Capsulas de Carreño

Los favoritos… Por Esteban Jaramillo Osorio.

Por Esteban Jaramillo Osorio.

*Junior es más que América. Fútbol vivaz, vertiginoso, aplastante con protagonistas goleadores.
——————

Por carácter, antecedentes, nómina y genes competitivos, con números refulgentes, Nacional es el favorito en el cierre de la liga. Cuando quiere juega fácil, cómodo y con naturalidad. Sin embargo, tantas veces enreda los caminos, se hace lento y predecible, pierde su perfume, para trasformar brillo en confusión.

Al frente, en el primer paso final por el título, encuentra al Tolima, afectado gran parte del año  por lesiones de sus jugadores fundamentales, que llega al tramo final del torneo con un invicto de 10 fechas, en válida reacción emotiva de sus hinchas. Duro rival que pone los pelos de punta a muchos de los seguidores verdes.

En medio de sus fortalezas y debilidades, Millonarios reclama protagonismo en el cierre, con inyecciones anímicas  en sus últimos resultados, con fútbol que no embelesa pero se ve efectivo, tras clasificar con comodidad. Pleno está el equipo, carburando, con capacidad para sorprender, respaldado por su segundo lugar en la clasificación que mimetiza las lagunas de su juego.

Equidad, su rival, es  equipo simple, frío y práctico, acostumbrado a batirse sin complejos frente a rivales mayores,  con técnico experimentado, Luis Fernando Suárez, en proceso de reivindicación. Fuerte en defensa, sin variedad de recursos en ataque.

Jaguares ya cumplió su tarea, al salvar la categoría y clasificar. Equipo sin registros históricos por lo alto, en las tablas de puntuación, acostumbrado a jugar un idea y vuelta infernal en su plaza,  con respaldos técnicos colectivos, pero sin el oficio de un favorito o un campeón. El llamado a dar la sorpresa.

Frente a Santa Fe, silencioso, efectivo, sin las faenas amenazantes del pasado ni figuras de relieve que  le den la opción mayor. Pero acostumbrado a  ir lento y seguro, a lanzar zarpazos impensados, para hacerse al título. Defensa rocosa en respaldo a su portería, con esporádicos y veloces saltos cualitativos para llegar a la red, con la esperanza firme que anima al hincha de encontrar en la pelota quieta la redención.

Por último Junior es más que América. Fútbol vivaz, vertiginoso, aplastante con protagonistas goleadores de primer nivel, para una temporada encomiable que justifica hasta ahora la millonaria inversión. La Suramericana es su piedra en el camino.

El rojo América, con números impecables desde la llegada de “polilla”, pero sin juego para respaldarse en el campo. De paso su técnico, con sus declaraciones, pidiendo equipo de lujo para el próximo año, dio a entender que  nada tiene que hacer en el cierre del año futbolero porque cree que ya cumplió su labor.
@estejaramillo

—-

Share This:

Un comentario

  1. David Arango Cardona

    22 noviembre, 2017 at 1:32 pm

    *Los pecados de Hernán Torres
    Don Alfredo. Los grandes pecados de Hernán Torres fueron haber escogido los refuerzos de este año, la terquedad con algunos jugadores y por supuesto el no creer en el “Cucho” Hernández , de resto solo agradecimientos para con èl.

    Tiene derecho “Polilla” a exigir un buen equipo para continuar el año 2018, Don Tulio hizo un esfuerzo económico grande para traer lo que solicitó Torres, para el próximo año América debe tener mínimo 7 refuerzos de primer orden, porque si bien se ha logrado la meta este año, no podemos tapar el sol con las manos, la nómina roja del medio para adelante es muy liviana, porque el único que se puede salvar es Martínez Borja y es ahí donde nos debemos reforzar (Mínimo 3 volantes de avanzada y 2 delanteros).

    En cuanto al partido con Junior, creo que es parejo, porque conociendo a Comesaña de sobrador, colocarà el lunes un equipo satélite y si la otra semana clasifica con los Tiburones a la Final de la Sudamericana, ahi si le tocará repetir nómina por obligación. Los Diablos Rojos frente al segundo Junior es un duelo ganable.
    David Arango Cardona, Socorro (S), hincha de América

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *