Capsulas de Carreño

Pasó lo que tenía que pasar. Por Saúl Restrepo.


Por Saúl Restrepo, Bogotá

*¿Alguien está sorprendido por este resultado?. La sorpresa hubiera sido que pasaran.

Y todo por un gimnasio
Nacional no perdió un partido hoy, perdió todo un capital, un intangible, dilapidó unos recursos que van desde lo humano hasta lo monetario, el prestigio se acabó y el desprecio a una hinchada que veía el horror pero por petulancia negó lo obvio. Y con lo de esta semana que fue descarado, de defender lo indefendible, pues hoy le pusieron el moño.

Es mas fácil que Patarroyo entregue su famosa vacuna, que Lillo cambie su estilacho, este man es más terco que la mujer de garabato, su deseo no se lo entendió nadie y es más que lamentable su gestión. Testarudo pero no tenaz, cabezón y cerril pero no tozudo ni aplicado, liquidó a Nacional, acabó hasta con el nido de la perra, ah! pero que lindo su centro de acondicionamiento, eso sí y con instructor foráneo, pa´mas caché…

En este momento lo escucho en su rueda de prensa y sus argumentos los lleva al subjetivo de la emoción, como si esto fuera un accidente, que como perdedor lo que diga será tomado a mal. Pero es que de verdad no se ayuda, y se hunde cada vez mas como la vaca atollada, acaba de decir que el no perdió porque ganaron 2 a 1…no! que horror!!!

“”cuando se va..cuando se va, este payaso de Nacional”” se coreaba a boca llena en el estadio pero él sigue con sus cuentos y anécdotas, que un médico en Zaragoza le dijo que era sino decir la verdad para que nadie le creyera. El perdido busca al monte definitivamente.

Y ahora sale Botero y la acaba de embarrar diciendo que este es un proceso hermoso que cree en él, que lo apoya y lo respalda, no, esto si es la tapa, ahora sale Higuita que hay amor y cariño por un fracaso, no, solo faltó Juan Pablo para ponerle la cereza al pastel.

Bueno, para el otro año ya sabemos que nos espera con este equipo… Sólo decepciones y pesares.

Share This:

7 comentarios

  1. Carlos Julio Zapata Uribe

    6 diciembre, 2017 at 10:17 am

    *El año para Nacional comenzò mal
    Buenos días. El año para Nacional comenzó mal desde la misma presentación del equipo con las bajas de futbolistas y la llegada de otros con muy pocos pergaminos, además de los horribles uniformes que la casa Nike impuso y que De La Cuesta justificó diciendo que el uniforme verde se basaba en un Arlequín y que era muy común en la celebración de todos los equipos del mundo. Pues eso hicimos el papel del Arlequín; y el segundo uniforme que era un homenaje a los triunfos del equipo y por eso el amarillo oro, mas bien parece un homenaje a la cabeza del grupo OAL, que es bumangués.

    Luego vino la sacada fulminante del presidente De La Cuesta con unos resultados deportivos y económicos no antes vistos en ningún equipo colombiano, y por eso la sorpresa. Esta es una empresa privada y sus secretos son secretos. Después aparece el malentendido de Juan Pablo Ángel con el preparador físico, señor Velasco. En esto creo que el que tenía la razón era Juan Pablo, porque una inversión del CAR de no se cuantos millones de dólares no lo podía manejar el PF porqué no estaba capacitado para ello, eso no es razón. Juan Pablo concibió el proyecto, convenció al dueño, recorrió el mundo buscando cuál era el indicado y más moderno para instalarlo en la sede de Guarne; además tuvo que ver con la construcción y terminación del mismo y después de tanto esfuerzo, el PF no acepta su dirección. Creo que aquí falto diálogo entre Rueda, Juan Pablo y De La Cuesta. Rueda tomó su decisión y se fue con su PF.

    La contratación de Andrés Botero, sin conocimiento de fútbol y mostrándonos un estadio propio como si los hinchas de Nacional viviéramos de espejismos. Y luego con la llegada de Lillo, ahí si dieron ganas de llorar.

    Ya se fue uno, falta que se vaya el otro.

    Atentamente,

    Carlos Julio Zapata Uribe, Apartadó hincha de Nacional

  2. JAVIER ARANGO

    4 diciembre, 2017 at 2:15 pm

    *Lo que sucedió con Nacional el sábado
    Buenas tardes.
    A propósito de lo sucedido el sábado a Nacional, que fue eliminado en las tandas de los penaltis, tendríamos que decir que tuvo la oportunidad de pasar a las semifinales, pero no lo fue así, pues le faltaron los argumentos competitivos para lograrlo a pesar de que tenia una nómina suficiente para hacerlo. Pero creo que todo empezó mal desde que comenzaron con los cambios, primero administrativos con la salida del Dr. JUAN CARLOS DE LA CUESTA, luego el novelón de JUAN PABLO ANGEL y sus inconvenientes con el P.F. de Reinaldo rueda, que seguramente precipitaron la salida de este, terminando así con el exitoso proceso que se traía.

    El nombramiento como presidente del Dr. BOTERO, un hombre del deporte olímpico pero con muy poca experiencia en el futbol profesional colombiano, y luego el nombramiento de JUN MANUEL LILLO, en técnico que puede servir de asistente para SAMPAOLI O GUARDIOLA, pero no para para dirigir un equipo como NACIONAL, porque dentro de su experiencia NO HA TENIDO EXITOS QUE GARANTICEN LA SOLIDEZ DE UN PROCESO GANADOR, como si lo han tenido sus técnicos anteriores.

    Ya lo había advertido de que LILLO, no es un TECNICO GANADOR, y a fe que en estos 6 meses lo demostró pues ni gano la COPA AGUILA y lo acaban de eliminar de la LIGA AGUILA.

    Bastante trabajo tendrán los directivos y sobre todo los dueños de NACIONAL para enderezar un camino, porque se torna inaguantable para las finanzas LAS BAJAS ASISTENCIAS, LA DESVALORIZACION DE LOS JUGADORES Y LA PROYECCION DEPORTIVA COMPETITIVA TANTO A NIVEL NACIONAL COMO INTERNACIONAL.
    Muchas gracias,
    Javier Arango Z., Medellín, hincha de Nacional

  3. Jorge Lopez

    4 diciembre, 2017 at 10:47 am

    *No sé de dònde salen esos comentarios de Juan Pablo Àngel
    No he podido leer nada ni visto nada en el Juan Pablo A, haya dicho algo, no sé de donde esos comentarios.
    Independientemente si Lillo es bueno, regular o malo, creo que Nacional tiene una nómina bastante envejecida (no es problema del técnico) y sin cambio de ritmo, con la ida de Ibarguen perdió esa explosión, el sábado el que podría darle ese cambio era Lucumí y se va a los 18 minutos, entra Arley( el técnico no tenia mas) y no picó una sola vez, no se destapaba, estuvo estático y fue muy fácil para Tolima marcarlo, y se que no se será de agrado de muchos hinchas, pero Yo no daría un peso para la continuidad de Dayro, es muy limitado, esperando un rebote y salvarse.

    Nacional no gana un mano a mano de la mitad para arriba nunca, por eso deben recurrir a tocar y tocar. Necesita extremos y lateral izquierdo que abra la cancha y se proyecte. Igual que manifesté con la salida de Pelaez del Medellín( el problema no era Pelaéz), el problema de Nacional no es Lillo es la nómina,le dejaron una nómina lenta y sin cambio de ritmo. Y no creo, que Juan Pablo tenga que ver con la nómina actual del Nacional, para que no le echen ahora la culpa.
    Jorge Lòpez, Medellín

    Del editor. Juan Pablo Àngel no ha modulado pero si es uno de los directos responsables en el montaje del Centro de Alto Rendimiento. Y que tuvo sus roces con el PF anterior, el de Reinaldo Rueda, cierto. Hasta ahí lo que se sabe. Si esta es la hora en que no se sabe porque salió De la Cuesta, mucho menos la Organizaciòn va a ventilar la interferencia de Juan Pablo Àngel.

    • Jorge Lopez

      5 diciembre, 2017 at 11:21 am

      *Preguntas referidas a Juan Pablo Ángel
      señor Editor.
      ¿Juan Pablo tiene o tuvo algo que ver en la conformación de la plantilla??? Por el Centro de Alto Rendimiento no fue que Nacional quedó eliminado. Es la nómina, no tiene explosión, no tiene cambio de ritmo, Eso se lo daba Ibarguen. Hoy quién?? Qué entrenador, hará que alguien de Nacional gane un mano a mano.
      Ese era mas mis comentarios, lo de Juan Pablo es totalmente adyacente, por cuanto le quieren echar la culpa de la campaña del equipo en la conformación él no tiene nada que ver.
      Jorge López, Medellín

      Del editor. Las relaciones internamente se deterioraron cuando Reinaldo Rueda estaba incapacitado. Diferencias entre el PF Velasco y Juan Pablo Ángel. Al primero se le acusó de sistema anticuado en la preparación. Juan Pablo querìa algo diferente, a la europea. O sea, que Juan Pablo si tiene velas en el entierro. Por esa “pelea” salió el PF Velasco y a Reinaldo Rueda le ofrecieran que siguiera lo que quisiera pero sin Velasco… Y quién recomendò a Lillo fue Juan Carlos Osorio.
  4. Gilberto Maldonado Bonilla.

    3 diciembre, 2017 at 8:18 pm

    *Una buena propuesta futbolística para unos pèsimos ejecutantes
    Se quiso montar una ópera con músicos que solo saben de reguetón. La propuesta futbolística que pretendió montar el señor Juan Manuel Lillo en Atlético Nacional es interesante.

    Propuesta que tiene impresa la idiosincracia del fútbol europeo; jugar en terreno del rival que tiene ventajas como mantener al rival lejos del arco contrario y crear una idea de buen volumen de ataque.

    Esos beneficios tienen la condición primaria de alto grado de posesión del balón. Todo eso se dio en los albores de la era Lillo en Atlético Nacional; algo que no pueden negar la gran mayoría de los que hoy denigran del técnico vasco y que en determinado momento empezaron a ilusionarse con un Atlético Nacional que podría brillar con luz propia en el firmamento futbolístico.

    Pero la ilusión de un Atlético Nacional imponiendo categoría en las canchas colombianas, poco a poco, murió de inanición. El talón de aquiles de la propuesta futbolística del señor Lillo hay que buscarlo en la falta crónica de definición.

    Falta de definición que es de origen estructural. En el recurso humano se estrelló lo que considero una propuesta futbolística cercana al llamado fútbol total. Se pretendió montar una ópera con músicos que solo saben de reguetón.

    Se pretendió hacer fútbol ofensivo con jugadores limitados que creyeron encontrar la claridad en la espesura de densos sistemas defensivos; con jugadores que pensaron que los arcos están situados en oriente y occidente.

    Hay una realidad más allá del dolor de una eliminación. Buscada? ¿Producto necesario de un caminar sin horizonte ideológico deportivamente hablando?.

    Se dice que una mentira dicha muchas veces se convierte en verdad. La idea de un semestre sabático futbolístico se convirtió en la bandera de un sector muy importante de los seguidores de Atlético Nacional.

    La idea de procesos y de equipos “en construcción” en el fútbol industrial, inmediatista y pragmático, es una contradicción. Y en el caso de Atlético Nacional es mucha más clara esa contradicción.
    Gilberto Maldonado Bonilla, columnista Cápsulas

    • Gustavo Ruiz

      6 diciembre, 2017 at 10:51 pm

      *En respuesta a Gilberto Maldonado Bonilla
      Don Gilberto siempre ha defendido un fùtbol mecanizado con planificaciòn excesiva y entrenadores innovadores que buscan la cuadratura del círculo. Y ha acusado a los ejecutantes de cìclicos, atrasados, bárbaros que no están a la altura de la sabiduría de sus técnicos preferidos. Pero si esto es asì ¿por què Lillo no ganò nada en España? Ademàs, esos futbolistas cíclicos que él llama, son los que nutren el sofisticado y ultraplanificado fútbol Europeo de chispa y talento. Así que esas miradas colonialistas no son de buen recibo para mì.

      Más bien porque no revisa esos apoyos masivos a´Lillo y esa falta de compromiso en la cancha, porque no lee entre lìneas esos elogios desmesurados a los capos del equipo, y esa falta de firmeza para relegarlos a la banca a pesar de su bajo rendimiento. ¿Una lìnea de tres para justificar la permanencia de Henriquez, en vez de posicionar a Cuesta y a Aguilar a quièn terminò sacrificando? Nulas exigencias a Dayro Moreno en asociaciòn y generaciòn para confluir hacia él todos los balones? A mì me suena a falta de caràcter, a amiguismo con los jugadores y falta de coraje para emprender cambios radicales.

      Culpar al atraso de nuestra cultura se me hace una mirada colonizada, propia de quienes desean imponer a rajatabla modelos teòricos con gran prestigio, pero carentes de la mirada contextual para potenciar los valores del personal a cargo. Algo similar ocurriò con las empresas antioqueñas, cuando reemplazaron el estilo gerencial propio de los “dones” y lo cambiaron por el estilo tecnocrático de administradores formados en Harvard.
      Gustavo Ruiz, columnista Cápsulas

  5. Jovany

    3 diciembre, 2017 at 4:14 pm

    *Por comentario de Saúl Restrepo
    Señor Restrepo.
    Muy acertado su comentario. Este técnico es un fracaso total . Escuchando su rueda de prensa uno puede entender lo ridículo y versero que es. Además de arrogante. No se entiende como Juan Pablo Ángel convenció a la directiva de Nacional de traer un técnico que nunca ha ganado nada. Otra cosa que no entiendo es que los periodistas en la rueda de prensa no son capaces de preguntarle si tiene dignidad y renunciará.
    Cordial saludo.
    Jovany ¿apellido?, desde Norwalk, Connecticut. USA

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *