Capsulas de Carreño

Colombia revive (Eduardo Sepúlveda, La Tercera de Chile)

La TerceraPor  Eduardo Sepúlveda,
La Tercera – Chile

————————————-
*Neymar vivió una noche terrible, desaparecido entre sus marcadores, y expulsado al final del partido por reclamos al árbitro chileno Enrique Osses.
—————————————

Colombia corría el riesgo de convertirse en virtual eliminada de la Copa América. La inesperada caída ante Venezuela había tirado al suelo todos los pronósticos que la alzaban como una de las candidatas en el certamen. A su favor, tenía la localía, pues suyo era casi el 90% del público en el estadio Monumental. Sus antecedentes mundialistas, luego de haber alcanzado los cuartos de final el año pasado, también le permitían abrigar optimismo.

El equipo de Perkeman, finalmente, venció 1-0 al Scratch y, sobre todo, a Neymar, opacado por el rigor de la marca, y a la historia: hasta ayer, ante la Canarinha había sufrido 17 caídas en 27 partidos oficiales, con apenas dos victorias.

Pero 24 años después de su último triunfo, los colombianos celebraron nuevamente, casi de modo cabalístico, pues también lo habían logrado en Chile y por la Copa América, en Sausalito. Acompañados por no menos de 30 mil de sus compatriotas, lo hicieron de nuevo, en una circunstancia crucial y con un protagonista decisivo: James Rodríguez. Como si las coincidencias no fueran pocos, el anterior festejo ante la Verdeamarelha se produjo el 13 de julio de 1991. El día anterior, en un hospital de Cúcuta, nacía precisamente el actual volante de Real Madrid.

Quizás todo eso se sumó para que los caribeños dominaran el primer tiempo, con un gran despliegue de su mediocampo, pues aparte de Rodríguez también surgieron el talento de Juan Guillermo Cuadrado, virtualmente inactivo frente a los venezolanos, y el esfuerzo de Carlos Sánchez en el quite. Fue desde el comienzo. Batalla ganada en el centro de la cancha, reducida por el achique que establecían ambas escuadra.

Por eso no fue extraño que a los 36 minutos, un centro de Cuadrado quedara a disposición de Jeison Murillo, quien anotó con un tiro rasante, imposible de contener para Jefferson, tanto por cercanía como por potencia.

Cuadrado tuvo el 2-0 poco después, pero su disparo se fue apenas desviado, luego de una gran habilitación de Radamel Falcao García. Apenas pasó un minuto, cuando Brasil tuvo su única ocasión de anotar durante el primer tiempo: un centro de Daniel Alves fue cabeceado por Neymar y sólo la reacción de David Ospina evitó un 1-1 que hubiera sido absolutamente inmerecido para el Scratch. En el rebote de la misma jugada, el delantero del Barcelona se ganó, por una mano, su segunda tarjeta amarilla del torneo, por lo que será baja ante Venezuela.

En la reanudación, sin embargo, la escuadra de Dunga pareció recobrar energía para buscar espacio y velocidad, habitualmente sus armas más eficaces gracias a Neymar y Willian. Colombia, en tanto, pareció resentir esa reacción del rival y se replegó, a la espera de algún contragolpe comandado por Rodríguez y Cuadrado.

En ese contexto, el autor del 1-0, Murillo, cometió un error que pudo haber tenido consecuencias; dio un toque muy corto hacia Ospina, el balón fue peleado por Elias y el rebote le quedó a Roberto Firmino, que elevó cuando el 90% del estadio ya lamentaba el gol.

En la media hora final, el empeño brasileño fue evidente, sobre todo con los ingresos de Coutinho y  Douglas Costa, mientras  Perkeman replicaba con sus cambios.

Así, no fue fácil. Pero nadie dijo que lo sería para Colombia. Anoche se olvidó del frío, celebró y se llevó  tres puntos que ponen al Grupo C en un escenario tan emotivo como impensado.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top