Capsulas de Carreño

Copa de la Liga: Estudiantes finalista

Boca 1 – Estudiantes 1 en el tiempo reglamentario. Definición desde el punto penal: Boca 1 – Estudiantes 3 y clasificación a la final de la Copa de la Liga que será el domingo contra Vélez Sarsfield. Foto @EdelpOficial

==
*Estudiantes venció por penales 3 a 1 a Boca y se clasificó a la final de la Copa de la Liga, en donde el próximo domingo, en Santiago del Estero, definirá el torneo con Vélez. Por el Pincha anotaron Mancuso, Carrillo y Méndez, mientras que Zenón marcó el único del Xeneize. La gran figura de la definición fue el arquero Matías Mansilla, que le contuvo los remates a Cavani y a Figal. Merentiel estrelló su disparo en el travesaño. Romero, en tanto, le detuvo el disparo a Cetré.

Lo de Cetré: No estuvo el primer tiempo debido a una ligera molestia muscular. Ingresó en el segundo, contribuyó con su accionar para el empate por cuanto cobró de manera certera penal a la media hora. Con la igualdad 1×1, definición desde el punto penal. Esta vez Cetré no acertó, lo detuvo Romero. 

====

Edinson Cavani y Enzo Pérez. Fotos tomadas de Página 12.El partido será televisado por TNT Sports e ESPN Premium, canales exclusivos para los abonados al Pack Fútbol. Las señales televisivas se pueden sintonizar mediante plataformas de streaming como DGO, Flow y Telecentro Play, entre otras.

==

LO PREVIO

Cómo llegó Boca a la semifinal vs Estudiantes
Boca salió cuarto en la tabla de posiciones de la zona B de la Copa de la Liga con 25 puntos, tras 7 triunfos, 4 empates y 3 caídas, con 20 tantos convertidos y 12 recibidos. En cuartos de final se impuso 3 a 2 a River y de esa manera clasificó a semifinales.

Cómo llegó Estudiantes a la semifinal vs Boca
Estudiantes fue el escolta de Godoy Cruz en la zona B de la Copa de la Liga con 27 unidades, producto de 8 victorias, 3 empates y 3 derrotas, con 19 tantos convertidos y 9 recibidos. En cuartos de final derrotó 3 a 0 a Barracas Central, para así meterse entre los cuatro mejores del certamen.
(Fuente: Página 12)

===

                    VÉLEZ ESPERA AL GANADOR DE BOCA-ESTUDIANTES

Vélez avanzó a la final de la Copa de la Liga. Foto Andrés Vázquez, tomada de ole.com.ar.

Por Nico BerardoVía
ole.com.ar.
Domingo 28 de abril

*Vélez resistió con un jugador menos, eliminó a Argentinos por penales y es finalista de la Copa de la Liga

*A pesar de la expulsión de Braian Romero, el Fortín hizo un buen partido y ahora espera por Boca o Estudiantes.

Ganó, Vélez. Y a lo Vélez. El grito de Lenny Lobato fue algo más que un festejo. Fue un desahogo -detonado en San Nicolás pero con réplicas en Liniers- que trascendió a la tensión liberada por la victoria en los penales frente a Argentinos: el triunfo no fue más que una alegoría de la resiliencia que el equipo -ahora de Gustavo Quinteros- ejercitó en el último año calendario. Pasando de pelear la permanencia en 2023 a estar a un partido de volver a gritar campeón tras una década.

Vélez ganó resistiendo. Demostrándose a sí mismo su propia fortaleza. Quedarse con un jugador menos a los 12 minutos -una expulsión tan imprudente como evitable de Braian Romero- fue otro test más para un cuadro habituado a resistir, a pelear contra la adversidad.

Que arrancó el año con un golpe con riesgo de nocaut -un 0-5 frente a River que generaba dudas en torno al deté que había llegado a Liniers para relevar al Gallego Méndez- pero se levantó y siguió. Que se metió en los playoff con una victoria ante Independiente Rivadavia pero también por una combinación de resultados favorable.

Que en los cuartos de final y ante la revelación del torneo, Godoy Cruz, debió sobreponerse a otra roja. Y lo ganó. Y que en pleno tránsito del torneo tuvo que expulsar a cuatro jugadores acusados de un gravísimo delito de género cometido, además, en la propia concentración.

Vélez ya había ganado el partido a pesar del 0-0. Por la fortaleza que mostró su última línea, cerrando los potenciales pasillos para que por allí no atacaran Romero, Herrera o Coronel. O que la pelota no le llegara con claridad al killer Gondou. Y a la vez por la contagiosa entrega de Pizzini y Thiago Fernández, filosos ofensivos que generaron cuatro situaciones clarísimas de gol, todas desactivadas por Rodríguez.

En contraste, Argentinos empezó a perder la semifinal cuando no supo entender de qué modo capitalizar el manejo de la pelota -su máxima virtud- para sacar provecho de su superioridad numérica.

Aunque Guede retocó y logró, ya con el rival desgastado, exigir un poco más a Marchiori -protagonizó un atajadón a Herrera que valió un gol- le faltó intensidad. Se plagió sin ideas nuevas, casi como si se tratara de un equipo dogmático que no puede pecar tirando un centro. Una señal de ello: lejos de aguijonear por instinto, en su último ataque -y en tiempo adicionado- siguió tocando en la búsqueda de un espacio, incluso corriendo el riesgo de que Tello pitara el final y lo dejara sin chances de concluir esa acción potencialmente decisiva.

Casi como si el libreto se repitiera como un loop, en los penales Vélez también empezó abajo: Rodríguez le adivinó el penal a Juani Méndez. Pero lo levantó. Aprovechando el yerro de Herrera y luego el atajadón de Marchiori a Gondou. La puntada final: el toque preciso de Lobato para que la clasificación se sellara y la resiliencia se premiara. Y la sensación de renovación -y de etapa de sufrimiento archivada- tomara fuerza.
(Fuente: ole.com.ar)

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *