Capsulas de Carreño

Suramericana: Y Patriotas sí clasificó

TUNJA. Arquero chileno caído y vencido. Larry Vásquez se lució con el golazo, minuto 34, que igualó la serie. Amplio dominador Patriotas, serie definida desde el punto penal 4×3. Conmebol Suramericana. Foto tomada del diario La tercera.


*A la Conmebol Suramericana se le pierde la huella por lo distanciada de la programación. Este martes tres juegos. En la mirada “a la colombiana”, Boyacá Patriotas clasificò desde el punto penal 4×3. El tiempo reglamentario finalizó a favor del equipo colombiano gracias a un golazo de Larry Vásquez, minuto 34. En el partido de ida había ganado Everton. 

RESULTADOS
5:15 p.m. Universidad Católica (Ecuador)  3 –  Club Petrolero  (Bolivia) 0
7:45 p.m. Defensor Sporting (Uruguay)  1 –  LDU de Quito  (Ecuador)  2
7:45 p. m. Patriotas (Colombia)  1 –  Everton CD  (Chile)  0.
Nota: Definición desde el punto penal a favor del equipo colombiano 4×3.

Everton no estuvo a la altura
Autor: Carlos Tapia
Diario: La Tercera/Chile

El equipo ruletero quedó eliminado de la Copa Sudamericana por penales. En los 90′, cayó 1-0 ante Patriotas, resultado que dejó el marcador global igualado. En la definición desde los 12 pasos, se impusieron los de Tunja (2.822 metros sobre el nivel de mar) por 4-3.

Everton falló. El equipo de Viña del Mar quedó eliminado de la Copa Sudamericana tras perder ante Patriotas Boyacá de Colombia, un cuadro de nulo historial continental, pero que mereció con creces quedarse con la llave, producto de una notoria superioridad en el juego de vuelta. Tuvo que ser por penales, no exento de una acción polémica.

Pasaron 55 días entre la ida y la vuelta. Casi dos meses luego de esa noche del 5 de abril, cuando un tiro libre de Maximiliano Cerato le dio la ventaja a los ruleteros en Sausalito. Curiosamente, ante el mismo rival, el 7 jugó esta noche su último partido con los oro y cielo, ya que emigra al León mexicano.

Para defender el 1-0, Pablo Sánchez alineó un 4-3-3 relativo, ya que cuando los colombianos tenían el balón se replegaban, dejando a Raúl Becerra como su hombre más adelantado. Everton empezó el cotejo con buenas intenciones, moviendo el balón, pero con el paso de los minutos cualquier intención ofensiva se diluyó, porque el cuadro de Diego Corredor se hizo dueño del juego y porque el conjunto nacional nunca se acomodó en la cancha del estadio La Independencia. Su defensa mostró muchas dudas, en el medio no había creación y las bandas nunca atacaron.

El DT anticipó que pretendían hacerle sentir a la visita el peso de los 2.822 metros sobre el nivel del mar que tiene la localidad de Tunja. Eso se notó al observar el partido.
(Fuente: La Tercera de Chile)

 

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *