Capsulas de Carreño

Federico Puerta paso a paso se abre camino al fútbol profesional


*Con nueve años en la Academia AAA es uno de los más calificados del juzgamiento antioqueño.

Por Alfonso Ramírez Jaramillo

Ordenado, serio y amable, José Federico Puerta Posada es uno de los jueces con más futuro en el arbitraje nacional. En la actualidad hace parte de la Categoría C y ello lo lleva a soñar con pertenecer próximamente a la Segunda División del Fútbol Profesional Colombiano.

 

Residente en el municipio de Bello, Puerta Posada inicia su recorrido en esta profesión cuando hacía prácticas en el colegio en su periódo de alfabetización. Le gustó tanto que ahora su pasión es el arbitraje, todo un arte para él.

Desde el 2011 ejerce la dirección arbitral, al principio siempre se caracterizó por ser aventajado y quiso que los instructores lo vieran para que lo calificaran y lo fueran soltando más rápido.

Empezó como aspirante en la escuela AAA (Academia Antioqueña de Árbitros), inició haciendo asistencias, hubo un tiempo que le tocó hacerlas gratis, estas lo fueron formando e hizo que cogiera experiencia, por entonces le tocaba asistir a jueces representativos del momento (Tabares, Escalante, Pino etc etc).  En la Liga ha dirigido en todas las categorías.

Actualmente está en la Categoría C (Difútbol, Sub 20 de la Federación Colombiana de Fútbol). Su aspiración actual es llegar a la B Profesional: “no lo veo lejos, hay que trabajar obviamente en cada partido”, lo afirma con gran entusiasmo.

El año pasado lo califica como uno de sus grandes momentos: “me dijeron que arbitré muy bien, a nosotros nos califican en dos pretemporadas, la de enero y la de mitad de año, en ambas me fue bien teórica y físicamente”, quien admite que es  gran admirador del juez argentino Néstor Pitana.

Pero así como le fue bien el año 2019, hace dos años le fue diferente, las pruebas físicas las perdió por lesión, no obstante se le dio otras oportunidades y pudo seguir avanzando.

En las equivocaciones como cualquier ser humano no se queda en ellas, “hay que olvidarlas en segundos, al finalizar el juego hablo con los compañeros, miro a ver que pasó en la jugada y aprender de esos errores, no somos perfectos, la ideas es mejorar en cada partido y para eso están los compañeros que lo ayudan a uno a crecer más”.

Entre sus vivencias recuerda una muy especial: “Cuando Juan Carlos Osorio era técnico de México, estaba en un partido de liga, en una semifinal propiamente, jugaba el hijo de él en Sol de Oriente, pité el juego, pasó una jugada que para mi no era penal, él dijo que había que interpretarla mejor, obviamente con el recorrido tan grande de él se recogen esos consejos y llevarlos a la práctica, estaba en la tribuna y bajó al camerino, me hizo el comentario de una forma muy respetuosa, siempre como lo es él, entonces se me quedó en la mente por el personaje que es”.

El cotejo que más recuerda lo dirigió el año pasado: “Fue en La Ceja, Total Soccer vs Ferroválvulas, un partido muy disputado y muy bueno, ese día terminamos los cuatro que dirigimos muy bien”.

Los avances arbitrales en la carrera de  José Federico Puerta Posada son evidentes. Está muy cerca de pasar a la segunda división profesional.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top