Capsulas de Carreño

¿Sí es Diego Cagna DT para Atlético Bucaramanga?

La sonrisa del gerente Ricardo Pérez con la llegada del técnico argentino Diego Cagna. Hoy la situación no pinta bien porque acosa el descenso para el Atlético Bucaramanga. Solamente 2 puntos de 12 disputados.


Por Nas Beltrán Freire.

@NasBeltran

“Diego Cagna lleva 4 partidos al frente del cuadro leopardo y el balance no es nada positivo, dos empates y dos derrotas, 2 puntos de 12 posibles es el resultado para el timonel auriverde.

Sí bien es cierto, el problema no es de este Director Técnico. Atlético Bucaramanga o mejor, su dueño, el señor Óscar Álvarez y sus asesores, Ricardo “Gato” Pérez y Óscar Upegui, debieron prever la situación por la que atraviesa el club en este momento.

Y es que dentro de los muchos candidatos que sonaron el año pasado para asumir las riendas del plantel profesional leopardo, el nombre de  Diego Cagna llamó la atención no por si era bueno o malo para el equipo, sino por el desconocimiento que este tenía sobre el fútbol profesional colombiano.

Dicho desconocimiento que pareciera hoy cobra en los puntos acumulados por el plantel de la Ciudad Bonita. Y es que luego del gran fútbol mostrado en una plaza difícil como lo es el Metropolitano de Barranquilla ante un equipo como Junior, que así tuviera a la suplencia y donde se pueden resaltar nombres como los de José Luis Chunga y Jarlan Barrera, pareciera que de ese Atlético Bucaramanga que prometió en la primera jornada, no queda nada.

¿La culpa es completamente del DT?
Él, como buen argentino, más sus 3 colaboradores, oriundos de la misma tierra futbolera, están acostumbrados a otra forma de juego, totalmente vertical, más de ataque y ganas que cualquier cosa. Pero lo curioso del asunto es que bajo su mando tiene muy pocos jugadores que le ayuden a sacar adelante esta idea.

Claro, se resalta la gestión realizada por tener jugadores como Sherman Cárdenas, que llega al club por su situación personal más que por un querer propio del cuadro auriverde y Michael Rangel, dos figuras del balompié santandereano que cualquier hincha leopardo veía lejos de vestir la camiseta del Atlético Bucaramanga.

Además de la llegada de Luis Ojeda, arquero argentino y en realidad el único jugador que viene por pedido del director técnico, pues luego del arribo de este, Cagna fue enfático en que necesitaba un central, jugador que al día de hoy, con las inscripciones locales cerradas no llegó y al cual esperan concretar en la semana de inscripciones de marzo para jugadores libres. Y es que si miramos más a fondo, llegaron 10 refuerzos y sólo en uno el nuevo cuerpo técnico tuvo que ver.

Bien cierto es que una cualidad que se debe resaltar en cualquiera que dirija un equipo profesional es esa de sacar la mejor versión de sus jugadores y además que halle el modo de hacerlos funcionar, no sólo para obtener el resultado, sino para dejar ver un buen equipo.

Pero si miramos línea por línea a este Atlético Bucaramanga, las falencias saltan a simple vista. Dos centrales a los que les ganan la espalda, no son ágiles y suelen llegar a destiempo, sus laterales son polos opuestos: el derecho si decide darle salida al equipo, no es capaz de retornar a cubrir el espacio dejado, y el izquierdo pareciera se le olvidó salir y en marca no aporta mucho.

El DT aún no se define con qué tipos de volante de marca quiere jugar, ya probó línea de 3, con uno de marca neto y dos mixtos; un doble 5, un 6 y un 8 y pareciera que ninguno de ellos gusta porque les cuesta. Más adelante en creación aparece el 10 neto que se ha vuelto intermitente, pues a veces sí y a veces no. Los sacrificados extremos que tienen que hacer un trabajo exhaustivo de ida y vuelta para ayudar a los volantes de marca en esa primera línea de contención, y unos centro delanteros a los que les está costando su labor principal, hacer goles.


Se le están acabando los ahorros a Cagna…
Ante dicho comentario siempre me cuestiono ¿Cuáles ahorros?, Diego Cagna asumió el 3 de enero en forma y ahorros no tiene, pues este Atlético Bucaramanga sabe de todo menos de procesos, y la muestra son los 5 técnicos que ha tenido en menos de dos años. Algunos con mejores promesas que otros, pero al fin y al cabo todos sacados por la “Junta Directiva”.

¿Hasta cuándo se le debe esperar a un DT que no logra hallar una forma?, La situación actual del cuadro leopardo es compleja, no sólo se trata de los 2 puntos obtenidos en las primeras 4 fechas, se trata de los 12 puntos que lo tienen en la zona del descenso y de que sus duelos directos con rivales que se encuentran debajo de él no han sido lo que se esperaba.

Sí bien es cierto, Diego Cagna tendrá que seguir rotando su nómina hasta hallar a los jugadores que le respondan de la forma más cercana a su idea de juego, por eso ante Tolima le veremos algunas modificaciones sobre todo de la mitad para atrás donde parece tener los problemas más graves. Y  no sólo es eso, es ir demostrando en el camino (Sí es que le queda tiempo considerable) que está aprendiendo sobre el rentado nacional, estudiando a sus rivales y potenciando a la materia prima que tiene.

El punto a su favor…
En medio del “desconocimiento” que pareciera presentar el estratega argentino, ya sea para entregar correctamente el mensaje a sus dirigidos, o de contrarrestar al adversario en cuanto a fútbol se trata, hay un punto a su favor, la confianza que le ha venido dando a los juveniles que desde el año pasado hacen parte de las divisiones menores del club. El mayor referente de esta camada es Johan Caballero, el popular “Pino” quien en su segundo juego como titular anotó gol y salvó un punto en condición de local vs Leones.

Para ser sincera, habrían sido muy pocos los estrategas que con un conocimiento básico del rentado local le darían la oportunidad a un jugador como este Santandereano, no por falta de condiciones, sino por cuestiones de confianza, son pocos los que llegan y ponen en manos de “Inexperimentados” a un equipo urgido de resultados pues en sus filas habría jugadores de su completo agrado por el conocimiento que presentan.

A esta lista debemos agregar a Jefersson Torres a quien sacó de su zona habitual, volante 6, y decidió darle la confianza más como 5 teniendo en cuenta las cualidades que le demostró en la pretemporada y en donde en los 3 primeros partidos se destacó.

Urgen los resultados
Al final del día, el fútbol se mide con resultados y más en un equipo como Atlético Bucaramanga que estuvo a nada de descender en el 2017 y que hasta ahora no consigue los puntos deseados, pero no se pueden seguir dando los mismos pasos en falso que hasta ahora se han dado, sin seguir proceso, sin ayudar al estratega que dirija al conjunto en búsqueda de jugadores de su agrado y que se adapten a su modelo de juego.

Por eso la relación tiempo /resultados con Diego Cagna es más larga que con un estratega colombiano, si bien es cierto deberían ser medidos con la misma vara y sin consideraciones, pero ya los resultados con el método radical de la dirigencia leoparda no va a llevar al equipo a ningún lado. Máximo a que este Atlético Bucaramanga sea dirigido por un viejo conocido, uno de los “asesores” del equipo; no duden un solo segundo que él será quien tome las riendas del equipo al querer salir del argentino, porque otro de los factores que hay que tener en cuenta es que el señor Óscar Upegui sí fue quien ayudó a conformar el plantel.

Para muchos Cagna ya debe salir, con sólo 4 fechas, para otros el DT no ha contado con la suerte necesaria para hacer de este plantel lo que se quiere y es que al final del día lo mejor que puede suceder no es que el argentino se vaya, sino que este equipo se afiance de una idea de juego y comience a mostrar más en las canchas, ya sea jugándosela con quienes en verdad de lunes a viernes muestren que tienen lo necesario para estar allí los fines de semana o alineando a los “pelados” que quieren una oportunidad para defender el escudo auriverde y dejando ver que nadie en este Atlético Bucaramanga tiene su puesto seguro.

Compartir:

Un comentario

  1. Luis Fernando Maldonado

    24 febrero, 2018 at 10:24 am

    *Por comentario de Nas Beltrán
    Alguien que resalta por su capacidad de entender la situación actual era lo que necesitábamos, la señorita Beltrán entiende a cabalidad lo que sucede en nuestro equipo del alma, esto no es de DT, es de jugadores, esos mismos que desde días pasados se quejan por los duros entrenamientos físicos, que piensan tienen un puestico ganador por experiencia y ahí es de donde parte nuestro apoyo al nuevo DT, él no se deja manipular como otros, si usted trabaja, usted juega; esa debe ser la premisa siempre.

    Nos gustaría ver más cambios en defensa, pero entendemos que el profe debe probar. No me quisiera imaginar lo que sería este AB sí se le hubieran traído los jugadores a Cagna, Ojalá no nos metan un golazo con ese señor Bermúdez. Al Profe Cagna hay que dejarlo trabajar, basta de cada 6 meses estar sacando técnicos.
    Luis Fernando Maldonado, Bucaramanga

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *