Capsulas de Carreño

Benjamín Cuello, corazón de acero

Benjamin Cuello (26)

 

*De la Redacción.
Hace siete meses fue sometido a una delicada operación (a corazón abierto, tres arterias obstruidas). Si Uds. lo ven hoy simplemente notarán que ha rebajado unos 17 kilos pero conserva su principal patrimonio, ese torrente de voz que lo tienen como uno de los grandes narradores deportivos en Colombia. Hoy presentamos a Benjamín Cuello Henriquez, recopilación de la sección «Tres en uno» que pertenece a Cápsulas.


Recopilación del médico Raúl Fernando Maya Aguirre, Popayán
[[email protected]]

El día de hoy presentamos a Benjamín Cuello Henríquez, narrador deportivo  eximio, con un timbre de voz sobresaliente y con una narración particular, llena de humor y canto, como solo él lo sabe hacer. Autor del libro “Los intérpretes del gol”, un digno y maravilloso homenaje al narrador deportivo.

Los testimonios de Giovanny García, Bernardo Tobón y de Oscar Restrepo Pérez, para plasmar apartes de  la vida y obra de Benjamín Cuello Henríquez. La versión original del perfil se publicó en octubre de 2006.

 

Giovanny García, G.G., El “Benja” como le dicen sus amigos, “Beni Coe” como lo bautizó Marino Millán en Cali cuando llegó a Radio Ciudad de Cali por allá en el 84, Benjamín Cuello Henríquez, nacido en Aracataca, Magdalena (dice él mismo en broma que ese pueblo tiene dos figuras de renombre Gabo y el Benja ) ya cincuentón es de esos personajes que uno quiere que permanezcan siempre en la radio y al aire.

Alegre, folclórico, humorista, “mamagallista” como él mismo lo confiesa “porque a la vida hay que hacerle goles diariamente”, y por encima de todo sencillo, es todo un crack del relato y la vida radial. Lo conozco desde 1982 cuando estando en RCN tuve la ocasión de ir a Mérida para trasmitir con Nacional la Copa Libertadores de aquel año (la misma que casi gana el Tolima con Ricardo de León y en el que jugaban entre otros Sapuca, Iguarán, Isasi, Del Río, Hugo Gallego, Flórez, Carrillo, entre otros, y que eliminó a Nacional en el propio Atanasio por goleada), y me acompañó por RCN Medellín el narrador barranquillero Roger Araújo. Éste tenía una gran amistad de muchos años con Benjamín y dos días antes del partido Nacional-Estudiantes nos invitó a cenar en su casa lo que resultó ser una extraordinaria velada de amigos costeños pues hubo otros invitados muy especiales de Benjamín dedicados al fútbol y la narración.

Benjamín estaba laborando desde hacía dos años en Venezuela con televisión de Caracas y radio en Mérida y estaba muy a gusto porque decía le trataban muy bien luego de sacarlo de Barranquilla donde había comenzado como narrador alterno en Caracol. Había disputado con Sergio Ramírez casi la sucesión de Édgar Perea por aquel entonces.

Benjamín fue un extraordianario anfitrión pero me impactaron muchas cosas y desde allí lo identifiqué como uno de los más simpáticos locutores del país: le gustaba la música y cantaba. Era chistoso y cuentachistes pero genial con anécdotas de sus amigos, personajes del medio, hombres de la farándula de salón o a veces chistes verdes pero espectaculares; lo increíble es que era así toda la noche pues siempre tenía una chispa para referenciar, y a eso agréguele su puculiar forma de reírse que contagia.

Con una memoria prodigiosa para recordar todo lo de su vida y sus cuentos; no bebía en grandes cantidades por lo que no se emborrachaba pero siempre estaba animado.y una sinceridad unido a la humildad que me llevé ese impacto de regreso a Medellín con el compromiso moral de volverme a encontrar con él para disfrutar su compañía y ayudarle en lo que pudiese.


En su natal Aracataca, Benjamín Cuello organizó un evento social con asistencia de Carlos Valderrama y Édgar Perea. Foto Diario del Magdalena.

En su natal Aracataca, Benjamín Cuello organizó un evento social con asistencia de Carlos Valderrama y Édgar Perea. Foto Diario del Magdalena.

G.G. Y después de esto desapareció unos meses más pues se vino al Mundial de España con la televisión de Venezuela y cuál sería mi sorpresa y mi alegría al saber que en el 84 lo rescataría el naciente Grupo Radial Colombiano de la mano de Óscar Rentería para la ciudad de Cali. Allí se hizo sentir por primera vez fuerte en Colombia y hacerse conocer a nivel nacional con la famosa “Guerrilla Deportiva” en la que estaban Óscar y Marino Millán entre otros. Era una dicha inmensa saber que el amigo que me había confesado su deseo de volver por la puerta grande a Colombia pues no era lo mismo transmitir fútbol en Venezuela que en ese entonces estaba en pañales y su liga daba risa por su informalidad, regresaba al país con un gran grupo para disputarle la sintonía a Mao y Rafael Araújo en la Sultana y lo consiguió; desde ahí la hegemonía de Mao en el estadio se resquebrajó ( no era del 90 por ciento como decían las encuestas, bajó a casi la mitad) y Benjamín logró ser segundo por mucho tiempo y casi a veces primero por su gran velocidad de relato para competir con Rafa, así como su alegría y demás condimentos en el relato con frases pegajosas como “el árbitro dice jueguen muchachos”,”aquí no pasa nada”, etc,etc.

Su gol era excelente pero lo mejor era su precisión: yo probaba esto a través de la Tele cuando había un evento en Cali y lo sintonizaba para escucharle y no había retraso con la jugada (él siempre decía que estaba encima de la bola) y tampoco equívocos con los protagonistas y siempre fue así: alegre, rápido y preciso, sin duda el narrador más alegre de Colombia .

 


BENJAMIN, PERSONA EJEMPLAR
G.G.
Gran amigo, sincero, alegre, consejero de los momentos difíciles de todos sus compañeros y un “echao palante” como bien lo dice que creyendo mucho en Dios siempre se mantiene vigente.

El Benja llegó a Cali con el GRC y allí estuvo varios años hasta que se fue a Bogotá (cuando se fue Carlos Antonio con Paché para Antena Dos) con el mismo grupo. Luego estuvo en Caracol donde comenzó a hacer famosa Radiodeportes con un programa farandulero todas las tardes a nivel nacional además de narrar en El “Camping” los domingos con Hernán Peláez. Luego la empresa decide abrir varias trasmisiones y es cuando surge primero Guillermo Díaz , luego Dagoberto Puello ( hoy triunfante en USA) por unos meses, para alternar con él y luego trasladan al Tato Sanín, hasta que llega Jorge Eliécer Campuzano y Benjamín es enviado otra vez a Cali, y tuvo algunos meses en Todelar Bogotá con Darío Ángel Rodríguez porque su deseo era regresar a la capital, hasta que se volvió a la Sultana con Caracol que le daba más seguridad empresarial.

Casi sus últimos 20 años han estado más en Caracol donde ha trasmitido todo tipo de eventos con el fútbol; es netamente un relator futbolero; jamás lo escuché en otros deportes. Ha estado en varios Mundiales, Copas América, Libertadores, y torneos Suramericanos.Poco se le ha visto en televisión, diría que nunca porque es un narrador que solo tiene el biotipo de la radio por su velocidad: si se critica a William Vinasco por su desparpajo radial para hacer TV con narración de radio ciento por ciento, peor sería con Benjamín que no me lo imagino relatando con lentitud y por frases.Cuello Henríquez es de los mejores personajes de la narración en Colombia en todas las épocas, así tenga tan solo algo más de 20 años en los estadios de Colombia; llegó a la radio siendo veterano y surgió en Colombia pasados los 30 años pero se ha sostenido de manera ejemplar.

Muy disciplinado, de los primeros en llegar a los estadios recuerdo con Juan Manuel González, Hernán Peláez y el mismo Tato para trasmitir por Caracol en Copas América o eliminatorias; sabe de técnica de radio para armar sus propias trasmisiones;siempre jovial pero serio en su trabajo es todo un profesional y cuando está al aire totalmente concentrado en su trabajo.Lo mejor: siempre te atiende con una sonrisa o un chascarrillo.

 


DE LA TIERRA DE GABO
Óscar Restrepo, O.R.,
Según indican sus amigos más íntimos,Benja, nació en Aracataca, Magdalena, es decir que pelea con Gabriel García Márquez el saber quién le ha aportado más al terruño. Cuando se le dice eso, se sonríe y afirma “quisiera tener el honor de compartir con Gabo, siquiera el 10 por ciento de lo que ha significado para el país. Es mi ídolo. No niego que haber nacido en el pueblo del Premio Nobel, es un orgullo”. Esa puede ser la carta de presentación de este narrador magdalenense, quien se ha consagrado en Venezuela y Colombia. En el vecino país, hizo una larga carrera en radio y televisión, trabajando para medios electrónicos de Mérida, San Cristóbal, Caracas. En Colombia se hizo efectivo en su tierra, Santa Marta, en Cali y Bogotá. Aunque el paso por territorio antioqueño ha sido muy fugaz, casi que en plan de reemplazar a algún compañero. Su ida y vuelta Cali-Bogotá ha sido el común denominador de su dilatada carrera.


O.R.
Benjamín,lector empedernido, admirador de líderes prehistóricos. A su hijo mayor lo bautizó Atahualpa, amante de la música global, pero fundamentalmente la vallenata, posee una costosísima colección. Casado, tiene herederos que no le siguieron el paso en los medios. Recuerdo que en su casa en Venezuela, nos presentó su familia, e hizo fiesta particular con una velada en la que no faltó su buen humor, su carisma increíble y por supuesto una serenata con los demás periodistas colombianos y venezolanos que compartimos la reunión. Un personaje detallista, por sus asombrosos cuentos, por su memoria gráfica sobre acontecimientos, fechas, detalles, apodos, anécdotas. Benjamín tiene disco duro de escritor. Y verbo de pregonero político. Es verdaderamente un personaje de la tierra Macondiana. Por su sencillez y franqueza muchos líos y dificultades ha tenido que afrontar en su carrera.


Bernardo Tobón, B.T., Benjamín Cuello otro personaje grande en la radio colombiana nacido en Sevilla, Magdalena, y desde muy niño vivió en Aracataca, donde estudió su primaria, el bachillerato en Barranquilla pero todos los fines de semana viajaba a Aracataca. En 1970 Marcos Pérez Caicedo en Emisoras Unidas de Barranquilla abre un concurso para encontrar las nuevas voces del deporte, se presentan más de 100 aspirantes y Benjamín queda entre los seis finalistas. Con su licencia de locutor expedida por el Mincomunicaciones empieza en RCN Barranquilla como locutor comercial, con Julio de la Rosa y Enrique J Shiller narrador.

B.T. Lo contratan en Radio 15 como locutor comercial de Efraín Peñate, también estaban en Caracol Barranquilla Róger Araújo, Sergio Ramírez, Manolo Villarreal, Juan Eugenio Cañavera, José Miguel Sánchez, Marco Aurelio Álvarez, Jairo Pava, Erasmo Padilla, grupo este que Benjamín denominó la “Fania” de la radio, época gloriosa de la radio colombiana, grupo gerenciado por Carlos Pérez importante hombre de la radio nacido en Cúcuta.. Hoy ni sombra de las inmensas figuras que Colombia le ha entregado a la radiodifusión.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *