Capsulas de Carreño

Pizzi le ganó partido a la incertidumbre

Pizzi (27)

 

Con el triunfo de Chile ante Argentina en la final de la Copa América Centenario, el entrenador Juan Antonio Pizzi alejó los fantasmas de la desconfianza hacia su trabajo y ahora puede trabajar libre en la clasificatoria al Mundial Rusia-2018.

Luego del agobiante partido que finalizó 0-0 en tiempo regular y el alargue, el seleccionado chileno repitió su historia del pasado año en su patio, y volvió a vencer a la Argentina en tanda de penales, esta vez con marcador de 4-2.

Cuando el portero Claudio Bravo contuvo el disparo de Lucas Biglia, se le vio a Pizzi dar un brinco de alegría y abrazarse al resto de su cuerpo técnico, más aliviado que contento de haber cumplido la tarea.

Tras un comienzo dudoso y cierta incertidumbre entre los principales jugadores del equipo por su forma de trabajar, el argentino-español logró imponer su filosofía e ir dejando atrás el fantasma de su antecesor Jorge Sampaoli.

Con Sampaoli, Chile obtuvo el primer título de su historia al ganar la Copa América de 2015.

Cuando llegó Pizzi, la cuarta opción de una lista de estrategas que buscó la Federación Chilena, muchos se preguntaron a mediados de febrero si el rosarino tenía la experiencia para dirigir al seleccionado.

Era un técnico sin referencias a nivel de selecciones, aunque en Chile se le conocía por su paso como entrenador de clubes locales.

Estrellas como Arturo Vidal, Gary Medel y Claudio Bravo pusieron en duda sus capacidades, y así lo señalaron públicamente.
Su debut en las clasificatorias sudamericanas ante Argentina, el pasado marzo, fue pésimo.

Luego de perder 2-1 en el Estadio Nacional de Chile se dispararon las alarmas de la prensa y los aficionados, pero una goleada frente a Venezuela le dio un respiro al estratega.

Empero, los gritos volvieron a escucharse tras perder los amistosos previos a la Copa América Centenario, frente a Jamaica y México.

Para colmo, Chile arrancó perdiendo su primer partido en la ronda de Grupos de esta Copa, nada menos que ante Argentina.

Las dudas comenzaron a desaparecer con las victorias ante Bolivia (2-1) y Panamá (4-2), la supergoleada de 7-0 contra México, y el triunfo de 2-0 ante Colombia.

“Con el profe llevamos poco tiempo, le ha tocado duro, pero estamos muy conectados con él por eso estamos en una final, estamos todos muy unidos. Él se adaptó muy bien a nosotros y nosotros a él. Por eso, hay que dar vuelta la página a lo de Sampaoli y comenzar a creer en los jugadores y en este cuerpo técnico”, dijo Vidal.

Esa fue la santa palabra que necesitaba Pizzi para seguir su trabajo.

A diferencia de Sampaoli, Pizzi no cree en jornadas de doble entrenamiento, y sí en hacer más énfasis en la salud mental y física de sus jugadores.

Una de las características que le admiran sus dirigidos, es la preocupación personal por los problemas de cada uno, y no utilizarlos hasta que están 100% recuperados.

Pizzi le dio personalidad a La Roja, y la selección le cumplió.

“Nuestra característica se basa en ritmo, en la intensidad y la agresividad que queremos imprimir desde el principio y la mayoría de las veces nos da resultado”, dijo el rosarino en una conferencia de prensa.

Pese a la alegría conserva la mesura en la victoria, lo cual es un símbolo de respeto a su rival.

“Es el triunfo más importante de mi carrera y lo disfrutamos con los jugadores”, afirmó.

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *