda por disputar, valga decir Recopa Suramericana, Liga Águila y la posibilidad de ingresar a la Copa Sudamericana, se puedan dar y no seguir eliminados en torneos donde la opción de pelear está latente.

    Hay que darle vuelta a la hoja, ya hoy no se tiene ninguna posibilidad de que Nacional revalide ese titulo, entonces llorar sobre la leche derramada no le hace bien a nadie por eso hay que ser reiterativo y pedir a la OAL que salga al paso y aclare lo que está sucediendo antes de que algunos periodistas malintencionados de verdad si acaben con nuestro Atlético Nacional…
    Jaime León Gómez A., Sabaneta, hincha del Verde.

  2. Jaime León Gómez A.

    18 abril, 2017 at 6:59 pm

    *De Sabaneta: Mañana día clave para Atlético Nacional en Copa Libertadores
    Donde puede tomar un segundo aire o puede también despedirse sin pena ni gloria después de ser el campeón reinante, motivos de toda índole apresuran la posibilidad de la eliminación pero el dedo en la llaga es sin duda alguna la venta desmedida de sus principales figuras y más allá de esas ventas está la muy mala contratación de los supuestos reemplazos que no pasaron de ser simples contrataciones como para llenar el hueco dejado por los que ya se fueron.

    Yo no comparto para nada lo que hoy se ve en las redes sociales insultando a jugadores que por cualquier motivo no han rendido en el equipo, casos como el de Dájome, Mosquera, Franco, Vásquez y algunos otros son tildados de ladrones y no se cuantas cosas más, nada más injusto, seguro que ellos no han rendido lo esperado, quizás porque no se adaptan, quizás porque su fútbol no encaja en el fútbol de Nacional o tal vez porque son jugadores mediocres como tantos que hay en nuestro torneo, pero de ahí a tratarlos de cualquier manera existe una diferencia abismal, jamás podemos insinuar siquiera que hay mala fe en cada uno de ellos entonces tolerar esta situación es darle alas a toda esa serie de inadaptados que aprovechan el poder actuar desde la clandestinidad para hacer lo que quieran.

    La solución es sencilla, simplemente hay que buscar alternativas para esos jugadores que hoy no rinden y tratar de contratar hombres que marquen diferencia, no es lo mismo Dájome que Berrío, no es igual Guerra que Vásquez y Borja aunque es hasta hoy bien reemplazado con Dairo y Ruiz, sigue siendo un referente para la hinchada verde, por eso a la hora de contratar hay que invertir y no hacer gastos innecesarios.

    En el torneo vamos bien, lo poco o lo mucho que hay es suficiente para cabalgar en la liga, por ahora no hay rival y por eso podemos ilusionarnos con volver a clasificar a la Copa Libertadores 2018 y volver a tener ese equipo de primer nivel que nos permita competir en igualdad de condiciones, ayer es tarde para empezar a buscar esos refuerzos importantes, en Colombia hay jugadores que decididamente merecen estar en el verde sólo que hay que hacerlo ya y no dos meses después de que termine la liga 2017 I, ese día ya otros equipos han logrado su contratación y sólo quedan otros del mismo o peor nivel de los que hoy tenemos, por eso a poner en práctica las palabras del presidente Botero, ” a Nacional hay que armarlo para ser campeón mundial de clubes “.
    Jaime León Gómez A., Sabaneta, hincha del Verde

  3. Gilberto Maldonado Bonilla.

    16 abril, 2017 at 12:30 pm

    *Justificaciones y pragmatismo
    Los manoseados y socorridos procesos de construcción en el fútbol, las justificaciones, son los famosos paraguas para cuando llegue las crisis de resultados y de identidad de los equipos de fútbol.

    Asumir como dogma la existencia de esos “procesos de construcción” implica la no crítica al actual estado de cosas en Atlético Nacional. Porque la existencia misma de los procesos estará siempre por encima de la voluntad de directivos, cuerpos técnicos y jugadores.

    Los procesos de construcción en los equipos de fútbol son asimilables a la teoría del eterno retorno nietzscheano; la repetición incesante de la historia. Cada fin de campeonato se repite, se tiene que repetir, el inicio y el desarrollo de los procesos de construcción.

    Retoques o reconstrucción de nóminas porque así lo determinan las inexorables leyes del mercado marcadas por la ambición monetaria de los directivos, jugadores y los representantes de éstos.

    Este cuadro no justifica la existencia de los “procesos de construcción” como determinante en las crisis de resultados o de identidad futbolística de los equipos.

    Miremos la llegada y la gran época de Atlético Nacional con la llegada del inovidable Oswaldo Juan Zubeldía. Desde el primer momento, le impuso su sello y su filosofía al equipo verdolaga.

    No recuerdo haya tenido que hablar de “procesos de construcción”. Con el “agravante” de una filosofía de apoyo institucional a las divisiones inferiores que permitía un recambio, nada doloroso, cuando algún futbolista estelar dejaba la institución.

    Los “procesos de construcción” se parecen más al proceso de adaptación de los nuevos jugadores.

    El pragmatismo. En el caso de Atlético Nacional, se forjó como ideario en la mente del hincha el imperativo categórico de repetir la campaña del año anterior en la copa libertadores.

    Los resultados en el fútbol, se supone, son inciertos. El mesianismo de directivos, jugadores y cuerpos técnicos; y la mentalidad resultadista arraigada en los aficionados nunca serán superiores a la incertidumbre y al carácter aleatorio de los resultados.

    Ejemplo cercano el partido del pasado jueves ante Botafogo. Ni siquiera el hada de la buena suerte ayudó para que Atlético Nacional obtuviera el resultado acorde a su desempeño en la cancha.

    Entonces, ni la justificación centrada en los “procesos de construcción”, ni el pragmatismo centrado en el resultado nos pueden ofrecer un diagnóstico real de la imaginaria crisis de Atlético Nacional.

    Lo real es que no hay equipos de categoría con los pies largos y firmes necesarios para caminar en las alturas. Lo que hay son equipos de fútbol, unos, viviendo de la historia; y, otros, luchando por construirla.

    Gilberto Maldonado Bonilla, columnista Cápsulas

  4. Juan Gonzalo Montoya

    15 abril, 2017 at 11:09 am

    *De Madrid: Nacional, en serio en proceso de construcción?
    Un equipo como Nacional no se puede dar ese lujo, los resultados deben ser inmediatos, Nacional no tiene equipo para competir en el plano internacional porque en los despachos se hizo un paupérrimo trabajo para reforzar al equipo y visto lo visto como está el equipo con los escándalos del casi Juan Pablo Ángel y la directiva sin salir a aclarar nada pues así nos va a ir, de seguir así, nos agarra la noche, una pena haber tirado a la basura el capital ganado en el 2916. Un saludo.
    Juan Gonzalo Montoya, Madrid, hincha del Atlético Madrid y Nacional
  5. Rafael Ignacio Correa G

    15 abril, 2017 at 10:35 am

    *Por comentario de Gilberto Maldonado
    Si don Gilberto pero para construir se requiere de buenos insumos, materiales de primera calidad y esos no son los que se ven en el Atlético Nacional de hoy; dejaron envejecer mucho el equipo y los recambios no son los que vuslumbren un panorama alentador.

    Tenian claro el objetivo 2016 y por eso lo lograron, cosa muy diferente para el 2017 y es lo que estamos viendo, equipo mal reforzado, sin ambición, lento, sin pudor de perder la grandeza lograda, muy triste.
    Rafael Ignacio Correa G., hincha de Nacional

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *