Capsulas de Carreño

De Matthews a Benzema.

 

  • Trofeo europeo dominado por los argentinos.
  • Cuatro balones consecutivas, el mayor logro.
  • ‘Pelé’ y Maradona, honoríficos. Viernes del recuerdo.

Por Tobías Carvajal Crespo, Cali.
Columnista Cápsulas.

 

El hijo de un boxeador fue el primer Balón de Oro de una historia que comenzó en 1956: el inglés Stanley Matthews, nacido el 1º de febrero de 1915, cuando en tierras suramericanas se insinuaba un año después -julio 2 al 17- la institucionalización del Suramericano de Mayores y/o Copa América  en Buenos Aires, con más ausentes que presentes entre los 10 equipos del continente.

A los 16 años, siendo ya un ejemplo de facultades físicas, firmó su primer contrato como profesional para el Port Vale, fundado en 1876 y que tiene la peculiar condición de jamás haber podido llegar a la primera división inglesa, pero ostentar con orgullo ser el único que ha ganado, en algún momento o circunstancia de la vida a los primeros de la Liga mayor.

Stanley Matthews, el primero, hace 66 años en recibir el ‘Balón de Oro’.

Un año después pasó profesionalmente a las huestes del equipo Stoke City fundado en 1863 (hoy en la segunda división) para iniciar, ahora sí, un largo peregrinaje por el balompié de su país.

Matthews, dueño de una excepcional movilidad y ligereza, fruto de las enseñanzas de su progenitor alcanzó, además de su disciplina, una longevidad muy pocas vista en el fútbol. Un auténtico dolor de cabeza de mayúscula dimensión para los laterales de su costado.

Vistió la casaca nacional inglesa en 1935 y pese a los problemas bélicos de su tiempo, contabilizó 54 partidos antes de alejarse de la selección absoluta en 1957, ya frisando los 42 años. Cuando se pensaba que ‘colgaría los guayos’ futboleros, volvió al comienzo, es decir al Stoke City con 48 años, en 1963.

A esa edad, con su equipo de antaño, alcanzó la primera división al tiempo que era nominado futbolista inglés del año. La monarquía inglesa, en cabeza de la recién fallecida Reina Isabel II, le concedió el título de Sir, una distinción reservada a muy pocos.

Dos años más tarde dejó definitivamente el fútbol como actividad. Tuvo la genial y ‘vengativa’ idea de invitar a su cena de despedida a todos los periodistas, que en sus diferentes notas, tiempo atrás, habían pronosticado que tendría un efímero paso por el balompié. Junto a la servilleta y los cubiertos de cada quien, copia de las crónicas que habían escrito.

Este caballero que hoy sería con todo respeto por su edad una especie de ‘dinosaurio deportivo’, especialmente en nuestro medio, cobra actualidad -después de 23 años y 8 meses de fallecido a los 85 calendarios- por el hecho de haber sido el primero en ganar el Balón de Oro, vigente desde 1956.

Inicialmente, por políticas de su fundador, Gabriel Hanot de la revista France Football, estuvo reservada exclusivamente a futbolistas europeos entre 1956 y 1994. Por ello no la obtuvieron hombres de la genialidad de Pelé o Diego Armando Maradona, años más tarde ‘indemnizados’ con un Trofeo Honorífico. En 1995, compartiendo escenario con George Weah y en 2013 con Cristiano Ronaldo, respectivamente.

Si la norma anterior estaba vigente en 1957, por qué razón la ganó el argentino Alfredo Di Stéfano en el segundo de año de establecido el trofeo ? Un año antes la Saeta Rubia se había nacionalizado español, luego de cuatro años en las toldas del Real Madrid, donde hizo su estreno el 23 de septiembre de 1953, frente al Nancy de Francia.

Balón de Oro, un gran reconocimiento mundial, para jugadores del viejo mundo, que terminó dominado por los argentinos, pues ya suman 10 bellísimos trofeos.

Lionel Messi contabiliza siete (7) así: 2009, 2010, 2011, 2012, 2015, 2019 y 2021, escoltado por Di Stéfano con dos, 1957 y 1959. (El mismo jugador tiene uno super-honorífico en 1989, cuando ya contabilizaba 63 años de edad). El tercero es Enrique Omar Sívori, jugador del Juventus, en 1961.

Después de Messi, con cuatro trofeos consecutivos (de los 7 que enseña) quien le sigue es el francés Michel Platini con tres, logrados en 1983, 1984 y 1985.

Francia, territorio donde nació la idea, acumula siete (7) premios, cantidad que comparte con Países Bajos, Alemania y Portugal. Al bíblico número siete (7) para las cuentas francesas, además de Platini aportan Raymond Kopa en 1958, Jean-Pierre Papin en 1991, Zinedine Zidane en 1998 y ahora Karin Benzema en 2022, a los 34 años -ya casi 35- el no lejano 19 de diciembre.

Después de seis y media décadas, dos ‘pibes’ del fútbol, el primero (Mattheus) con 41 años y el último (Benzema) con 34, dejan constancia que para triunfar no hay edad.

o-o-o-o-o-o-o

P/D.

El soviético Lev Yashin, único portero galardonado con el ‘Balón de Oro’ en toda la historia, en caso de vivir cumpliría este sábado 22, la longeva edad de 93 años. Murió de cáncer estomacal a los 61, el 20 de marzo de 1990.
================

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top