Capsulas de Carreño

¡Palazo! Caldas vs Meta, final del Interligas Infantil

Con una labor callada pero profesional y muy efectiva, el profesor Julio César Ocampo fue guiando a Caldas paso a paso hasta la final en Ibagué. // Foto Liga Caldense de Fútbol.

Por Luis David Obando

Así venían las series, y así terminó todo para el juego final: en 2017 habrá campeón y subcampeón inéditos del Nacional Interligas Infantil. Nunca antes Caldas y Meta habían llegado a ninguno de estos puestos en el campeonato colombiano de esta categoría, y esas selecciones serán las que jueguen la final este año en Ibagué, el próximo lunes 30 de abril.

Capítulo 1. Caldas

Caldas, que había llegado a la Capital musical con el séptimo rendimiento entre los ocho clasificados a las series finales, ya había dado el primer campanazo de la eficacia y la buena suerte en el zonal jugado en casa, cuando en febrero pasó como segundo del grupo en un lugar que todo el mundo daba para Valle.

Orden, trabajo, perseverancia, las claves de un equipo que va por su primer título. // Foto Liga Caldense de Fútbol.

Luego, en los grupos semifinales, pasó in extremis, dejando por fuera a otro grande, Bogotá, y al subcampeón de 2002, Risaralda. Después se ubicó segundo de la serie final en Ibagué, dependiendo de un resultado favorable de Antioquia frente al local, Tolima, que se le dio.

El secreto: un equipo de obreros, trabajador, ordenado, bien orientado y motivado por su técnico, Julio César Ocampo. Con esas características salió a jugar hoy la semifinal ante Bolívar, otro Goliat de la categoría. Y el partido lo tenía perdido 0-1 hasta un segundo antes del pitazo final. Pero cuando el central se llevaba el silbato a la boca (minuto 80 + 3), Douglas Vásquez la embocó para el empate.

Desde el punto penal cualquiera podía ganar, claro. Pero el que lo logró fue Caldas. El score de esa instancia: 5-3, y tiquete a la final, forjado minuto a minuto durante los 13 partidos jugados hasta ahora. Para Caldas, número de la buena suerte.

Capítulo 2. Meta

Para hablar de Meta en la final, es imprescindible referirse a Antioquia, que no sabía lo que era un empate, y mucho menos una derrota, en los dos últimos años. El equipo de los cinco títulos consecutivos volvió a conocer la igualdad ante Meta, que llegó como cenicienta y salió calzado con resplandecientes guayos de cristal rumbo al juego final.

Los llaneros creyeron en sí mismos, se enfrentaron de igual a igual con el ultrafavorito Antioquia, y dieron el palo de los últimos años al dejarlo por fuera de la final. // Foto Liga de Fútbol del Meta.

El equipo maicero, el de los 27 triunfos consecutivos a lo largo de los torneos que cabalgaba, nunca encontró la fórmula para horadar la doble línea que lo esperaba en terreno propio y se desdoblaba con rápidos pelotazos con rumbo al arquero Holguín. Fue Meta el primero que marcó, en el minuto 13, en el cobro de un tiro libre. El rebote del portero le cayo preciso al pie de Julián León, que remató con puntería para el 1-0.

Entre la molesta lluvia, una cancha pesada y la incisiva presión llanera, Antioquia no tuvo una sola oportunidad de gol en la primera parte. En la segunda tuvo tres, dos en la cabeza y una en la derecha de Girado, y acertó una, para el empate en el minuto 48. De resto, un control sin productividad ofensiva, virtud del orden y la disciplina, más que el talento, de los metenses, dirigidos por David Morales.

Entonces esta semifinal también terminó 1-1 y también se fue al desempate desde los 11 metros. Un 6-5 de infarto, que dejó helados los corazones paisas en medio del sopor ibaguereño.

Meta, el que no estaba en los planes de nadie, llegó a la final. Los números dicen que no es sorpresivo, porque llegó a esta instancia con el segundo mejor rendimiento (la sorpresa es que la ubicación es después de Antioquia), ya que Quindío se había desinflado como escolta de los maiceros en las primeras fase.

Epílogo. Los finalistas

Meta fue segundo en el zonal inicial de Pereira, primero en el semifinal de Bucaramanga, y cuarto en el cuadrangular de la tercera fase en Ibagué. Por encima de los números, su actitud sin complejos ante el archifavorito le dio el tiquete. Si es por estadísticas, le favorecen sobre Caldas. Pero los cafeteros ya no creen en agüeros para la final del lunes a la 1:00 pm.

Si alguien dice que habrá sorpresas, seguro se equivoca: ya las hubo. Bienvenidos los dos, Caldas y Meta al cuadro de honor del Nacional Infantil de la Difútbol.

Resumen de resultados semifinales

  • Caldas (5) 1 – 1 (3) Bolívar
  • Meta (6) 1 – 1 (5 ) Antioquia

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *