Capsulas de Carreño

Los refuerzos de Junior. Por Javier Castell López, El Heraldo.


Por Javier Castell López, El Heraldo

*Cómo los incrustará Comesaña (en qué lugar) para que lo que se ha ido construyendo se potencie.

¿Qué aportarán los refuerzos en un equipo que parece haber encontrado un sistema base (4-1-4-1) y un funcionamiento medianamente reconocible (juego elaborado)?

Cómo los incrustará Comesaña (en qué lugar) para que lo que se ha ido construyendo se potencie, alcance otra categoría superior.

Piedrahita: técnica y criterio en la salida. Experiencia en el medio colombiano y un buen remate.

Cantillo: de lo mejor que vi en la Liga colombiana el torneo anterior entre los ‘desconocidos’. Fluido en el toque, generoso despliegue para las dos tareas de un volante. Sabe conducir, sabe asociarse. Da la impresión de ser frágil físicamente, pero lo refuta con su laboriosidad. No lo vi anotar goles o participar mucho en jugadas pre-gol. Si despliega en Barranquilla el fútbol que ofreció en Pasto, será un muy buen refuerzo.

Arias: estará ausente las primeras fechas. Zurdo, de buen panorama para iniciar seguro el juego desde atrás. Incompleto en algunos lances de uno contra uno. Es más intuitivo que rápido. Su juego aéreo podría ser mejor aprovechado. De Gómez y Pérez, los otros dos centrales, necesitaré verlos para expresar una opinión. Del primero es llamativo el número de partidos jugados a su corta edad, cerca de noventa. Y de Pérez, que fue dirigido por Comesaña en Cartagena, lo cual hace suponer que lo conoce y confía en lo que pueda aportar.

Mier: según sus propias palabras es polifuncional. “Puedo jugar de enganche, de medio por izquierda y de lateral”. Colijo, de acuerdo a esa auto descripción, que es un jugador que participa en las dos fases. Que no tiene reparos para acoplarse al ataque y tampoco para regresar y colaborar en la recuperación del balón. No es novedad en un volante uruguayo. Su trayectoria tuvo mejores equipos al inicio y no tanto ahora antes de venir a Junior. Habrá que verlo en acción.

Chará: habilidad y desequilibrio. Un jugador capaz de romper la rutina. Encarador. Individualista, pero no egoísta. Ha aprendido a asociarse. Con baja frecuencia goleadora. El anuncio público de su costo puede ser una motivación o una carga.

Teófilo: inteligencia colectiva. Comprende el juego y elige casi siempre la mejor jugada. Su espíritu afiliativo y su depurada técnica le darán cohesión y calidad al funcionamiento. Hoy aparece y desaparece de un partido y de un torneo más de lo recomendable y de lo que se espera y exige a un jugador de su jerarquía. Redujo mucho sus citas con la red contraria. El Teo de la Selección rumbo a Brasil-2014 sería el gran valor agregado del Junior. El mejor de la Liga. El Teo que estuvo en Junior hace cinco años sería otra lamentable frustración para los hinchas y para los que admiramos su fútbol.

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *