Capsulas de Carreño

Nació mal. Por Jorge Ivan Londoño Maya


Por Jorge Iván Londoño Maya

*Restan tres partidos de este torneo, que si se ganan servirían para matizar una despedida menos lánguida.
———————————————————

Si señores, Nacional para esta versión de la Copa Libertadores nació mal. No solamente son los tres partidos perdidos en forma consecutiva, sino la práctica de un fútbol lúgubre, unos jugadores derrumbados anímica y futbolísticamente y un cuerpo técnico sin la lucidez de antes.

 

Y como si lo anterior fuera poco, pareciera como si un manto de neblina estuviera cubriendo la institución. Es menester enfatizar que esta es una percepción propia, fundada en esos dos semestres de sicología que todos hicimos en la universidad de la vida, y apoyada en situaciones que se sienten y se ven, refrendadas en buena parte por la cara del profesor Rueda.

 

Tras la partida de jugadores claves en la consecución de la Copa Libertadores anterior, los directivos armaron un equipo para refrendar el título logrado, título que se alcanzó con las mejores calificaciones hasta ahora vistas, y que sirvieron para posesionar a Nacional como poseedor de varias marcas que tendrán larga y solvente vigencia.

 

Pero parece que el propósito se quedó corto, y apenas alcanza para afrontar el torneo doméstico, en el cual se hace una muy buena campaña, porque obviamente los rivales son de otra talla, y de pronto, para ganarnos la Recopa Suramericana, siempre y cuando enfrentemos al Chapecoense, en el partido de vuelta, guardándole el debido respeto espiritual que se merece, pero batallándole sin cuartel en el aspecto competitivo.

 

El partido contra Estudiantes, equipo muy ligado a la historia de nuestro verde, y que en la actualidad es un equipo demasiado normalito en su fútbol, deja como enseñanza que un jugador, Juan Sebastián Verón, con 42 años de edad, quien en sus ratos libres oficia como Presidente del mismo club,  jugando medio tiempo, pero con tiempo completo de mando y empuje, haya sido declarado el mejor jugador del partido.

 

Mientras esto ocurría, por Nacional rondaba el silencio y el desconcierto, y se nadaba en un mar de errores y de incapacidad para llegar al arco contrario. Hasta actitudes sin razón como las pataletas de Ibargüen.

 

Restan tres partidos de este torneo, que si se ganan servirían para matizar una despedida menos lánguida y para lograr un cupo a la Copa Suramericana. ¿Pero con qué?

Share This:

2 comentarios

  1. Martha

    24 abril, 2017 at 6:50 am

    *De Miami: Por comentario de Jorge Iván Londoño
    Muy bueno tu comentario, lo estaba esperando yo también me pregunto que pasa con Nacional pues espera uno con una alegría los partidos para que terminen siempre en lo mismo perdiendo.
    Ojala se arregle todo en el equipo y vuelva a ser otra vez el Nacional el Rey de Copas 👍🏻👍🏻👍🏻,
    Martha Londoño, Miami, hincha de Nacional
  2. Juan Fernando Echeverri Calle

    21 abril, 2017 at 6:12 am

    *Equipos desmantelados
    Cuando los muy buenos equipos son desmantelado$$$, nos tenemos que acostumbrar a ver jugar “mamcitas” a un pésimo equipo. Gracias señores directivos del VERDE, ustedes borraron con el codo la hermosa campa de 2016, pero llenaron sus arca$$$$.
    Saludos,
    Juanfer, Juan Fernando Echeverri Calle, Medellín, hincha de mi Verde del alma

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *