Capsulas de Carreño

«En finales vamos por todo», Mier. Opinión.

BOGOTÁ. El Atlético Nacional de ayer en Techo, que perdió con La Equidad, no fue ni la sombra de un equipo que corresponda a su tradición, ni a su posición actual de tercero en la Liga. Foto @Dimayor.com

==

Por Jorge Alberto Cadavid M.

 

*Nada avala para buenas expectativas en cuadrangulares, ojalá me tapen la boca.
=====

 

El último partido que ilusionó y que mostró a Herrera empoderado fue en abril 10, de visitante ante el América, triunfo 2-0.

 

Para llorar, en los siguientes 5 partidos de Liga, 3 puntos de 15 posibles, es decir el 20%, un gol, oigan un gol, la justificación, ya estaban clasificados, dónde quedó la jerarquía.

 

Ahí es donde la afirmación de Mier, el único que ha crecido, que se ha superado, genera todas las dudas, pues no hay juego, no hay jugadores y lo más lamentable no veo ni actitud ni planteamiento.

 

Y todo es refrendado esta noche ante La Equidad, primero éstos » le democratizaron ‘  su terreno para atacar, se refugiaron en su propio campo.

 

Con un equipo alterno, dando de entrada la oportunidad a Ángel y dos centrales novatos ofreciendo todas las ventajas, claro que los laterales en igual disposición, de sus errores llegó el gol que dio la victoria al local, qué se podría esperar entonces, que Mier hiciera por ellos.

 

Equidad presionó en campo del contrario y obligó a Nacional a jugar en cámara lenta, para atrás, sin salida clara, lateralizando, sin progreso en ataque, y aquí vienen unos análisis individuales:

 

-Perlaza decepción, lento, intrascendente, sin distancia en los pases, lo peor sin actitud, tendrá la intención en otra parte.

Duque fue referente, el equipo en cinco juegos un gol, que no fue suyo.

Guzmán por más oportunidades entregadas, nada muestra, nada entrega, nada da.

-Jhon Duque muy lejos del hombre de Millos, esperaba mucho de él, pero ratifica lo que siempre sostenemos, fracasado en el exterior, no resulta al regreso.

 

Los cambios sólo merecen mención por el ingreso de un joven Oscar Perea de 16 años, porque los otros apaga y vámonos porque nos cogió la noche.

 

Nada avala para buenas expectativas en cuadrangulares, ojalá me tapen la boca.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top