Capsulas de Carreño

DIM – Millonarios:  Venció la táctica.

 

DIM con oficio en su planteamiento defensivo pero del todo estéril en su comportamiento ofensivo. Improductivo, lento e incapaz. Un 0-0 con Millonarios muy táctico. Foto @Dimayor.


Por María Victoria Zapata B.

 

 

*Muy plano, frío  y carente de emociones el partido jugado  anoche  entre el Deportivo Independiente Medellín y  Millonarios.

Aunque  el compromiso concluyó con un  0-0 que hizo “justicia” a lo hecho por ambos equipos en los 90 minutos de juego,  en su desarrollo  se observó  como la táctica derrotó al  fútbol y   los miedos al riesgo, con un Millonarios dominador pero inconstante e inefectivo, especialmente en el período inicial,  y un Medellín replegado, temeroso y  sin vocación de ataque  pero fuerte en defensa durante la totalidad  del juego.

Millonarios  superpobló  la zona medular y neutralizó cualquier intención ofensiva que pudiera tener el DIM,  cuyo tránsito con el balón no  superó zona propia. Sin generación de juego,  sin profundidad, sin sociedades y sin conexión entre líneas, el DIM  convirtió al cancerbero  Juan Moreno en un espectador  del partido.  Solamente un remate de Reina, al minuto 67, llevó algo de peligro al arco albiazul.

En cuanto al cuadro embajador, también quedó en deuda con el fútbol aunque  contabilizó las opciones de Román, Pereira, Arango, Perlaza y  Silva.  Su falta de ambición, especialmente  en el segundo tiempo,  el  arquero Andrés Mosquera  Marmolejo y el férreo bloque defensivo rojo frustraron  las posibilidades  visitantes.

 

DIM desbalanceado

El amontonamiento de Millonarios en zona central,  partió al DIM en dos y  lo pulverizó  de mitad hacia adelante.  Se observó, por ello, un equipo con oficio en su planteamiento defensivo  y del todo estéril   en su comportamiento ofensivo. Improductivo, lento e incapaz.

Un muy descompensado el DIM. De mitad hacia atrás no hay objeción. De mitad hacia adelante el asunto es grave: no hay cerebro en zona medular, no hay generación de juego y medio campo y ataque se ven inconexos. De allí la orfandad de volantes y especialmente de delanteros.

Ante Millonarios se confirmó por enésima vez  la urgencia de un genuino 10 para el DIM, algo en lo que los hinchas poderosos  hemos insistido desde el momento mismo en que se dieron a conocer los nuevos jugadores para  temporada actual.  El equipo no cuenta con ese  centrocampista que piense, oriente, ejecute y construya el andamiaje ofensivo  de acuerdo con las exigencias.

Reina NO lo es, Mier tampoco,  ni ninguno de los volantes recientemente vinculados. El medio campo y el ataque están desconectados, las sociedades son casi inexistentes, el DIM juega retrasado y no tiene profundidad ni volumen de ataque. El problema NO son ahora  los jugadores que tenemos. Es el  jugador que nos falta, un  verdadero volante de armado.

 

Incompletos

No podemos negar que el DIM de  Hernán Darío Gómez  se hace notable por su orden defensivo y táctico.  Esa es la impronta del Bolillo, lo mismo que la disposición anímica en la totalidad de jugadores rojos. El liderazgo, el trabajo y la mano del Bolillo se observan en cada una de las presentaciones del Deportivo Independiente Medellín.

Preocupa mucho, sin embargo, la escasez que se evidencia en el terreno de juego  en materia de  ideas, elaboración y  variantes ofensivas, precisamente por la  carencia  de un caudillo-pensador en el medio campo.

Y tampoco hay recambio. Ya sabemos de la cortedad de la nómina roja y el por que de ello. Pero no deja de causar desasosiego que no haya posibilidades en el banco ante una emergencia, una exigencia o una simple sustitución. La realidad es que seguimos incompletos, tanto en titular como en la suplencia, y la totalidad de partidos  vistos  hasta ahora en la segunda era Bolillo así lo corroboran.

Un reto demasiado grande para el reconocido y experimentado técnico del DIM,  quien a pesar de las carencias cuenta con el apoyo de la hinchada roja.

 

Conclusión

No obstante los argumentos tácticos de Hernán Darío Gómez  y Alberto Gamero,  o tal vez a causa de ellos,  el partido fue inferior- y por mucho- a las expectativas que había despertado. Medellín y Millonarios lo hicieron todo por obstaculizar el juego del rival y no hicieron  nada por  el espectáculo. La táctica derrotó al fútbol.
(María Victoria Zapata B.)

Compartir:

Un comentario

  1. Eduardo Arango

    5 febrero, 2021 at 7:40 pm

    *Millos hizo ver mal al DIM
    Millos nos hizo ver muy mal, desbalanceado totalmente el DIM, es más no perdimos x Mosquera. Que no nos metan que fue un partido muy táctico, al rojo le falta un verdadero 10, que genere que distribuya pero no, Medellín adelante perdido totalmente y el equipo bogotano tuvo mucha más capacidad para llegar al arco contrario, Medellín no llegó. Definitivamente asistimos a un pésimo partido, nada que destacar, incluso los comentaristas casi no se ponen de acuerdo con el jugador destacado. Francamente.
    Eduardo Arango, Niquía Bello.

    Hincha de Deportivo Independiente Medellín
    Niquia- Bello

Dejar una respuesta

Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top