Capsulas de Carreño

“La oscuridad de la semifinal”. Reacción de la prensa paraguaya

Cerro Porteño, que se armó hace siete meses para enfrentar esta Copa Sudamericana llegó muy lejos y fue digno semifinalista, que opuso total resistencia al clasificado Nacional. Foto tomada del diario ABC Color.

Cerro Porteño, que se armó hace siete meses para enfrentar esta Copa Sudamericana, llegó muy lejos y fue digno semifinalista, que opuso total resistencia al clasificado Nacional que no le pudo marcar gol en la doble confrontación. Foto tomada del diario ABC Color.


La oscuridad de la semifinal
(ABC Color)

Cerro Porteño igualó 0 – 0 con Atlético Nacional y quedó eliminado de la Copa Sudamericana. El equipo de Florentín tuvo la ocasión más clara con Beltrán pero Armani le sacó el gol en el segundo tiempo. Los cafeteros van contra Chapecoense en la final.

Le costó ese gol en contra en Asunción. Cerro Porteño igualó 0 – 0 en Medellín y quedó afuera de la final de la Copa Sudamericana. El equipo paraguayo encontró mayores espacios para marcar en el segundo tiempo pero la falta de precisión lo alejó del gol: Guillermo Beltrán tuvo la más clara a los 65′ de partido y Franco Armani desvió un mano a mano con el delantero. Los colombianos van contra Chapecoense en la final antes de viajar a Japón para el Mundial de Clubes.Es la octava semifinal perdida por el equipo paraguayo en un torneo continental.

Por pasajes en el juego, y por la obligación de la serie, el equipo de Gustavo Florentín buscó el partido y mereció el gol. En el arranque del segundo tiempo, fue el peor momento del Ciclón. Antony Silva se convirtió en figura tras evitar en tres oportunidades el desequilibrio del rival. Rescaldani no pudo empujar, tras un centro de Uribe, ya cuando el portero estaba vencido en lo que fue lo más claro para el local.

Tres minuto después de aquella definición de Beltrán, que terminó en un tiro de esquina, Rodrigo Rojas gambeteó a Guerra y sacó un disparó que desvío nuevamente Franco Armani cuando la pelota le botó justo en frente del cuerpo. El equipo quedó desequilibrado tras la expulsión de Marcos Riveros, que cortó un contragolpe cuando el rival se encaminaba a quedar solo con Antony Silva. El azulgrana perdió otra chance para jugar su primera final y ahora debe buscar su clasificación a la Copa Libertadores por el acumulativo.
(Fuente: ABC Color)

 

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *