Capsulas de Carreño

En el DIM, de un comunicado a un empate

Jaime Peralta gol de empate. Resulta alarmante la manera en la que el equipo cede puntos, tanto por errores propios en el terreno de juego como por decisiones polémicas fuera del mismo. Foto @Dimayor.com.

==

Por Mauricio Correa.
Columnista Cápsulas.

 

El Deportivo Independiente Medellín ha tenido un comienzo de temporada lleno de altibajos, mostrando inconsistencias tanto de visitante como de local que han resultado en la pérdida de puntos cruciales. En un torneo corto como el actual, sumar constantemente es vital si se quiere aspirar a llegar a los ocho del campeonato.

El empate entre uno de los llamados ‘chicos’ del campeonato como lo es Fortaleza en condición de local es la clara demostración de lo vulnerable que se está presentando el equipo lo cual ha generado falta de consistencia y contundencia en ambas facetas que llevan una vez más a una gran preocupación por parte de la poderosa hinchada.

Un tema que ha generado controversia recientemente es el comunicado emitido por la oficina de comunicaciones del Deportivo Independiente Medellín en relación con el  caso del jugador Ajá, quien fue separado del plantel supuestamente para protegerlo del acoso de cierto sector de la hinchada. La pregunta que surge es: ¿por qué no se tomaron medidas similares con otros jugadores que han pasado por situaciones iguales o peores y no recibieron la misma protección como el caso concreto de Juan Guillermo Arboleda?

El caso de Ajá va más allá de un comunicado y si bien coincido con proteger al ser humano y su familia a mi consideración es el resultado de una nefasta dirigencia que toma a un jugador de conejillo de indias para tapar lo mal que hicieron con la promesa de traer aquellos refuerzos iguales o mejores de los que se fueron como Varela o la renovación al mismo ‘hermano’ Daniel entre otros.

Resulta alarmante la manera en la que el equipo cede puntos, tanto por errores propios en el terreno de juego como por decisiones polémicas fuera del mismo. Es imprescindible que el Deportivo Independiente Medellín retome el rumbo cuanto antes y demuestre que puede ser un contendiente fuerte en el campeonato, tanto de local como de visitante. La afición espera respuestas y resultados positivos que le devuelvan la confianza en el equipo.

No se puede ceder más puntos de visitante o de local y a eso se debe trabajar en el “Equipo del Pueblo”. El próximo reto será ante la Alianza para posteriormente encontrarnos con el Pasto del profesor Jersson González. Partidos que de no tener buenos resultados, son como para pensar si el “Pelón” debe dar o no un paso al costado y para el bien del “Medallo”, esperemos que no.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *