Capsulas de Carreño

No estoy contento. Por Óscar Rentería Jiménez, Cali


Por Oscar Rentería Jiménez

*Frente a los niñitos de Leones y Envigado, lo único que sirvió fue la victoria del América.

Lo primero que debo aclarar es que Leones y Envigado también hicieron pretemporada y están tan duros y pesados como los jugadores del Cali y del América. Después, estoy obligado a escribir que lo del verde fue lamentable y al rojo lo único que lo salva es la conquista de los tres puntos.


AMÉRICA

Muy pocas cosas me gustaron del juego que el equipo del “Polilla” entregó en el estadio de Leones. Reconozco que América empezó con fútbol ofensivo, pero censuro la poca efectividad para aprovechar las oportunidades de gol
que se presentaron en la portería de Cadavid.

Yamilson Rivera en uno de esos ataques quedó sin ángulo, el portero tapó bien el palo y él, en vez de pasar la pelota a un compañero bien ubicado, decidió lanzar a la portería sin ningún riesgo para el rival. Kevin Ramírez se movió bien, pero no fue efectivo, Carmelo ni fu ni fa y como tantas veces le pedí a Martínez Borja que jugará dentro o cerca del área, ahí está, como prueba, el gol que consiguió en los primeros 15 minutos del juego.

Esta vez Bejarano se complicó en las salidas y Arboleda, aunque reconozco que hizo el gol de la victoria, tuvo junto a Rivas la culpa en el empate de Leones. Ambos permitieron que Medina convirtiera sin mayor esfuerzo. Corregir cuando se gana es lo ideal, pero es necesario profundizar en las fallas que tuvo América frente a un equipo demasiado joven y sin figuras.

Estoy seguro que el rojo va a mejorar, pero también considero que el partido contra Leones arrojó muy pocas verdades y muchas dudas.


EL CALI

Lo del verde fue peor, porque no ganó y también enfrentó a un rival lleno de “peladitos”, que lo marcaron bien, le escondieron y tocaron la pelota, no le permitieron lujos y al final, increíble pero cierto, se llevaron el empate. Lo
único positivo está con la defensa que no permitió goles y la excelente labor del arquero Vargas, quien salvó al Cali de una derrota.

Lo de Sambueza y Roa ya tocó fondo y eso lo está pagando el equipo en la cancha. La fortaleza que tenía el Cali para atacar, ya no rinde los frutos que quiere el buen técnico Pelusso. A Sand lo salva el título que consiguió en la Libertadores como goleador y ojala que el balón le llegue y él también aporte, porque solo con los recuerdos no podrá triunfar.

A Benedetti y a Sabbag como son muy buenos amigos y les gusta andar juntos, les recomiendo ir al cine, a las Iglesias, a los Centros Comerciales y a buenos restaurantes. Como dice Suso, quien lo entendió, lo entendió. Ejemplo de entrega, de marca rigurosa y de apoyo ofensivo, dio el inglés George Saunders, quién entre otras cosas jugo con América. El “Mono” hizo lo que quiso hasta salir como figura y demostrar que tiene calidad para triunfar en la Liga.


FUTURO

Lo único que me da cierta tranquilidad, es que verdes y rojos tienen grandes directores técnicos, pero al recordar el último comentario que hizo Pep Guardiola, queda uno sin palabras. El técnico español manifestó: “Yo no soy mago, ni hago milagros. Lo que he conseguido como entrenador se lo debo a los grandes jugadores que dirigí y dirijo. Sin jugadores de categoría el técnico no vale un euro”.

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *