Capsulas de Carreño

Primera Superliga para Millonarios… Comentario ESPN…


En un partido auténtico de una final, Millonarios derrotó a Atlético Nacional, por 1-2 en el global, para levantar el trofeo de la Superliga 2018, el primero en este certamen para la institución ‘embajadora’.

El encuentro arrancó intensamente, teniendo a Nacional con la posesión mayoritaria del balón y presionando en salida a Millonarios, que no podía hilvanar juega y se mostraba errático en la elaboración.

La primera oportunidad para Nacional llegó al minuto 7 de partido, por medio de Gonzalo Castellani, quien remató dentro del área tras un paso de Dayro Moreno, pero el esférico rebotó en un defensa y evitó que el argentino abriera el tanteador.

Millonarios seguía inconexo y Nacional empezó a aprovechar para robar el balón en campo contrario. Al minuto 12, Arias recuperó y habilitó a Andrés Rentería, quien disparó de media distancia sin mucha precisión, manteniéndose el empate sin goles.

Luego de un pequeño letargo, el cuadro ‘verdolaga’ presionó la salida de Millonarios y encontró la recuperación en campo contrario, sumando volumen de ataque y efectividad, para que Dayro Moreno asistiera a Andrés Rentería, quien definió a un costado y rompió el marcador, al minuto 20, poniendo cifras de 1-0 a favor del local.

Millonarios encontró una resquicio para encontrar su primera oportunidad, dos minutos más tarde, pero Ayron del Valle, enfrentando a tres defensores, no pudo anotar.

A los 27′, los dirigidos por Jorge Almirón estuvieron cerca de ampliar la diferencia: Dayro Moreno capturó un rebote y remató de primera para exigir a Wuilker Faríñez, quien evitó la caída de su pórtico.

Cuando Nacional había consolidado el dominio, Millonarios encontró en Roberto Ovelar una jugada individual en la puerta del área, sacándose la marca con una media vuelta y rematando directo a la base del vertical, donde Monetti no pudo llegar, poniendo el empate, por 1-1, al minuto 33.

Los ‘Verdolaga’ volvieron a hacerse con la posesión, adelantó las líneas y continuó sometiendo a Millonarios. Al minuto 39, Lucumí habilitó a Vladimir que quedó mano a mano, solo, ante Faríñez e intentó definir de globito pero el balón pegó en la parte superior del arco, salvándose Millonarios de la caída de su pórtico.

De esa manera, caía el telón de una primera parte intensa y entretenida, que dejaba el marcador en tablas a un gol por bando.

Para la segunda parte, en los primeros cinco minutos, Nacional mantuvo el dominio del balón. Sin embargo, en una mala salida de Cuesta y Henríquez, desde el fondo, Roberto Ovelar recuperó en el medio y colgó el balón de un ángulo de larga distancia, aprovechando que Monetti estaba fuera de su arco. De esa manera, Millonarios le dio vuelta al marcador, poniendo el 1-2 al minuto 53.

Luego de la anotación, el cuadro ‘embajador’ apostó por el repliegue defensivo denso para cortar el circuito de ataque de Nacional, que perdía sorpresa.

En los últimos 20 minutos de partido, Atlético Nacional empezó a tener más intensidad al ataque, encontró espacios y se filtraron jugadores importantes. A los 72′, Gustavo Torres encaró ante la defensa, pisó el área y cruzó el balón para que Andrés Rentería marcara, pero el volante no llegó a tiempo, desperdiciando una oportunidad manifiesta de gol.

Tres minutos más tarde, Dayro Moreno quedó bajo el arco para rematar luego de un pase cruzado hacia atrás de Lucumí, pero remató mordido y Faríñez encajonó el esférico sin problemas. La sumatoria de situaciones desperdiciadas permitiría que Millonarios mantenga la diferencia, por 1-2.

Cumplido el tiempo reglamentario, Nacional aprovechó los últimos cinco minutos para lanzarle el cuerpo encima por completo a Millonarios. Sin embargo, el cuadro ‘embajador’ consiguió la victoria a pesar de la entrega de los ‘verdolagas’, levantando así su primer trofeo de la Superliga en toda su historia.
(Fuente: ESPN)

Compartir:

Un comentario

  1. Rafael Ignacio Correa González

    8 febrero, 2018 at 7:47 am

    *Faltó contundencia…mas nada
    No hay otra explicación para mí. Fueron siete oportunidades claras de gol que por cosas del destino y la fortuna no entraron.

    Castellani, la del gol de Rentería, el remate de Dayro de fuera del área, la increible de Vladimir, todas del primer tiempo que pudo haber sellado la victoria amplia y suficiente como debió ser. Las del segundo tiempo dos de Rentería y otra increible de Dayro.

    Para un equipo que apenas se está acoplando fue un buen partido, dejó la sensación y por supuesto la frustración que ha debido ganar y de manera holgada pues Millonarios las dos que tuvo una de ellas el regalo de Cuesta las metió pero esta vez la suerte no acompañó al verde como en otras ocasiones.

    La verdad no entiendo porque se deben rasgar las vestiduras, ahora por un resultado escucho comentarios que sinceramente es como de otro partido diferente al que por lo menos yo ví. Estaría triste si como en el partido de Bogotá no se hubieran creado las opciones pero ayer sobre abundaron.

    Me gustó y mucho el juego de Castellani que sin estar a punto físicamente es un volante muy dinámico, empieza a despertar el que podría ser el león dormido de Lucumí y Vladimir cuando también adquiera el ritmo va a causar dolores de cabeza a los contrarios.

    Por supuesto que falta y mucho por mejorar, hablar del retazo en la lateral izquierda sacrificando a Braghieri es increible pero va a tocar jugar así a menos que Zúñiga de una mano por esa zona aunque no sea su perfil.

    Ya ve al revés del pesimismo y de comentarios que respeto pero no comparto, quedé por supuesto triste por el resultado pero con esperanza por el juego mostrado…se siguen haciendo ajustes..paciencia y apoyo debería ser lo correcto en éstas instancias.
    Rafael Ignacio Correa Gonzàlez, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *