Capsulas de Carreño

Piénselo bien dirigentes de Nacional. Por Guillermo Carmona.

Por Guillermo Carmona

*El VERDE debe replantear su modelo estratégico, deportivo y económico.

La realidad cambió, contratar técnicos y jugadores es hacer grandes erogaciones y asumir enormes y desproporcionado riesgos deportivos y financieros frente a las oportunidades de éxito y desarrollo.

Cada año Nacional, con el apoyo de la Organización Ardila se revienta los sesos y estresa  las finanzas para poder contratar jugadores y técnicos de costos cada vez más altos, apalancar resultados y darle gusto a la afición, pero cada año la tarea de los directivos de hace más compleja y difícil por la incontenible burbuja de futbolistas caros.

Con chequeras como la del VERDE cualquier técnico normal debe ganar los torneos.

En cambio con chequeras como la de los equipos económicamente limitados, ni mis más famosos y reputados técnicos del mundo podrían ganar torneos con equipos que Colombia difícilmente pueden avanzar de la mitad de la tabla.

Es imperativo producir o fabricar jugadores y técnicos con los valores humanos, la filosofía y el ADN deportivo VERDE.

A los Cuerpos Técnicos no se les debe exigir solo que ganen torneos, sino que formen y les den oportunidades y continuidad al menos a tres jugadores por año.

Ello infiere que se haga un esfuerzo decidido, visionario y de mucho futuro, por contratar un Cuerpo Técnico de respeto, exclusivamente para la reingeniería de las  divisiones menores , para su planeación  y desarrollo físico, médico, técnico, psicológico, educativo y cultural, para el corto, mediano y largo plazo, con responsabilidades adicionales en la estructuración de la Escuela de Técnicos y veedores o caza talentos en todo el país.

En Colombia hay grandes riquezas naturales y agrícolas, pero también una inagotable producción de futbolistas talentosos, muchos de ellos desperdiciados por falta de instituciones deportivas que sepan leer bien las realidades, riesgos y oportunidades deportivas y económicas, sin sacrificar resultados pero reculturizando a hinchada y medios de comunicación sobre desafíos como él planteado, sin obviamente poderles compartir todos los secretos del proyecto estructurado con expertos extranjeros y colombianos que tengan bien ganados los títulos de profesionales y maestros.

Es mejor, más realista, práctico, rentable e inteligente formar técnicos y jugadores, que comprarlos, prestarlos o contratarlos a costos altísimos.

Piénsenlo bien. Sería hacer una importante inversión con excelentes resultados, gran desarrollo deportivo sostenible y retorno patrimonial asegurado.
(Guillermo Carmona)

Share This:

2 comentarios

  1. Gustavo Ruiz

    14 enero, 2018 at 9:14 pm

    *Por la columna del abogado Guillermo Carmona
    Completamente de acuerdo. Una de los factores más lamentables de la gestión de Lillo es que no promovió ningún jugador, y por el contrario desvalorizó a los jóvenes que empezaban a despegar.

    No me trago el cuentico que un equipo como Nacional no admite procesos, todos los equipos los necesitan y más después del deplorable estado en el cual quedó.

    Pido de este técnico que consolide una propuesta futbolística agradable y que promueva jugadores jóvenes, los títulos derivarán de lo anterior. La hinchada debe respaldar ese crecimiento y debe dejar de lado la actitud triunfalista.
    Gustavo Ruiz, Medellín

  2. Mark Phillips

    14 enero, 2018 at 8:14 am

    *Dayro Moreno, jugador sin compromiso
    Jugadores sin compromiso como Dayro Moreno que cada seis meses hay que re-ajustarle el sueldo y que generan inestabilidad, no son personas del talante de Nacional. Los empresarios y el dinero están corrompiendo y dañando la lealtad en el fútbol. Una vergüenza la actitud de jugadores.
    Mark Philips

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *