Capsulas de Carreño

Nacional en caída y con las alarmas encendidas. Por Jorge Enrique Vanegas

Por Jorge Enrique Vanegas

*¿Se imaginan lo que puede ocurrir si no superan al Cali el sábado?

1-De nuevo un océanos de desaciertos, de preocupaciones y las ya recurrentes muy malas sensaciones que deja este último mes para un desconcertante Atlético Nacional.  Lo de Copa Libertadores ante Delfín de Ecuador fue muy mediocre y el equipo fue superado en todos los terrenos por parte del rival. No hay derecho a dejar tan triste imagen internacional.  Luciano González de Rafagol lo dijo: “Son indignos, un montón de vagos y es una vergüenza este Nacional que actuó en Manta Ecuador”.  Así es.

2 -Ni atacando ni defendiendo  los de Almirón vienen evidenciando la problemática de sus muy discretas  últimas seis apariciones.  No es un equipo confiable y con sus altibajos no podrá llegar lejos en la Copa Libertadores. No justifican las inversiones efectuadas y el proyecto está debilitado con el bajo rendimiento colectivo en casi el 100% de sus jugadores.

3- Cuál podrá ser el panorama de un equipo con un presente lleno de inconsistencias, de dudas y de partidos con las consecutivas actuaciones que no se corresponden con la camiseta e historia del Club.  Esta versión del verde ha desgastado la imagen de un cuadro de jerarquía del pasado, con equipos confiables.

4-Nacional viene en caída vertiginosa y en picada.  Perdió 3 de los últimos 6 juegos, empató 1 y apenas ganó 2. Apenas hizo  7 puntos de 18, un rendimiento  vergonzoso  del  38.8%.  Muy peligrosa esta  crisis de fútbol, de resultados y niveles individuales tan pobres, entre otros  en los momentos decisivos de la Libertadores y del  campeonato local, en el que está perdiendo y hoy está eliminado. .

5-La curva de rendimiento denuncia en cifras el bajón de su portero Monetti, flojo ante el Cali y flojo ante Delfines.  Los tres extranjeros restantes: Delgado, fatal, Braghieri, ídem, y tan mal o peor Castellani.   De acuerdo con el comentario del colega Guillermo Montoya en la trasmisión de Múnera Eastman Radio: “¿Estos argentinos si son los extranjeros para Atlético Nacional?

6-Ese equipo juega a ratos, no solo ahora en medio de su plena decadencia, aún en sus pocos partidos buenos o muy buenos -lo mínimo en la temporada-  en los que hace un periodo bueno y en el otro parece otro equipo del montón.

7-A Nacional y a sus millonarias contrataciones empezando por quienes se lucran de la institución. El empresario del entrenador, su abundante cuerpo técnico de 7 personas, a los futbolistas argentinos contratados en primer lugar y a los colombianos vinculados, luego como a los que permanecen de  la anterior campaña.

8-Este equipo no tiene gol, no es consistente en el manejo de la pelota porque comenten múltiples equivocaciones errando pases como si algunos jugadores fueran principiantes. Empezar por  un  portero que bajo los tres palos no da seguridad -como no recordar a Armani-, muy bueno y ágil saliendo, rápido y de gran manejo con los pies.  Pero mirando los goles encajados, le hace vista al balón bajo su marco.

9-Continuando con la defensa, con un agujero asegurado por el lado de Delgado -el más  flojo de los 4 extranjeros-, Braghieri, desubicado e inseguro en marca como aparatoso y creador de faltas cerca a su puerta.  Zúñiga no está en nivel, dentro los que estuvieron en tan triste presentación en Ecuador.  Y Bocanegra solo no puede ni podía.  Nacional en los 6 juegos tiene diferencia negativa, solo anotó 3 goles y en 3 partidos no marcó.

10-El medio campo de Nacional está actuando con uno menos: Castellani.  Y el equipo  se desequilibra totalmente cuando no está Jorman Campuzano para la marca en la mitad. Ni los referentes Macnelly y Aldo Leao han aportado cuando jugaron.  Tampoco hay generación con cualquiera de las combinaciones de nóminas y rotaciones del cuestionado técnico. Y Loaiza no da la talla para ponerse esta camiseta.

11-Adelante.  Nadie s e salva. Dayro Moreno quien no fue llevado a Ecuador anda mal y divorciado con el gol.  Lucumí, Rentería, Torres, Vladimir Hernández y Lenis totalmente ineficaces, ninguno aporta, ni por bandas ni frente al arco. Y aún cuando ganaba en la Liga señalábamos que era muy peligrosa la falta de poder de gol de este irregular equipo 2018.

12-Que penosa realidad de un Nacional que compromete su paso a la siguiente ronda de la Libertadores.  Y con su nivel, de avanzar, no tiene la categoría ni el nivel para enfrentar a los clasificados de otros grupos en los que abundarán los fuertes rivales de Brasil, Uruguay y Argentina.

13-Los verdes tienen una marcada irregularidad en su juego.  No es consistente en saber mantener los niveles altos alcanzados en algunos partidos de la temporada.  Y de nuevo muestra su ineficacia y falta de poder ofensivo.  Están encendidas las alarmas, en frente está el duro reto de poder superar el 0-1 ante Cali.  Con estas presentaciones de referencia  cercanas será muy difícil que avance en la Liga.

14-Es hora de exigir en su comisión directiva y la comisión técnica. Es una vergüenza caer ante un equipo tan limitado como Delfín de Ecuador, ante tanto decepcionado hincha que viajó a acompañarle y perdieron el mismo.  Hay crisis y muy grande de objetivos y resultados.  Y es hora de llamar a cuentas al señor entrenador y a todo el equipo.

15-Ante este diagnóstico exacto de lo que pasa y viene pasando en Atlético Nacional, como no añorar los equipos  de Rueda, Juan Carlos Osorio y del propio Lillo.  A los directivos a ponerse serios, estas cosas son afrentas imperdonables a su fanaticada.  Se imaginan lo que puede ocurrir si no superan al Cali el sábado?  De pasar es para tomar decisiones, desde la salida del técnico.  Y una poda próxima de quienes ya mostraron que no tienen el carácter para vestir este uniforme.  Las verdades duelen.

Share This:

5 comentarios

  1. Jose Pablo Sañudo Escobar

    17 mayo, 2018 at 1:54 pm

    *Qué podrá estar pasando en Nacional
    1. Será que de nuevo los jugadores están en la tonica de querer salir a vacaciones rapidito?

    2. El equipo no es el que mejor juega, tampoco el que más mal lo hace, le hacen pocos goles, lo que quiere decir que atrás en defensa la cosa camina, donde no está funcionando es adelante.

    3. El equipo no funciona adelante porque a Dayro se le mojó la pólvora, ya no engancha, no define y no perdió su movilidad, y si a eso se le suma que Lucumí salió más flojo que Andrés Ibargüen y Mosco Mosquera, que Lenis no pudo superar el penal de La Paz, que Vladimir naufraga en las defensas contrarias, Renteria ni juega ni deja jugar, así sin delanteros que se encuentren finos a la hora de marcar es muy complicado.

    4. Capítulo aparte tienen los 4 refuerzos argentinos que llegaron al equipo, el arquero Monetti lo ha hecho bien, se sufre cuando juega en los pies, hace recordar a Higuita, ojalá no le vaya a suceder lo mismo que a René en el Mundial del 90, ha estado cerca, Bragheri cuando juega lo hace bien, mete ganas, fuerza y empuja al equipo, Delgado pintó pero no la coloreó, se quedó con el impulso y como pasa en el ciclismo, se quedó sin piernas, Castellani tal vez el de mejor nombre y el más flojo de todos,un solo partido en toda la temporada y ya.

    El profe Almirón, encajó bien, se metió en el estilo de juego de Nacional, sus números son buenos, no se le puede pedir que entre y defina el por los delanteros.

    Nacional es un equipo que le convierten poco, pero no hace muchos goles, la serie contra el Cali pinta para sufrimiento en el Atanasio, si por estadísticas se basara el fútbol, va para penales.

    Que podria hacer Almirón, jugar 4-4-2, buscar marcar rápidamente, y cuidar el 0 en su arco, Cali es un rival de cuidado, que tiene un técnico mañoso, uruguayo, donde prima el resultado al estilo, Cali va a salir a jugar de punta y para arriba, y si por ahi se le deja una a Benedetti, mamita.

    La Libertadores da una tregua si se clasifica, la segunda fase será después del mundial y permitirá tomar correctivos, por ahora prioridad el torneo local.
    José Pablo Sañudo Escobar, Medellín, hincha de Nacional

    • Miguel Robledo Restrepo

      19 mayo, 2018 at 4:43 pm

      *Un tema puntual. El de los argentinos
      Necesitábamos un portero, que no lo hay en Colombia; un zaguero central porque hay qué pensar en el retiro de Henríquez. Un volante mixto que en Colombia aparte de Matheus Uribe (un fenómeno) tampoco lo hay y un lateral, marcador, como quieran llamarlo, izquierdo. Llegaron y son lo que son.
      Regularetes todos, excepción de Monetti que se presta para un proceso.
      Eximo de toda culpa a Almirón que confió en ellos pues tenía el perfil requerido.
      Pero es que teníamos fresco el recuerdo del Lobito Guerra, de Franco Armani y de Farid Díaz que fue superlativo, como que fueron campeones de América.
      Miguel Robledo Restrepo, columnista Cápsulas
    • Miguel Robledo Restrepo

      19 mayo, 2018 at 4:50 pm

      *En respuesta a José Pablo Sañudo
      Vea Usted, Don José Pablo.
      El Mosco Mosquera nos dio un título con su gol ante Santa Fe en El Campín, rubricado por el gol de Duque y Andrés Ibargüen fue el gestor de la jugada ante Rosario Central para el cabezazo abajo de Henríquez y el gol de Berrío que nos clasificó en la Libertadores del 2016. Ambos son artífices.
      Otro tema hablando del Mosco. Nacional tuvo cobradores eximios. El Mosco, Juan David Valencia, John Fredy Pajoy, Bocanegra, Alcatraz,. Todos se peleaban los tiros libres y convertían. Hoy se pelean por no cobrarlos.
      Miguel Robledo Restrepo, columnista Cápsulas
  2. Victor H Restrepo Tapias.

    17 mayo, 2018 at 10:37 am

    *Nacional no tiene sabor, ni color
    Este equipo no tiene sabor, ni color. No entiendo si la esencia del fútbol es el gol porque los equipos no trabajan esa parte. Si hay un preparador de arqueros porque no traer un preparador de delanteros?

    Ahora resulta que el que parecía sobrado e imbatible, puede terminar en el ostracismo, en el gran fracaso.
    No sé estos delanteros de Nacional en la semana que es lo que trabajan? ahh ya sè juegan bobito y bobito y bobito y cuando llega el partido la portería se les pierde.

    Parecen como cuando en las recochas de barrio te preguntan usted de qué juega? Y todos dicen de delantero, así los contratan no miran cuántos goles hacen, no simplemente miran dos o tres musarañas frente al arco y ya, firme. Pobre Nacional arriba.

    Como recuerdo a Vilarete, Palavecino, Galvàn Rey, Víctor Hugo Aristizàbal y otros pero no estos morochitos dan más vueltas que un bus de circular y luego devuelvan la pelota. QUE POBREZA MENTAL Y FUTBOLÍSTICA.
    Víctor H. Restrepo Tapias, Cali

  3. Saúl Restrepo

    15 mayo, 2018 at 9:58 pm

    *Este Nacional está haciendo aguas
    El equipo se está convirtiendo en un cuento mal echado.

    Para no repetir lo evidente y lo ya descrito que es más que obvio, en realidad Nacional nunca se recuperó del desastre de hace por poco ya un año.

    Si se me permite la analogía: El verde entró a rehabilitación, se compuso un poco porque reconoció su error y quiso cambiar, fue a un grupo de apoyo, contó allí sus miserias y encontró ayuda, se estaba regenerando, dejando atrás su degenere, andaba aparentemente bien, sin embargo había cosillas por ahí que se le soportaban. Pero recayó, y de que manera y en el peor momento, porque él mismo es quien se hace el daño y se está sacando.
    Tal cual como un vicioso, este no dejó de serlo, solo se reprimió.

    Los otros rivales son menores que ellos, pero sucumbe y puede perder lo ganado por cuenta propia y ese es el problema.

    Y ahora Colo Colo gana y se jugará la vida el próximo jueves. Y con Cali ni se diga, se llevaron las situaciones al peor escenario posible.

    Se puede reconocer sin problema que hubo la intención de enmienda, que se esforzaron en corregir el mal camino del equipo, se trajeron refuerzos en todos los ámbitos y tal, pero a Nacional se le perdió la chispa. Y me refiero al ingenio, a la vivacidad y a la gracia.

    Se dijo reiteradamente y que el proceso de Almirón estaba estrechamente ligado a los resultados, mientras estos lo acompañaran así jugara mal, tendría espacio de maniobra y holgura para actuar. Pero en este instante se está acorralando solo, arriesgando quedarse manivacío.

    El equipo no ha cambiado sustancialmente, lo que cambió fueron los marcadores, antes se ganaba jugando mal por uno y hoy se pierde jugando mal por el mismo uno.

    Lo que si es notorio es que algunos jugadores si se vacilaron, hay unos que no pudieron arrancar, otros llegaron adelantados y ya no les alcanza y otros que su nivel ni fu ni fa. Pero en general andan desmotivados, cometen errores de principiantes, no corrigen y siguen en bajada.

    Aún se tiene espacio de manejo y esa es la esperanza, esto puede ser una crisis pasajera muy inoportuna que se puede revertir. Pero se está pasando aceite, y se le derrite el helado al DT, eso es innegable.
    Saúl Restrepo, Bogotà, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *