Capsulas de Carreño

De la portería a la televisión…

Rachel, presentadora de televisión. Foto Getty Images, tomada de fifa-com

*Rachel Brown-Finnis jugó Mundiales y Juegos Olímpicos.
*Actualmente es una importante comentarista en la televisión británica.
*La exinternacional inglesa nos habla de su nuevo proyecto televisivo.

-x-x-

Teniendo en cuenta el arrojo y la fortaleza mental que se necesitan para enfrentarse a la ejecución una pena máxima y lanzarse entre tacos, botas y piernas, así como para mantener la calma y recuperar la compostura tras cometer un error ante miles de espectadores, no sorprende que los porteros constituyan una raza aparte.

Durante casi dos décadas, Rachel Brown-Finnis sobrevivió, y triunfó, en ese puesto de tanta presión. En 2015, cuando finalmente colgó los guantes, la guardameta tuvo que enfrentarse a la pregunta que muchos futbolistas temen: ¿y ahora qué?

La profesión en la que nuestra protagonista ha encontrado acomodo desde entonces podría considerarse igual de intimidante. Comentar en televisión en directo, ante las cámaras y el resplandor de los focos, consciente de que cualquier error puede convertirte en carne de cañón para troles y escépticos, implica una presión que puede minar la moral de cualquiera.

En semejantes circunstancias, quizás no constituya una sorpresa que la exinternacional inglesa, que vistió la elástica de su selección en más de 80 ocasiones, haya echado mano de algunas de las técnicas que tan útiles le resultaron durante su etapa sobre el césped.

Rachel, jugadora internacional de Reino Unido. Foto Getty Images, tomada de Fifa.com.

COMENTARISTA DE FÚTBOL MASCULINO Y FEMENINO

“Preparo cada emisión como si preparase un partido importante: me documento, me preparo mentalmente y todo lo demás”, explica Brown-Finnis, que tiene actualmente 40 años. “Sin duda, creo que mi experiencia en la portería me ha ayudado, porque una guardameta tiene que ser capaz de superar las frustraciones con rapidez y saber recuperar la concentración tras una gran parada. En pocas palabras, tienes que ser la persona que muestre una mayor estabilidad emocional sobre el césped”, añade.

“Lo mismo me ocurre ahora frente a las cámaras: tengo que mantener la calma, ordenar mis pensamientos, pensar con frialdad y no permitir que las emociones afecten a mi trabajo”, continúa.

Ese enfoque tan metódico ha dado sus frutos, ya que Brown-Finnis, una de las primeras comentaristas que ha trabajado en partidos de fútbol tanto femenino como masculino en Reino Unido, es actualmente una profesional reconocida y respetada en su nuevo ámbito de trabajo.

Sin embargo, como ha ocurrido con la mayoría de mujeres pioneras en el mundo del fútbol, el precio del éxito, sobre todo al principio, fue sufrir abusos en las redes. “Puede que el hecho de haber sido portera también me haya servido de preparación para ese tipo de experiencia”, asegura entre risas. “En cualquier caso, creo que las cosas están mejorando en ese sentido”, revela.

“Si lo piensas, los presentadores, narradores y comentaristas del fútbol que hemos visto desde la infancia en televisión eran siempre hombres. Comprobar que ese formato establecido había empezado a cambiar supuso una conmoción para alguna gente, que ahora ve que las mujeres también podemos hacer aportaciones interesantes. Me siento orgullosa de haber contribuido a desterrar esos prejuicios y a construir el cambio”, explica.


LA FICHA DE RACHEL BROWN-FINNIS

Partidos con la selección inglesa: 82
Participaciones en competiciones importantes: 2 Copas Mundiales Femeninas de la FIFA (2007 y 2011), 1 Torneo Olímpico de Fútbol Femenino (2012), 4 Eurocopas (2001, 2005, 2009 y 2013)
Momento más destacado de su carrera: “Los Juegos Olímpicos de 2012 estarían por encima de todo lo demás. Mi primer partido en directo lo presencié en Wembley en 1988, así que poder volver a ese estadio en calidad de futbolista internacional y con ocasión de una cita olímpica, ante miles de personas, fue una experiencia increíble.
Otros datos curiosos: Brown-Finnis repartió la mayor parte de su carrera futbolística entre las mitades roja y azulona de Merseyside, y se labró un nombre en el Liverpool antes de defender la camiseta del Everton durante once años tras una breve etapa en Estados Unidos.

DE REFERENTE DEL ARCO A ESTRELLA TELEVISIVA

Rachel y una novedosa propuesta de televisión. Con sabor a reality. Foto Getty Images, tomada de Fifa.com

Brown-Finnis considera que su nuevo proyecto, un ambicioso programa de televisión que busca encontrar a la próxima gran estrella del fútbol femenino, constituye otra muestra de lo mucho que ha avanzado el fútbol femenino en los medios de comunicación mayoritarios.

“Un programa de este tipo habría resultado impensable hace unos años, y si una iniciativa así se ha puesto en marcha es solo porque la gente está constatando la popularidad que ha alcanzado el fútbol femenino”, declaró en alusión al programa Ultimate Goal, del canal británico BT Sport. “Se trata de algo que no se había hecho antes. Buscamos a jugadoras de toda Europa que no hayan podido aprovechar las oportunidades más convencionales, o que hayan dejado el fútbol para tener hijos, por trabajo o por otros motivos. Cualquier mujer o chica que, por las circunstancias, no haya podido desarrollar todo su potencial”, explica.

“Empezamos con una intensa semana de entrenamiento, después reducimos el número de participantes a 16 y, finalmente, el objetivo del programa es que esas futbolistas tengan ocasión de jugar ante ojeadores de toda Europa, que asistirán como invitados a un partido contra un equipo de la cantera del Birmingham. Contamos con chicas procedentes de lugares como Países Bajos, Alemania, Irlanda o Estados Unidos, que tendrán la oportunidad de demostrar su valía en el escaparate que hemos puesto a su disposición”, continúa.

“La idea es que el espacio comience a emitirse en noviembre. Participar ha sido una experiencia muy interesante, si bien para mí ha resultado algo totalmente nuevo. No en vano, la mayor parte del trabajo que he hecho en televisión corresponde a partidos en vivo, así que este tipo de producción, en la que tienes que repetir tomas y trabajar con guiones gráficos, ha sido toda una novedad”, añade.

“Rodar en St George’s Park, las instalaciones de entrenamiento de la selección inglesa, también ha sido especial, porque recuerdo que el momento en que la selección femenina pasó a trabajar en estas instalaciones supuso un punto de inflexión en cuanto a paridad, ya que durante mucho tiempo nos habíamos sentido como una especie de ciudadanas de segunda clase. Para mí es un orgullo haber formado parte de ese proceso en mis tiempos de jugadora, y poder ahora contribuir al progreso del fútbol femenino desde una posición diferente”, concluye.
(Fuente: Fifa.com)

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top