Capsulas de Carreño

Veo un DIM de obreros. Por Pablo Calle Jiménez.

Por Pablo Calle Jiménez

*A pesar de lo mucho que aún hay por corregir, veo al equipo bien encaminado, con voluntad y sacrificio.

Ciertamente es un triunfo muy valioso desde lo anímico. Si bien por momentos se sufrió en Tunja, especialmente en los primeros 20 minutos, con agrado veo que los jugadores del rojo no se han dejado amilanar por la circunstancia adversa. En una cancha deficiente, una altura que dificulta las cosas, el horario (2:00 p.m.) que no pudo ser más perjudicial y un rival con oficio, las cosas se le venían poniendo moradas a los dirigidos por Ismael Rescalvo.

Sin embargo pese a las vicisitudes propias del juego, qué satisfactorio ver cómo el Poderoso supo reponerse incluso de un gol en contra para remontar y salir airoso sobre el tiempo de reposición.

Lo más destacable en estas primeras dos fechas es el rendimiento de Ricaurte y Gómez. Dos refuerzos que no necesitaron tiempo de adaptación porque desde ya están marcando diferencia.

Ricaurte es un volante con excelente visión de juego, muy buena técnica y personalidad. Desde primera línea de volantes está cumpliendo simultáneamente con la labor de marca y creación. Hoy por hoy es titular inamovible y desde ya recomiendo a don Raúl Giraldo ir sacando el billete para adquirir su pase. Mil gracias también al médico del Junior que lo descartó por el tema físico cuando estaba a punto de fichar por el equipo tiburón.

Sobre Mauricio Gómez, decir que es un ‘extremo’ o ‘puntero’ como hace rato no teníamos. Y vaya si en el fútbol moderno es vital tener jugadores habilidosos por banda, que ayuden a abrir la cancha y generar amplitud. Gómez dio dos asistencias ante Huila, pero no dos pases genéricos sino que generó jugadas por banda donde combinó velocidad, regate y precisión para buscar al delantero (en ese caso Caicedo) y dejarlo mano a mano frente al portero.

Ante Chicó le conté a Gómez: Un desborde en el primer tiempo que generó un tiro libre peligroso, que debió ser amarilla; un remate en el larguero terminando el segundo tiempo, y por último la gran pelota que le baja a Castro para el agónico gol que nos dio los 3 puntos.

Si bien hemos contado con algo de suerte, pues ante Huila el marcador fue largo y ante Chicó el empate era lo más justo, me parece que en estas dos fechas que van de torneo Medellín ha sido premiado por su actitud en cancha. Hay temas tácticos por corregir, en especial en defensa porque nos llegan fácil, sin embargo las falencias hasta ahora se están compensando con trabajo en equipo y mucho sacrificio. Veo un equipo de ‘obreros’, donde todos tratan de dar una mano tanto en ataque como en defensa.

Esto también es mérito de Ismael Rescalvo. En lo poco que lleva he visto un DT coherente, con sentido común y ejerciendo un liderazgo positivo. Ha sacado una nómina (la misma en ambos partidos) que obedece a un sencillo esquema 4-4-2 con los jugadores que mejor rendimiento han mostrado en cancha. Hasta ahora los jugadores parecen entender el esquema y sus funciones individuales.

Los cambios realizados por el DT también me han parecido lógicos, y en ruedas de prensa lo he visto declarar con sencillez y coherencia. Dicen los que saben que el profe Rescalvo es un excelente motivador y sabe sacar lo mejor de cada jugador. Por ahora todo le está saliendo a placer. Esperemos tenga también autocrítica y sepa sortear momentos difíciles que sin dudas llegarán en algún momento del torneo.

Tenemos, pues, unos buenos ahorros para encarar dos fechas de rivales más complicados, con mejores nóminas y más jerarquía. Coinciden estas fechas con el regreso de Didier Moreno, quien venía pagando dos fechas de sanción. ¿Qué hará Rescalvo? ¿Sentará a Daniel Restrepo o lo pondrá al lado de Didier, haciendo un “cuadrado de seguridad”? ¿Sostendrá a Caicedo, pondrá a Castro, jugará con Cano solo en punta?

A mí me gustaría ver a Atuesta por Yairo Moreno y a Castro por Caicedo. Sería bueno que un muchacho como Atuesta le ayudara a Didier (o Restrepo) en marca y también apoyara a Ricaurte en generación, para quitarle tanta responsabilidad y evitar que el rival lo anule al identificarlo como único generador de juego. Lo de sentar a Caicedo por Castro, básicamente me gustaría porque me parece que el “chacho” es mejor complemento para Cano, pues puede ocupar por momentos la banda derecha, no es un 9 clásico de área y le va mejor llegando desde atrás.

El caso es que más allá del módulo y los 11 jugadores que decida sacar al campo el profe Rescalvo, los hinchas rojos esperamos seguir viendo en cancha un Medellín combativo, luchador, que no baje los brazos y demuestre el pundonor que le vimos ante Boyacá Chicó.

A pesar de lo mucho que aún hay por corregir, veo al equipo bien encaminado, con voluntad y sacrificio. Por esa senda debemos seguir.

Share This:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *