Capsulas de Carreño

Desastre colombiano mundial. Por Jorge Enrique Vanegas.

Por Jorge Enrique Vanegas

*Este Colombia parece haber llegado sin rumbo al torneo y sin trabajo como adecuada planificación.

1-Un martes negro, llegó el día señalado para perfilar en qué y cómo estaba Colombia para esta gesta del mundial.  Antes del juego, escribimos en Cápsulas: ¨recomendación de prudencia, no triunfalismos, ya grandes han sido enredados por rivales teóricamente y realmente mucho más débiles en este mundial. Confiar en los jugadores y el técnico, pero sin folclorismos ni con aires de grandeza, pero está claro que los japoneses se van a defender, a encerrarse y hacer un partido similar a los más cercanos en las referencias 0x0 ante Australia y Egipto.  No confiarse, son rápidos los nipones y hay que jugar con seriedad y respeto por el rival.  No crean que el 4×1 de Brasil 2014 será fácil de repetir¨.

2-Y ahí está.  El partido ante Japón es de los peores juegos de la selección en muchos años, desde la mala decisión de la nómina en lo que el técnico se equivocó totalmente de entrada y, además, se repitieron temas de los problemas serios que hay en el sistema defensivo, en el medio tampoco se aportó y adelante, una vez más, la tradicional inoperancia e ineficacia ofensiva del equipo y del fútbol colombiano. Es más, el 1×2 se quedó corto por opciones, es que Japón paseó a Colombia, le ganó en todo, incluido en la posesión y en el toque del balón.  Colombia ha sido un auténtico desastre.

3-Como alinear a un equipo de imberbes, donde se excluyó a los de experiencia mientras Japón sacó a todos los de trayectoria, todos con dos y tres mundiales a cuestas.  El técnico nuestro pareció diseñar a un conjunto pero para un amistoso y no a una cita de esta magnitud.  No puede ser.  Es absurdo e inaudito.  Un técnico con su experiencia no puede cometer un error tan inocente.  Desde allí se perdió el juego.

4-Paso a la primera nota, de los 11, desde la línea de atrás, Ospina salvó tres jugadas de gol pero tuvo uno de sus típicos errores en la segunda anotación nipona:  a él frecuentemente le pasan en su zona, las cinco cincuenta, balones y de esta manera por no salir al corte en un tiro de esquina en su zona y territorio, y, un enano les cabeceó y llegó el segundo gol.

5-Y los cuatro de atrás realmente estuvieron muy mal.  Comencemos por el novato que si que pagó la novatada y quien por un error suyo de marca iniciando el juego produjo la fácil llegada a sus espaldas del atacante japonés y la acción provocada por la primera gran falla de este en el juego para la mano subsiguiente de Sánchez, el penalti en contra y su expulsión que acabó de matar al cuadro colombiano. Y sus errores que en Davinson luego se vieron una, dos y muchas veces más.  Había que marcarlo a él y nunca debió ser titular. Esta circunstancia gracias a Davinson representó el punto de quiebre del juego.

6-Murillo, sorprendió también su titularidad, muy discreto.  Claro que debía preocuparse de Davinson Sánchez y de los rápidos atacantes de Japón quienes le ganaron muchos duelos. Mojica muy mal, otro novato que la pagó y nada aportó. El miedo escénico y falta de categoría se notó no solamente en el pésimo planteamiento de un Pékerman enloquecido y una mala selección de jugadores. Pasar en la misma línea a Santiago Arias.  Jugó muy mal, en el segundo gol japonés no marcó a su hombre en el cabezazo y en su fortaleza de salida no produjo ningún aporte para un cuadro impotente en todas sus líneas.  Antes fueron pocos los goles porque un equipo mejor hubiese goleado a un conjunto totalmente frágil en su defensa. Por qué no ubicó a Zapata quien si tiene experiencia y mandó el entrenador al campo a unos jugadores que no estuvieron en el proceso?

7-En el medio, se fue expulsado comenzando Sánchez, se debilitó el equipo totalmente, el fue irresponsable era preferible el gol y no la pena máxima y dejar con 10 al seleccionado. Lerma –otro novato- nada aportó, Quintero fue el único con su gol y pases –escasos- porque Colombia no atacó.  Cuadrado, no jugó bien, muy personalista y salió para dar paso a Barrios, quien estuvo distante del bastión en marca de Boca, otro novatico y desde su entrada equivocó en un pase que por poco genera un nuevo gol nipón. Por qué no colocó el señor Pékerman a un experimentado como Abel Aguilar, quien es de su riñón, y es muy bueno en marca como en liderazgo? En un debut con pánico escénico deben estar los de experiencia.

8-Entró James en los últimos 30 minutos, tuvo una oportunidad para haber rematado y era de gol –tan pocas de Colombia- y la mandó a las nubes. Por qué no jugó Mateus Uribe en vez Lerma o en el cambio de Cuadrado o de Izquierdo?. Inentendible. Y también hizo mucha falta un jugador como Edwin Cardona quien fue decapitado injustamente y quien tanto dio para lograr esta clasificación al mundial.

9-No hay excusas, la selección con ese fútbol y el pésimo desempeño de todos menos de Quintero y colectivamente señaló el camino de un fracaso total en este mundial.  Lució como si no llegasen preparados, sin entrenar bien para este juego y campeonato.  El juez bien y Japón se divirtió con el fragilísimo equipo colombiano.

10-Y vistos Senegal y Polonia son muchísimo más que Japón, lejos. Y, al hoy más, ambos, que Colombia.  Este Colombia parece haber llegado sin rumbo al torneo y sin trabajo como adecuada planificación.  No le creemos a este equipo, no tenemos la firmeza mental de los argentinos, ni su talla, mucho menos de Brasil.  Eso somos, un equipo de nivel ¨B¨ no un cuadro de la élite.  Es que no podemos ser tan folclóricos para creer en que somos de los 20 mejores del mundo.  Fuimos un desastre y con ese mal paso, no con el corazón, si con la razón esto fue la crónica de una muerte anunciada.

Compartir:

3 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top