Capsulas de Carreño

Se le fueron las luces al DIM. Por María Victoria Zapata


Por María Victoria Zapata B.

 

DIM 1 – Emelec 2. Y perdió el partido  que estaba obligado a ganar.
——————————————-

Obnubilado en su estadio, ante su afición y a una victoria para la clasificación, tenía todas las  ventajas que no supo aprovechar. Ahora  se encuentra en la  orilla contraria, pendiente de  varios milagros y de unos resultados que seguramente no se darán y  con tres derrotas a cuestas, dos ellas en condición de local, y  con una participación poco digna en el máximo certamen  surcontinental del fútbol.

Inseguridad local, inseguridad internacional
Ya perdí la cuenta  del tiempo  y las veces que lleva la hinchada roja pidiendo a gritos una defensa segura y confiable para el Equipo del Pueblo. Y ya perdí, también, la cuenta de los partidos y de los puntos que se han escapado justamente por la carencia de un cuarteto posterior solvente.

Si miramos el actual campeonato colombiano, vemos a un Medellín que ha tenido  que remar contra la corriente  en sus juegos  con Millonarios, Cali, Tolima, Equidad y América. En los dos últimos, jugados en el Atanasio Girardot,  solo le alcanzó para  la obtención del empate y, ante la velocidad de los delanteros rivales,  la defensa roja  dejó en evidencia sus múltiples limitaciones.

La  retrospectiva a la participación en Copa Sudamericana del año inmediatamente anterior nos habla de  ocho goles  anotados  (2 a Universidad Católica de Ecuador, 3 a Sportivo Luqueño,  y 3 a Santa Cruz del Brasil),  y ocho en contra (1 de Católica,  2 de Sportivo Luqueño,  3 de Santa Cruz y 2 de Cerro Porteño),  7 de ellos en condición de visitante y con una altísima cuota de responsabilidad  en la zaga del DIM.

Por Copa Libertadores 2017 el panorama es más desalentador aún.  Una amarga derrota local , 1-3, con River Plate, en el debut.  Un segundo revés, 0-1 ante Emelec, en el estadio George Capwell de Guayaquil, dos victorias (local , 2-0,  y visitante al, 2-1,  Melgar del Perú) y  otro descalabro local,  anoche, con Emelec, 1-2.   Total, tres derrotas, dos de ellas en casa,  protuberantes yerros defensivos  y una cuasi eliminación en dicho  certamen.

No  solo la defensa
Anoche, ante Emelec, hubo fallos a granel, desaciertos por todos lados, que acabaron prácticamente con la ilusión copera del DIM.

Excedido en pases y en juego lateral o retrasado, el colectivo rojo no  el mostró fútbol  ni  la profundidad requerida  en un juego  crucial como este.

La zaga, ya sabemos, presenta fisuras tanto por el centro como por los lados y ayer no fue la excepción.   Por otro lado, el  experimento de Luis Carlos  Arias como lateral izquierdo ratificó una vez más que  es   improcedente desde todo punto de vista.  Es, ya lo hemos repetido hasta el cansancio,  una dádiva para cualquier contendor, débil o fuerte, que siempre usufructúa la franja izquierda que el DIM  le obsequia en cada partido jugado.

En  primera línea de volantes,  el DIM incluyó  a  Yairo y Didier Moreno  y Christian Marrugo.   Con un Yairo más en función de ataque que de marca,   que no respondió en uno ni en otro ni  dio la talla en este compromiso internacional,   un Didier  multiplicado  en su labor y equivocado en los pases  y un Marrugo  sacrificado en extremo no obstante las deficiencias observadas en creación, el  equipo  lució pobre en dicho sector, sin filtro en mitad de
campo y sin soporte alguno en contención.

En armado, el gran referente Juan Fernando Quintero apenas se hizo notar en la última media hora de juego, cuando ya  cronómetro y angustia  dominaban al DIM. Lo suyo anoche,  no trascendió unos cuantos disparos de media distancia y  un juego aceptable en  el tramo final del  partido. Muy escaso su aporte en el juego ante Emelec.

Adelante y a pesar de su  deseo de igualar las acciones,  Viola y   Castro   se vieron obligados  a buscar reiteradamente  balones  en el medio campo, se  llenaron de ansiedad,  lucharon solos “contra el mundo” y no  pudieron  alcanzar el objetivo.

En cuanto al  técnico Luis  Zubeldía, expulsado anoche por sus reclamos airados tras la acción del  gol  que,  después de muchos ires  y venires  y en justicia  fue bien  anulado a Emelec, al minuto 40,  fue el gran derrotado del partido, por cuanto   volvió a equivocarse con sus experimentos  y no pudo ni supo descifrar el esquema ultraofensivo de un  cuadro ecuatoriano   que  sumó al ataque  a  Brayan Angulo (autor de las dos anotaciones azules), Marcos Mondaini, Ayrton Preciado  y Bruno Vides.

 

Alta cuota de  culpabilidad en cuerpo técnico rojo
Zubeldía se equivocó de un todo y por todo  con el  planteamiento del compromiso y, de paso,  mandó  por el desagüe la clasificación a segunda ronda.  Sin seguridad en la zaga,  filtro en el medio campo ni  trabajo por el sector izquierdo,  Emelec tuvo todas las facilidades para llegar una y otra vez. Tampoco supo   neutralizar la proliferación de atacantes azules   ni aprovechar las debilidades defensivas del rival.

También es preciso reconocer que al DIM le faltaron  malicia, jerarquía  y, fundamentalmente,  AMOR PROPIO  en este juego internacional en el Atanasio Girardot. Infortunadamente  el equipo no hizo valer su condición de local, no mostró liderazgo en el banco ni en la gramilla, no se le observaron   coraje  ni  ambición. No se le vio  un fútbol acorde con  sus aspiraciones en Copa y, a  excepción de Marrugo,  Viola y Castro que   batallaron sin medida,  fue poco lo que hizo por igualar y/o remontar el marcador.

Finalmente, considero que ya la suerte está echada para el Deportivo Independiente Medellín en lo que respecta a Libertadores 2017. Con dos derrotas en casa, un cierre de fase de grupos en El Monumental, dos jugadores claves (Marrugo y Didier) inhabilitados  por acumulación de amarillas y un equipo  completamente descompensado de mitad hacia atrás,  no puede haber muy buenos auspicios para  el último juego,  ante River Plate.  Tenemos, además,   el agravante de  no depender de ese resultado únicamente.  Emelec   enfrenta  en Guayaquil a Melgar y dicho juego también define la segunda posición que, todo parece indicar, conservará  el onceno ecuatoriano.

 

Golpe a la hinchada
El 1-2 de ayer nos dejó más que una inesperada derrota: Perdimos un anhelo  y ganamos una amarga desazón. Nuestro DIM NO ha sabido  sacar provecho de sus fortalezas. Por el contrario,  ha  servido en bandeja de plata sus  debilidades, para que sus rivales las exploten a su amaño, gusto y antojo.

Ayer nosotros   recibimos un golpe directo al corazón  y hoy amanecimos dolidos, apesadumbrados, profundamente decepcionados y, sobre todo,  muy convencidos de cuanto nos asistido  la razón  al clamar a gritos  – y en un desierto de incomprensión-  la vinculación de refuerzos para la zaga del Deportivo Independiente Medellín.

Ayer se le fueron las  luces al DIM y se apagó una ilusión en el estadio Atanasio Girardot. Esta es una verdad imposible de ocultar….!!!
(María Victoria Zapata B.)

Share This:

6 comentarios

  1. Gonzalo Barreto Hoyos

    18 Mayo, 2017 at 11:50 am

    *De Florencia: Por comentario de María Victoria Zapata
    Es cierto la dirección técnica fracasó y otra vez expulsado Zubeldia, debe dar un paso al costado. Aunque estamos en la final de la Liga con este sistema de juego será casi imposible lograr el título, se necesita un milagro para clasificar en la Libertadores, ganar la liga y por lo menos si clasificamos a la Suramericana hacer una buena presentación.
    Pero no olvidemos que los delanteros son muchas las opciones de gol que desperdicia. Ademas Viola es egoísta no mira a sus compañeros mejor ubicados sino que patea al arco desviado. Algunos periodistas promocionaron ante Zubeldia a Yairo como la superestrella pero no dio la talla ante Emelec.
    Gonzalo Barreto Hoyos, Florencia, hincha del DIM
  2. Alberto Parra

    18 Mayo, 2017 at 10:51 am

    *De acuerdo con María Victoria
    Dos culpables de esta pobre campaña: los primeros los Directivos, nos vendieron ilusiones con un técnico que a todas luces no es de jerarquía para dirigir al equipo y no purgar del equipo a jugadores que ya cumplieron su ciclo y que definitivamente no dan la talla (Hechalar, Caicedo, Jorge Arias, Pertuz, Mosquera, Piedrahita, Luis Carlos Arias, entre otros). Y segundo, nos quisieron vender como refuerzos para esta vigencia a jugadores que no han marcado diferencia, a excepción de Quinterito.

    Segundo culpable: Zubeldía, planteamientos técnicos confusos y lo peor, dándoselas de científico, haciendo permanentemente experimentos con la nómina y con la terquedad para no reconocer sus errores.

    Dependemos de milagros, y eso no habla bien del equipo; cuando dependes de otros, es que somos incapaces de valernos por si mismos.
    Alberto Parra, Medellìn, Soy del Rojo

  3. Gabriel Villa

    17 Mayo, 2017 at 6:00 pm

    *Por comentario de María Victoria Zapata
    Mejor dicho María Victoria, de directivos, técnico y jugadores, muy poco o nada para rescatar. La hinchada superior a directivos, técnicos y jugadores. Será poco para ellos una buena asistencia de público en un partido después de las 9 de la noche, bajo la lluvia, día laboral, salida casi a medianoche…

    Cómo añoramos a los Barbat, Bobadilla, Álvaro Escobar, Nolberto Molina, Mosca Caicedo, Coroncoro Perea, Gildardo Gómez, León Villa, Choronta Restrepo, Oscar Pareja, Patico Aguilera, Malásquez, Olaechea, Germán Cano…Sólo para mencionar algunos que nos llenan de nostalgia.
    Gabriel Villa, Medellín, hincha del DIM

  4. Alberto Glen Alvarado

    17 Mayo, 2017 at 4:56 pm

    *De Bogotá: Batacazo
    Cordial saludo.
    Anoche quienes seguimos al rojo, recibimos un batacazo que nos deja el animo muy bajito.
    Si hablamos de responsabilidades, en esta derrota, la mayor de ellas recae en el cuerpo técnico encabezado por el profesor Luis Zubeldía.

    Dirán después del partido jugado, es fácil opinar, pero desde el planteamiento del mismo del juego, se podían prever goles en contra, al no reforzar el sistema defensivo. La necesidad de atacar la tenía el cuadro visitante y no el rojo. Muertos de la risa sacaron provecho de las ventajas que se le dieron.

    El DT cuando excluye de la titular a “Goma” Hernàndez, por cuanto su rendimiento en ataque y en marca era bajo, incluye a un “creativo” (Yairo) dejando la tarea de recuperación en solo Didier Moreno (pudo haberlo apoyado con Lopera desde el principio). Eso sin contar la ventaja que ha dado partido tras partido por el costado izquierdo con Arias (al que se le abona voluntad y ganas pero no se acomoda a su nueva función de lateral).

    También son repetitivos, las malas entregas en salida, por parte de la zaga, la poca recuperación de balón, especialmente cuando son encarados por el rival y, el retroceso desordenado y lento del equipo cuando pierde el balón.

    Todo esto lleva al traste la esperanza de tener una figuración importante tanto en los torneos internacionales, como las dudas que se generan para el campeonato local.

    La siguiente fase de la Libertadores está muy lejos, teniendo en cuenta las bajas de Marrugo y Didier para el último partido en calidad de visitante, y la dependencia de un resultado de un tercero, cuya motivación es el tomar el cupo de consolación de competir en la Copa Sudamericana. Eso sin tener en cuenta del craso error administrativo de no llenar cupos en la inscripción de jugadores (25 en vez de los 30 permitidos)

    Este cuerpo técnico encabezado por Luis Zubeldía, no ha llenado las expectativas ni ha ratificado sus “calificativos como el mejor director técnico” promocionados como obtenidos en Argentina y Ecuador. Mucho “verso” como dirían sus paisanos argentinos y poco trabajo en equilibrio ataque defensa.

    Este ya sería el “segundo” objetivo no cumplido por este grupo. (Superliga y eliminación de la Libertadores).
    Si no obtiene ningún logro en el presente semestre, este cuerpo técnico deberá dar un paso al costado, porque por resultados similares cesaron a Leonel Álvarez y a Hernán Torres. (Aunque para la directiva del club, este es un cuerpo técnico dócil a sus intereses).

    La otra preocupación que genera en la hinchada es, que al ser eliminados de la Libertadores, se ratificaría la salida de Quintero (no tendrían motivos para hacer fuerza en retenerlo por costos) y tampoco se contratarían jugadores de nivel y jerarquía para reforzar las posiciones donde el equipo evidencia debilidad. El bolsillo de don Raúl no resistiría mayores “gastos”.
    Alberto Glen Alvarado, Bogotà. hincha del DIM

  5. Juan Fernando Correa Gomez

    17 Mayo, 2017 at 4:48 pm

    *Críticas para el técnico del DIM
    Buenas tardes.
    Lo había anticipado desde el mes febrero este técnico no tenia la jerarquía y la experiencia para dirigir al DIM, quisieron los “desconectados” directivos dar un golpe de gracia con la contratación de Luis Zubeldía que es un TOTAL FRACASO: partidos perdidos por malas alineaciones, mal posicionamiento de jugadores en la cancha y pocas variables en la ofensiva, Medellín es un equipo muy previsible en su juego.

    A Leonel Álvarez por menos el año pasado no le renovaron contrato siendo campeón de Liga. Me pregunto: ¿cuánto debemos esperar para que Zubeldía con sus asistentes sea cesado del equipo?. No nos debemos llamar a engaños este equipo de la libertadores estaá eliminado, para milagros debe ponerse algo de parte nuestra, cosa que en el rojo no ocurrirá: no hay dirección en la banca.

    En Argentina apenas se consume la eliminación, el técnico de una vez que se quede allá. ¿Acaso no fue contratado para la Copa Libertadores, porque Leonel no tenía la “altura” para dirigirla, ahora que dirán estos avezados directivos y dueños?

    Con respecto a la liga miren que el DIM a los equipos grandes con los que ha jugado no les ha ganado, con errores iguales a los cometidos en Copa libertadores. Como van las cosas liga no se gana.

    Se requiere un viraje ya!!!!
    Juan Fernando Correa Gómez, Medellín, hincha del DIM

    • alex aguilar

      18 Mayo, 2017 at 10:40 pm

      *En respuesta a Juan Fernando Correa
      No nos digamos mentiras, “la tacañería” de don Raúl es la que tiene al Medellín en nada definitivamente, a Leonel lo saca buscando economía y trae a Zubeldia que ha demostrado hasta la saciedad que no lee los partidos y de ahí su show para hacerse expulsar. Todos los técnicos que juegan contra el rojo, saben por donde se puede entrar, todos saben que hay un delantero “tapando el hueco de un lateral” y claro por esa vía viene el primer gol en contra, pero él no se da cuenta de ello.

      Salir con Viola y Castro es dejar el equipo sin cambios, porque si miramos al banco el que entre es menos importante o sea que el aficionado no puede esperar un revulsivo importante, Castro no solo necesitaba salir de la lesión, sino tener tiempo de hacer trabajo de fundamentación. lo de Yairo, si no respondía tenia que cambiarlo, no pude entender no alinear a Goma.

      Nunca vi a un Medellín mas perdido y confundido en la cancha, un equipo acéfalo, que elabora demasiado y termina en nada, sin ideas y que decir del gran David y su defensa. En fin, decepción total. Ahh y lo de la tacañeria de don Raúl es porque lo vi pedirle a un vendedor del estadio, pidiéndole rebaja por un vasito de mango, será que así es la tabla de premios en Medellin????? Con razón, ahora si creo que venderán a Didier, porque lo que le falta a este señor es plata. Esto de la gente que es hincha y tiene dinero para comprar un equipo es una mezcla fatal.

      Somos rojos y moriremos rojos, pero francamente no respetar esa inmensa y fervorosa fanaticada roja.
      Alex Aguilar, Barrio Buenos Aires, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *