Capsulas de Carreño

La tormenta de la Santa Cruz también le cayó a Nacional.

MANTA, Ecuador. Como elste registro fue el fùtbol de Nacional que perdiò con Delfìn: enredado, sin profundidad. Foto tomada de http://www.elcomercio.com

Por Jorge Iván Londoño Maya

A la par con la tormenta de la Santa Cruz que cayó ayer sobre Medellín y municipios vecinos, también a Nacional le cayó en su partido por Copa Libertadores, perdido (no jugado) frente al Delfín, en la ciudad de Manta, Ecuador.

Los once inicialistas que salieron al gramado, con motilado de loco de pueblo, creyeron que se trataba de un partido de la  Copa Colombia, esa que se juega por estos lares, y que al frente tenían a un equipo costeño, no se…diga usted de Tamalameque.

Nacional creyó que esta vez, como muchas, también iba a ganar de nombre y de camiseta, de un color extraterrestre pálido y desteñido como su juego,  pero se encontró con once delfines, que más saben de ardentía que de otra cosa, y que en una jugada a lo Barcelona definieron el partido a su favor.

De un mal primer tiempo, plagado de errores, malas entregas, descoordinación entre las líneas,  falta de profundidad, faltas por doquier,  falta de ideas, desconcentraciones en defensa, y lo más importante, falta de actitud, pasamos a un segundo que se jugó un poquito mejor, porque a lo mejor alguien les dijo que partido estaban jugando, pero esa mejoría no alcanzó siquiera para lograr el empate, y con ello la clasificación a la otra ronda.

En esa tormenta no hubo rayos y centellas, pero si manotazos y cogidas de cabeza de quienes veíamos impotentes por la pantalla grande (ya no es pantalla chica) que lo único parecido a nuestro equipo era el verde del saran con el que taparon la tribuna oriental.

No fueron muchas las opciones de gol en ese segundo tiempo, siendo las más claras las de Lucumí, un balón que rozó el travesaño, este Lucumí nos va a enloquecer con su eterna jugadita de más y sus disparos al avión que esté pasando en ese momento sobre el estadio, y el cabezazo de Delgado, faltando un minuto, que terminó en el regazo del portero.

Hubo jugadores con un nivel discretísimo, plenamente identificados para no repetir sus nombres, otros que mejoraron para el segundo tiempo, pero en general fue un equipo que le falló al técnico, a la institución que tanto hace por ellos, como pagarles sueldos, esos si por las nubes, y con ñapitas como llevarlos en vuelo chárter y alojarlos en el mejor hotel, a la hinchada presente en la tribuna, que no desalentó en los 90 minutos a un equipo que si desalentó en su juego, y a la hinchada que en silencio vimos como en tres días, Nacional sufría su segunda derrota consecutiva en partidos de sí o sí.

En Medellín el nivel de las aguas demoró varias horas para bajar, pero el de la tormenta que le cayó a Nacional habrá que esperar hasta este 24 de mayo, fecha del partido de cierre del grupo, entre Nacional y Colo Colo, porque si Nacional pierde ese partido y por el otro lado Delfín le gana al Bolívar en la Paz, esos dos equipos serían los clasificados. ¡Hágame el favor!

Quien iba a pensar que para este sábado frente al Cali, y para el 24 de mayo frente al Colo Colo, vamos a tener que encender el cirio pascual y quemar el ramo bendito, para que amaine la tormenta. ¡Bendito Dios!.

Compartir:

3 comentarios

  1. Uriel Restrepo

    16 mayo, 2018 at 6:24 pm

    *Disculpas verdes
    La actual disculpa de que todos los equipos se le cierran defensivamente pierde todo valor comparando a sistemas anteriores, pues esa premisa no se presenta actualmente sino que viene de tiempo atrás y es entendible pues es el
    equipo más triunfador del país.
    Uriel Restrepo, Miami

  2. Uriel Restrepo

    16 mayo, 2018 at 6:16 pm

    *Deficiencia verde en sus goleadores
    No he sido amigo de “copiar y pegar” (copy and paste) mis comentarios de crítica constructiva sobre la deficiencia Verde en sus goleadores.
    Me sostengo en lo que he expresado de tiempo atrás sobre este tema, tanto en los triunfos como en las derrotas, estas últimas causadas por lo mismo.
    No entiendo como con un equipo como el nuestro obtiene sus resultados a favor o en contra y siempre terminamos haciendo fuerza,en estos últimos partidos con rivales aparentemente accesibles, acaso no podríamos ilusionarnos con una remontada de un gol ? O será mucho pedir.
    Algo falta en este esquema.
    Uriel Restrepo, Miami

    Del editor. Hola Uriel, buenas noches. De los delanteros que hoy tiene Nacional el único con rótulo de goleador es Dayro Moreno. Lo demás son delanteros, con todo respeto, comunes y corrientes. A Lenis no le fue bien en Brasil, estaba en un cuadro chico. Gustavo Torres todavìa le falta y llegò del Quindío de la B.. Renterìa, viene de México, muy pobre su aporte ni como extremo y menos de “9”. No son delanteros de corte internacional como los necesita Nacional si tiene aspiraciones de Libertadores.

  3. GIOVANNY RUA VASQUEZ

    16 mayo, 2018 at 12:06 pm

    *Por comentario de Jorge Iván Londoño
    Don Lobato, no pude ver el primer tiempo, pero con el aguacero del segundo me sobró para inundarme de desconcierto.

    Lo que vos decís es cierto hay unos paquetes en ese verde que escapan a la vista “dalMirón”. En todo caso lo que pasó no es “Delfin”, hay revancha en una semana corta. Ya veremos si retomamos la senda. Saludos,
    Giovanny Rúa Vásquez, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *