Capsulas de Carreño

4-1 a Nacional… Maracambiazo…..

Nada que hacer. Otro técnico extranjero que fracasa en Nacional, el tercero consecutivo. Foto tomada de globoesporte.com.

Por Jorge Iván Londoño M.

*Quien iba a pensar que en pleno Maracaná nos iban a hacer el cambiazo del equipo que “copa” nuestro sentimiento futbolero, por otro hechizo.

Algunos albergábamos una leve esperanza, de que a la par con el tímido y escueto espaldarazo que la junta directiva le dio al técnico Autuori, y el hondo sentimiento de apoyo expresado por algunos jugadores a la causa, algo distinto podía pasar en el templo del fútbol brasilero, lugar propicio para un acto de contrición y arrepentimiento. Pero ha lejos que estábamos de esa esperanza, que a los doce minutos, con un tres a cero en contra, se nos hizo trizas.

Luego de algunas peripecias en el computador, para poder ver el partido así fuera “piratia´o”, porque con que “alientos” de otra forma, en uno de esos lugares parecidos a las otroras casas de citas de Lovaina, con mujeres ligeras de ropa y de tiempo invitando a pasar, me dispongo a ver el partido acompañado del infaltable tintico, cuando ¡PUM! llega el primer gol de los cuatro, nada menos que  a los tres minutos, y de los pies de Joao Pedro, un culicaga´o de 17 años, quien no contento nos empacó otros dos más.

45 minutos le bastaron al Fluminense, equipo serio, con jugadores dotados de actitud y recursos técnicos, y con un técnico joven que se las trae, para eliminarnos de esta otra copa, a la cual llegamos por fina atención de la Conmebol,  dizque por haber ocupado el honroso tercer lugar entre cuatro, en la tercera fase de la Copa Libertadores. Consuelo de muchos….

Me excusan que anticipe la eliminación del verde, no solo en este certamen sino en el casero, pero la contundente crisis por la cual pasan todos los estamentos de la institución, permite a todas luces hacerle competencia a Walter Mercado, y sin cobrar un peso.

¿Y ahora? rezar para que los directivos de una vez por todas hagan ondear la bandera verdiblanca en el firmamento futbolero de nuestro país. Que regrese la gloria para la institución verdolaga. No más una plantilla de setenta jugadores. No más contrataciones onerosas azuzadas por mercaderes del fútbol. No más jugadores prestados a otros clubes como si fueran hijos de mamás que no tienen con que sostenerlos. No más contratos firmados a años luz. No más jugadores porque son emblemas de la institución. No más contratos imperfectos. No más un ejército de asistentes de los asistentes. No más políticas laxas en el manejo de los futbolistas. No a los procesos a largo plazo, por la mecánica de nuestro torneo el futuro es hoy, hay que conformar un equipo altamente competitivo, y arrimarle por los laditos los muchachos de la cantera.

Mejor cantemos:
“No me den trago extranjero
Que es caro y no sabe a bueno
Y porque yo siempre quiero
Lo de mi tierra primero”.

Compartir:

3 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top