Capsulas de Carreño

Nacional viene en picada. Por Jorge Alberto Cadavid Marín

Por Jorge Alberto Cadavid Marín

*Hay una última oportunidad para darle un toque de dignidad al cierre del semestre.
—-

Quien va a negar que Nacional en su desempeño viene en picada.
Quien puede desconocer el envejecimiento de la nómina, quien puede ocultar que un gran número de la nómina ha cumplido su proceso, es como querer tapar el sol con un dedo.

Hay una última oportunidad para darle un toque de dignidad al cierre del semestre, y es este domingo superar la diferencia que logró el Cali en el juego de ida y llegar a la 16 estrella.

Esto es dificil mas no imposible y la dificultad esta por el hoy del Verde, distinto al hoy de los Caleños, estamos en desventaja, pero con amor propio y el acompañamiento de la afición se puede llegar.

Aprovechar estos momentos para recalcar , yo lo advertí, yo lo preveía, yo se los dije, puede esperar y enfocar toda la adrenalina a una mente positiva que construya en lugar de destruir, construyendo hay posibilidad, destruyendo el abismo esta mas cercano.

” Es el momento de que lo humano de los jugadores supere lo físico y lo técnico ” así lo escribió Jorge Iván Londoño en su columna y es así como debemos mirar y apoyar nuestro Equipo para el duro compromiso.

Ya habrá tiempo para denigrar si nos gana el Cali y fracasamos en este semestre o si ganamos y vemos o definimos que es una pírrica victoria, lo que es claro es que el Equipo para el segundo semestre, necesita reestructuración casi que total y empieza por el DT, pues en los dos casos, perder o triunfar a él lo veo mas fuera que dentro, ojalá continuara.

Dura tarea para la comisión Técnica y la Administración, pues la materia prima escasea y lo que el mercado ofrece exige gruesas sumas para la inversión.

Vamos Verde, vamos.

Share This:

2 comentarios

  1. Juan Fernando Echeverri C.

    19 junio, 2017 at 10:09 am

    *Por comentario de Jorge Alberto Cadavid
    ¡Ayy! Jorge…¿con que Nacional en picada? ¿Qué tal que estuviera levantando vuelo? Te innvito salir al balcón para que veas una nueva estrella VERDE BRILLANDO EN EL FIRMAMENTO PAISA…
    Un abrazo,
    Juanfer (UPB y Loyola), Juan Fernando Echeverri C.
  2. Jorge Alberto Cadavid Marin

    19 junio, 2017 at 8:38 am

    *¿A alguien le queda dudas?

    Era importante dejar las cosas bien claras para disipar las dudas, mas de los mal intencionados que de los verdaderos hinchas, sobre todo unos comentaristas de la capital que se revuelcan de la envidia, ellos tendrán que aceptar que un triunfo amplio, limpio, contundente, aclara sin dejar dudas, quién es el MEJOR, o distinto, EL MÁS GRANDE en Colombia.

    Todo se alineó para servir un plato exquisito de fútbol bien jugado, primero la naturaleza entendió, que inundar la gramilla trunca las posibilidades de desarrollar esta premisa y espero hasta finalizar la competencia para volver a abrir sus grifos.

    Segundo, una afición con convicción, con la seguridad de que convirtiéndose en el jugador número doce, llenaría de ímpetu y fuerza a los hombres que iban a asumir la remontada, el estadio era una fiesta.

    Y por último la actitud, la disposición, la entrega con que llegaron los once inicialistas, la nómina ideal, solo faltó el gran capitán, pero así, el logro solo daba noventa minutos para conquistarlo.

    Y de una como se dice, el asalto para llegar a la meta, siete minutos y Macnelly dijo por donde era el camino y a los 16 minutos Uribe le mostró al Cali, que se les venía pierna arriba. Y aquí nos detenemos para ratificar que Mateus en su posición ideal, donde desarrolla todas sus capacidades y se destaca es el compañero ideal o complemento de Macnelly, para que este muestre su magia, destaque su creación y llene de pases finos el campo y florezcan las posibilidades de gol.

    El Cali quiso despertar del macabro sueño que vivía, pero Ibargüen con un golazo de fantasía los puso en su sitio y les dijo quien era el dueño del momento.

    La etapa complementaria fue la consolidación de la inical, Nacional deslumbraba con su juego, le daba seguridad a una afición que esperaba el final con otra estrella, defendía bien y desde su zaga se iniciaba la salida del balón, para llegar a dos creativos inspirados y dos aleros sobre todo Ibargüen que con habilidad destrozaba la defensa Caleña y ponía sello a su calidad de jugador, qué jugador.

    Dayro no podía faltar y Rodin le puso el moño a la remontada, era definitiva, el esfuerzo valió la pena, fue una noche de éxtasis, de emoción, así los incrédulos dilucidaban sus dudas y tendrán que aceptar la realidad de quién es el dueño del Torneo.

    Al final las lágrimas de un hombre que mostró su grandeza y calidad nos ponen a las puertas de una dura realidad, él se va y obliga a una reestructuración en corto plazo y con pocas alternativas en el mercado, la reingeniería requerirá de inteligencia administrativa, decisiones oportunas y recursos económicos para conformar un equipo para el segundo semestre que ratifique la posición en lo doméstico y se configure para lo internacional en el 2018, la reconquista de lo que logró Rueda.

    Quién sale, deben ser muchos, quién ingresa, pocos pero de calidad, es lo que se viene en los próximos días, pero al final hoy solo nos queda decir: ¿A quién le queda dudas de quién es el mejor?
    Jorge Alberto Cadavid Marín, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *