Capsulas de Carreño

Lo bueno y lo malo de Junior. Por Rafael Castillo, El Heraldo


Por Rafael Castillo, El Heraldo

*El proceso que comenzó Junior este semestre tiene cosas para resaltar y otras que deben corregirse.

Lo bueno
El título de la Copa
El equipo levantó la Copa Águila, el trofeo de menos valía, pero que significa un cupo a la Copa Libertadores de América 2018.

La juniormanía
El equipo alcanzó a revivir la pasión, entusiasmo e ilusión. La hinchada volvió al estadio y se mostraba orgullosa.

Recuperación
Varios jugadores en los que pocos creían se recuperaron en este proceso: Ávila, Murillo, Germán Gutiérrez, Pico y Yony González.

Luis Díaz
La explosión de un joven talentoso como Luis Díaz es muy positiva. El sub-20 se ganó un puesto en la titular con sobrados méritos.

Estilo y chateo
Junior practicó un fútbol vistoso y agradable, especialmente en casa. ‘Chateo’ dio de qué hablar. Las dos figuras se entendieron muy bien. Se forjó estilo.

Trascendió
Tras la pésima campaña del primer semestre, Junior recobró protagonismo nacional e internacional. Llegó a una semifinal continental después de 23 años.

Lo malo
Fracaso en la Liga
Esa fue la principal decepción. Nadie esperaba la eliminación ante los ‘Diablos Rojos’. A pesar de la superioridad que impuso, no pasó.

Sin contundencia
Junior le dio vía libre a Michael Rangel y Bernardo Cuesta y se quedó solo con Ovelar, que no anduvo bien. Le faltó un goleador.

Traicionó estilo
Comesaña pecó en la alineación del partido de vuelta ante Flamengo. La apuesta le hizo perder identidad y el sueño de llegar a la final.

El déficit
La precoz eliminación en la Liga impide recibir mayores ingresos que ayuden a solventar la gran inversión que se ha hecho en la nómina.

—-

Share This:

Un comentario

  1. Victor H Restrepo Tapias.

    8 diciembre, 2017 at 9:51 am

    *Por lo bueno y lo malo de RCN
    Lo que usted resalta es evidente y es lo que todos conocemos, con respeto por usted y su comentario hay algo que ustedes omiten fue lo sucedido con el señor Gutiérrez que sus antecedentes de mala persona no se los quita nadie y el señor Ovelar, después de que eso salió a la luz pùblica el equipo no fue el mismo.

    Entiendo que el señor Gutiérrez es el idolo de los costeños pero eso no le da patente de corso para hacer y deshacer por eso es que a donde va fracasa y flaco favor le hacen en omitir sus conductas, que si bién son extra deportivas y personales eso afectó el equipo.

    Ese paternalimo Char es lo que no ha impedido que el equipo no pase de ser un simple animador del torneo.
    Víctor H. Restrepo Tapias, Cali

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *