Capsulas de Carreño

Volvieron los goles. Retornó la alegría. 

Castellani, figura anoche en el Atanasio Girardot.

Por Miguel Robledo Restrepo.

Después de dos partidos laboriosos pudo el Verde mostrar lo que mostró ante el DIM.

Fue un primer tiempo vibrante y Nacional salió a arrollar. Muy temprano avisó con un balón que cruzó frente a la portería y que ni Dayro ni Vladimir lograron conectar. Poco más tarde Castellani hizo una pared de lujo con Vladimir que se la devolvió de tacón para un remate que Quiñones sacó al tiro de esquina.

Pero Castellani tenía una espinita desde que llegó y hoy se la sacó. Y de qué manera. Hizo uno y puso dos. El suyo nace de un tiro libre. Jugada de laboratorio; cobro de Delgado que cruza el área y devuelve Helibelton. Castellani incómodo logra enganchar el balón con su derecha y celebrar su primer gol en Colombia. Poco más tarde Macnelly cede a Castellani y éste a Dayro; remate que suelta el portero y Vladimir la mete. 2-0.

Luego viene el pase largo de Henríquez a Castellani que la baja y remata. Nuevamente suelta Quiñones y Dayro, atento, la mete. 3-0.

Un gran primer tiempo, con jugadores en un nivel superlativo como el propio Castellani que aprovechó las ventajas dadas por la defensa del Bolívar para ingresar por el callejón del nueve en los tres goles.

También hay qué destacar el gran despliegue de Macnelly; corre como un muchacho y sus pases son milimétricos, exquisitos. Y la madurez de Campuzano; quita con seguridad y entrega bien. Hoy fue muy limpio: Helibelton y Lenis fueron pesadilla por la banda derecha. La defensa tuvo poco trabajo.

En el segundo tiempo Nacional aflojó y Bolívar apretó y descontó merecidamente. Monetti tuvo dos parpadeos en salidas inoportunas que no manchan su buena actuación.

El cuarto gol, otra vez Macnelly, fue el de la tranquilidad. Por eso la salida de Castellani y de Macnelly. Aldo Leao y Loaiza entraron a clausurar la faena.

Fue la confirmación de la solidez del proyecto Almirón. Proyecto que va por la Copa Libertadores con argumentos serios y creíbles. No ganarla tampoco descalifica a nadie.

Share This:

Un comentario

  1. Gustavo Ruiz

    25 abril, 2018 at 4:13 pm

    *OJO
    Déjenme me alejo una vez más del tono. NO es por contradecir, sino que es bueno en la derrota rescatar y en la victoria reflexionar. Bolívar nos hizo 3 goles iguales. Entrada por el extremo, centrales abiertos y remate por el centro. Uno de ellos fue anulado, pero es la misma jugada que generó el penalti contra Millos. Allí hay una debilidad y en todas aparece Aguilar como protagonista.

    La otra es la debilidad por la punta de Delgado, en el partido de ayer no mostró todas las virtudes que había esbozado, y se reiteró en todos los defectos. Lo pero es que no cuenta con respaldo en defensa ni tampoco con el respaldo necesario en salida.

    Y no me canso de elogiar a Castellani, esos volantes tipo Rabiot, estilo Sebastián Pérez. Tal vez no tan rápido, tal vez algo pesado, pero siempre oportuno, siempre en el lugar correcto, práctico para soltar el balón, inteligente para aprovechar espacios, con gran quite y presencia. Guardando las distancias, tiene un estilo similar al del Bocha Santín quien en cada partido lo dejaba todo.
    Gustavo Ruiz, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *