Capsulas de Carreño

Ástor Piazzolla y el fútbol.

 

Por John Cardona Arteaga.
Profesor Universidad de Antioquia.
Expresidente Deportivo Independiente Medellín-DIM.

 

Es común que a los grandes de la literatura, la poesía, la política o la religión, que no han manifestado su adhesión afectiva por un club de fútbol, les sea asignado un supuesto apego a una casaca, más por la importancia de la persona que por la elección que pudiera haber declarado en vida.

Por Cápsulas han desfilado personajes del tango con clara definición de su amor por una divisa y con vínculos muy fuertes a las instituciones o a los deportistas. Son los casos de Aníbal Troilo, Ernesto Baffa, Eladia Blázquez, José Colángelo, Julián Centeya, Héctor Negro, Horacio Salas, Homero Manzi, Carlos Gardel, Marcelo Biondini, Enrique Campos y Jorge Moreira.

El pasado 11 de marzo se cumplieron 100 años del natalicio de una de las figuras más importantes del tango en su papel de innovador, como músico de primera categoría. Se trata de Ástor Pantaleón Piazzolla (Mar del Plata, 11 de marzo de 1921- Buenos Aires, 4 de julio de 1992). Su vida de compositor e intérprete estuvo signada por las contradicciones desde su adolescencia en New York, ubicado en medio de las pandillas, escenario que llevó a la pantalla Martin Scorsese. Sus inicios como joven bandoneonista y su cercanía con Carlos Gardel lo llevaron a participar en El día que me quieras, con apenas 14 años. De ahí en adelante se construye la identidad de un mito que, como el gardeliano, alumbra el sendero del tango.

El tango es universal y trasciende en el tiempo. Las corrientes de aficionados a este género han optado por ubicarse en alguna de las etapas que solo para los efectos de este comentario denominaremos Guardia Vieja, Guardia Nueva, Vanguardia y Tango Contemporáneo. Los movimientos tangueros han estado inscritos en contextos sociales, políticos, económicos y culturales que dan cuenta de una realidad y posición de los autores, compositores e intérpretes para llenar las aspiraciones de quienes reconocen que el tango como una opción que mueve sus preferencias.

Puede decirse que los personajes que dedicaron su vida a la creación y difusión de esta música cumplieron su rol dentro de sus posibilidades, formación, inspiración y ubicación temporal. Dos figuras han sido claves en el mantenimiento y desarrollo de la cultura tanguera. Carlos Gardel, como constituyente y difusor del tango canción en un mundo que demandaba nuevos aires en las presentaciones, grabaciones y películas, quien dio un tono internacional a la música ciudadana, con todos sus matices e innovaciones durante las primeras décadas del siglo anterior. El otro protagonista, que tuvo la fortuna de conocer a Gardel siendo un niño todavía, y que vivió buena parte de la historia del tango, descubrió la forma de mantenerlo visible y vigente, cuando las amenazas de otros géneros impactaban en las nuevas generaciones del Río de la Plata y del mundo. Ese fue Ástor Piazzolla en su carácter vanguardista e innovador, resistido por propios y aceptado por extraños.

Por estos días se rinde tributo merecido al cumplirse 100 años del nacimiento de uno de los músicos más importantes del siglo XX. Un hombre que se batió en duelo musical contra quienes no reconocieron su música como tango y colocó la nueva estética en el alto pedestal de la cultura musical del mundo. Su papel revolucionario, su creatividad e inventiva, en compañía de su brillante bandoneón, dejan cubierta la obra de un gran músico tanguero que también en su momento transitó por el tango clásico.

El pasado mes, el Teatro Colón de Buenos Aires reabrió sus puertas para la realización de 14 brillantes programas con el propósito de rendir en vivo un merecido homenaje al músico, bajo el título “Piazzolla 100 años en el Teatro Colón”. Lo mismo siguen haciendo numerosas salas y teatros del mundo para reconocer la vigencia de este talento de la música.

En medio de todo lo que se ha escrito y comentado sobre este destacado personaje surge la pregunta que interesa a los lectores de estas Cápsulas. ¿De cuál equipo era hincha Piazzolla?

En esta reflexión, nadie más autorizado que su colaborador, mánager, confidente y, sobre todo, amigo para que nos aclare esta cuestión y nos comente sobre su relación con el músico y la persona. Nos referimos al señor Atilio Talín, quien, gracias a la intermediación del gran amigo y tanguero Jenaro Briñón, ha querido rendir su testimonio para los ciberlectores de Cápsulas de Fútbol.

“Muy buenos días acá en Buenos Aires para todos ustedes, a través de mi gran amigo Jenaro Briñón, un tanguero de ley, a quien considero el embajador del tango en ese divino país, al que, por suerte, en mi carácter de mánager y apoderado del gran maestro Ástor Piazzolla, he tenido la oportunidad de visitar en varias oportunidades. Hablando de Piazzolla, dejemos la música porque todos saben perfectamente que es la música de Buenos Aires de hoy, conjuntamente por supuesto con ustedes, también Japón, también Uruguay y lógicamente hoy en día en todo el mundo; pero esto que cité son las plazas prácticamente donde más éxito siempre hemos tenido.

Ante todo, quiero aclarar, que sé que muchos lo saben, que Piazzolla era más tanguero que ninguno, no les quepa la menor duda. Ástor fue un enamorado toda su vida del maestro Alfredo Gobbi, maestro de maestros, al que la vida me dio la posibilidad al integrar la barra de Pichuco, quien le diera la gran oportunidad al Genio de poder incorporarse como segundo bandoneón y de muy rápidamente después, realizar los arreglos de la orquesta y permitirle el gordo triste, hombre bueno, generoso, estrenar sus primeros temas grabados. Se preparó muy bien para lucirse y todo aquello que ustedes bien conocen. Dejemos entonces la parte musical, porque vuelvo a repetir, sé el entusiasmo de todos ustedes y la pasión que tienen por su música.

Les voy muy brevemente a comentar algo que creo que les interesará. Ástor, por sobre todas las cosas, lo único que tenía en esa maravillosa cabeza, era música, no había otra cosa que música, razón por la cual, no eran temas para tratar el deporte, la política o lo que fuera. Él era música, y siempre me lo hizo notar en mi rol de mánager y apoderado durante tres décadas, que no existe la música clásica y la música popular, existe solamente la buena música. Se puede escuchar una chacarera muy bien compuesta y mejor interpretada o disfrutar a Stravinski o a Piazzolla.

Atilio Talín

Me preguntaba el gran amigo Jenaro si Ástor, hablando de deportes, cosa que también compartimos tanto los argentinos como ustedes, porque hay una cantidad incalculable de jugadores que han ido a jugar a Colombia, después de hacer su carrera acá en Buenos Aires; y algo risueño, una vez le pregunto a un señor, le digo, ustedes a los argentinos no nos quieren y me dijo: ¿que no los queremos? Vienen a jugar al fútbol y terminan su carrera como tal y se ponen a cantar tangos. Me causó mucha gracia.

Volviendo al fútbol que era la pregunta, Ástor no tenía idea. Él estaba con un amigo muy grande que tuvimos y que tenemos por suerte, Miguelito Selinger, y como era de Racing, Piazzolla decía que era de Racing. Conmigo, porque no me quise poner en primer término, sabiendo que era fanático de River, decía que era de River.

Él fue en tres oportunidades a ver el fútbol. En una ocasión lo llevó Jairo en Francia, creo que estuvo con Brindisi y Maradona. Después en Brasil, invitados por Chico Buarque, fuimos a ver en el Maracaná al Santos de Pelé. Después de verlo jugar, Chico nos invitó a cenar y se prendó de este grande de la 10, a la par de Maradona, cada uno en su momento el mejor; Ástor simpatizó mucho con Pelé, era muy agradable. Después en la Argentina, estando el Santos en Buenos Aires, como Troilo era muy amigo de todos los de River, de los cracks de aquella época, y como yo que estuve a su lado mucho tiempo, me hice amigo del “Charro” Moreno y del “Pipo” Rossi que jugaron con ustedes y lo llevamos al Monumental de Núñez a ver a ver al Santos. Fueron las únicas oportunidades que fue conmigo al fútbol, le llamó la atención, pero vuelvo a repetir, no le quitaba el sueño. No recuerdo nunca haberlo visto en televisión ver un partido de fútbol; él cuándo estaba en Estados Unidos pudo ver ese deporte americano que ellos practican, pero era muy chico. Su pasión deportiva, llamémosle así, no era otra que la pesca del tiburón.

Creo que con este breve comentario los he puesto más o menos al tanto de lo que significa este Genio para todo el mundo. Y una frase que es mía y creo que la van a aceptar. Yo digo siempre que Ástor sobre la base del tango, inventó un nuevo idioma musical universal, ejemplo, Oblivión no es tango, sin embargo, tocado con Ástor, lo parece.

Bueno mis queridos amigos me comprometo, en la próxima oportunidad que tenga de viajar a Colombia, que reitero, es un país que siempre nos ha tratado tan bien, tener una charla no solamente de Ástor, sino más general, ya que acabo de editar el libro Mi vida con los grandes del tango y lógicamente termino con lo más grande que me pasó en mi vida, estar al lado de mi queridísimo Tanuca, como solíamos llamarnos entre nosotros.

Un saludo muy grande para todos, un placer mandarles este mensaje y espero sinceramente que les agrade. Gracias hermanos”

Atilio Talín, Buenos Aires, 11 de abril de 2021

Piazzolla con Maradona y Jairo

A propósito de la presencia de Piazzolla viendo a Maradona en París, en un partido amistoso en 1981, traemos la referencia del propio Jairo, destacado cantautor argentino, quien grabó varias composiciones del músico:

“Entonces fue cuando Diego logró sacar al hincha que Ástor creía no tener adentro: “Piazzolla que estaba al lado mío se levantó y gritó de manera espontánea -de acuerdo a su cultura-  ´Sos Nijinsky, sos Nijinsky´ (por el bailarín ruso Vaslav Nijinsky).  Estaba fuera de sí, gritaba con los ojos fuera de su órbita. Andá a saber si Maradona sabría quién era Nijinsky, pero Ástor se sacó las ganas de decirle al tipo lo que sentía”.

Según Jairo, estaba claro que Piazzolla no tenía cultura de fútbol, pero sí tenía al arte metido en su cabeza y por eso reaccionó llamando «bailarín» a Diego. “Dio la casualidad de que el partido con los ingleses de 1986 también lo vimos junto con Ástor y no podíamos creer lo que estábamos viendo”

https://www.lavoz.com.ar/vos/musica/el-dia-en-que-jairo-le-tiro-un-pase-a-maradona-con-piazzolla-hinchando-desde-un-palco-del-psg/

También recogemos el comentario de su nieto Daniel “Pipi” Piazzolla, reconocido hincha de River:

«Mi abuelo no era muy apasionado por el fútbol, no lo seguía. Se dice que era hincha de Racing porque de vez en cuando lo llevaban a la cancha. Pero en el último tiempo, desde mis 13 a los 20 más o menos, le quemaba la cabeza con River. Pero la verdad es que mi abuelo estaba en otra cosa. Mejor dicho, en otra galaxia», cuenta Pipi que pese a sus esfuerzos no pudo contagiar la pasión por el fútbol a su abuelo.”

https://infocielo.com/deportes/piazzolla/100-anos-piazzolla-que-cuadro-era-el-genio-del-tango-n707333

Finalmente, gracias a Jenaro Briñón, incluimos el testimonio exclusivo del señor Miguel Selinger, amigo. compañero y presentador del gran músico, ya mencionado por Atilio Talín en su mensaje:

“A Piazzolla el fútbol no le atraía demasiado. En cuanto a sus simpatías con Racing se debían a que alguna vez fue a la cancha (yo fui con él) a ver el partido por la final de la Copa Intercontinental en cancha de Racing, donde ganamos (por supuesto yo soy hincha de la gloriosa Academia) y como el primer partido se había jugado en Escocia y ganó el Celtic de Glasgow, el tercero se jugó en Montevideo (ganó Racing y se clasificó campeón del mundo). En cuanto a River su hijo Daniel y su nieto son hinchas de ese equipo y por lo tanto el Maestro pudo simpatizar con esa institución, pero la realidad es que el fútbol no le atraía mucho.” Miguel Selinger, Buenos Aires, 16 de abril de 2021.


Piazzolla y el mundial 1978

A pesar de su notorio desapego por el fútbol, Piazzolla motivado por la celebración del Mundial de fútbol en Argentina 1978 se animó, según sus allegados, más por el encargo que le habían propuesto, y en aras de obtener una retribución económica, preparó un álbum titulado Mundial 78, con sugestivos temas alusivos a este deporte. Era la época de sus contribuciones preparadas en Italia, de las cuales las Libertango, Persecuta y Mundial 78, no gozaron del beneficio de la crítica.

Quienes lo conocieron, tan directo como era, cuentan que a Piazzolla el proyecto Mundial 78 no le colmó sus expectativas y hasta pensó en no editarlo, criticando duramente su producción.

Los temas originales contenidos en un LP y en versión de casete se titulaban: Mundial’78, Marcación, Penal, Gambeta, Golazo, Wing, Córner y Campeón.

La crítica tampoco fue favorable con la producción de Mundial 78, sumada a las contradicciones internacionales que arrojaba la celebración del evento deportivo en épocas de dictadura. En cierto modo, el disco no tuvo la resonancia esperada.

“Apenas dos años después, en 1980 el disco se reeditó. En esa ocasión se presentó casi como un disco nuevo. Algunos aventuran que ante la escasa repercusión del anterior y de la mala fama del Mundial internacionalmente, Piazzolla optó por borrar todo rastro de la futbolización de su música. Así el disco dejó de llamarse Mundial 78. Su nuevo nombre: Chador. Por lo tanto, con el nuevo título, todos los temas quedaron rebautizados. Mundial pasó a llamarse –antes de Michael Jackson- ThrillerMarcación se convirtió en PanicPenal fue Tango FeverGambeta se transformó en ChadorGolazo en GoooooalWing en Buenos Aires promenadeCórner en Milonga Trip y Campeón en Tango Blues.

https://medium.com/@matiasbauso/algunas-historias-musicales-del-mundial-78-c1b95348d757

los invitamos a escuchar los temas del álbum Mundial 78, interpretados por el Quinteto Piazzolla.

Mundial 78

https://www.youtube.com/watch?v=9r-X3R7bf8I&list=OLAK5uy_kc-nqk5uHwBxwHc8CebXZnQAWQE6QfxHI

 

Marcación

https://www.youtube.com/watch?v=Rl13MXjF0h8&list=OLAK5uy_kc-nqk5uHwBxwHc8CebXZnQAWQE6QfxHI&index=2

 

Penal

https://www.youtube.com/watch?v=cO8v6CI5a_A

 

Campeón

https://www.youtube.com/watch?v=0HfiViTbhFk

 

Wing

https://www.youtube.com/watch?v=PI2Py5NuIXo

 

Golazo

https://www.youtube.com/watch?v=Gv1XKqoO9RQ

 

Córner 

https://www.youtube.com/watch?v=9kCC0m0KQUw

 

Gambeta

https://www.youtube.com/watch?v=bbJrx-vopdQ

La inspiración de los artistas, autores y compositores tiene una orientación hacia elementos de la cultura que hacen visible un comportamiento integral, dentro de las opciones que se les presentan, a partir de la interacción con diversos actores de la actividad cultural de un país o región. Su participación en los circuitos internacionales en su campo y el papel innovador que juegan para el conocimiento universal, los hace diferentes en la actividad que desarrollan. Eso ocurrió en los casos de Carlos Gardel y Ástor Piazzolla quienes encumbraron el tango hacia una proyección global y se convirtieron en embajadores de esa música.

El vínculo de Piazzolla con el fútbol fue escaso, pero mostró las posibilidades de unir su pasión musical mediante respuestas futboleras en momentos en que la nacionalidad o el mercado lo reclamaban, aun sacrificando la calidad que siempre fue un imperativo del compositor rebelde, retador y exigente en su tarea. En consecuencia, culminamos esta reflexión con una frase nacida de la contradicción entre tangueros:

«En mi país cambian los presidentes y no dicen nada, cambian los obispos, los cardenales, los jugadores de fútbol, cualquier cosa, pero el tango, no. El tango hay que dejarlo, así como es: antiguo, aburrido, igual, repetido.” Astor Piazzolla.

John Cardona Arteaga – Profesor Universidad de Antioquia.
Expresidente Deportivo Independiente Medellín-DIM

Medellín, abril de 2021


Compartir:

2 comentarios

  1. Jose María Itero

    23 abril, 2021 at 5:31 pm

    *Linda nota con Piazzolla
    Linda nota. Piazzolla no era futbolero. Estuvo en mi programa de radio una mañana de domingo y cuando salía el tema fútbol se mosqueaba. No le gustaba.
    José María Otero, periodista ex El Gráfico, Madrid

    • John Cardona

      23 abril, 2021 at 9:05 pm

      *De John Cardona para José María Otero
      Muchas gracias José María por tu amable comentario.
      Estás en todo. El fútbol, el tango, el baile y la cultura .
      Abrazo desde Medellín.
      John Cardona, columnista Cápsulas

      Medellín

Dejar una respuesta

Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top