Capsulas de Carreño

Fútbol Viejo, fútbol al derecho.. Por Danilo Gómez Herrera.

Cuando se fue Daniel Muñoz, Juan Carlos Osorio quedó huérfano en el juego que pretendía. Y quienes quedaron no lo escucharon a pesar de los gritos del técnico saliente de Atlético Nacional. En el primer ciclo verde fue exitoso. En el 2020 le tocó perder. Foto tomada del diario El Tiempo.

Por Danilo Gómez Herrera.
Pregonero de tu historia.

 

 

*Nacional se unirá a los equipos que juegan “fútbol viejo”? Fútbol al derecho?. La salida del profesor Osorio parece darnos la respuesta.

 

El segundo ciclo de Juan Carlos Osorio como técnico de Nacional se ha interrumpido tras la goleada 3 x 0 sufrida frente a Millonarios. Todo se cortó antes de tiempo. La Liga en desarrollo, y también la Copa Suramericana que era el objetivo del orientador risaraldense.

Los técnicos ganan y pierden. El primer ciclo del “míster” con el rey de copas fue exitoso tras la obtención de tres ligas en Colombia y un subtítulo en la Suramericana 2014. Ahora en 2020 le tocó perder. Y cayó en la suya, su obsesión por los duelos, las rotaciones, la defensa impar, y como él mismo lo señaló con una “propuesta ofensiva muy valiente”.

Los jugadores de Nacional en el modelo Osorio debían cumplir a cabalidad mínimo con tres posiciones o funciones en la cancha. Eso lo dejó claro el técnico a sus dirigidos desde el momento de la firma del contrato. Quien mejor lo hacía salió del equipo en junio. Daniel Muñoz era eficaz como lateral, defensa central y volante llegador. (Anotó 8 goles en un semestre).

Con la reactivación del fútbol en Colombia en el mes de septiembre el orientador verdolaga perdió los papeles. En medio del receso Daniel Muñoz, su máxima figura, fue transferido al fútbol de Bélgica. En mi opinión la magistral producción del defensor o volante disimulaba muchas falencias en el cuadro verde. Su ausencia así lo ha demostrado.

Tampoco tuvo en la retaguardia los intérpretes adecuados para su modelo de juego, y el sistema defensivo en general fue su talón de Aquiles. El doble campeón de la Libertadores perdió jerarquía en la defensa con la partida de Henríquez y Bocanegra. Ni en la marca ni en el inicio de juego se tuvo  eficiencia.


Por qué el fútbol viejo?

Desde el partido por la décima fecha frente al Once Caldas y el juego ante los azules en el Campin por la jornada 17 de la Liga, se apreció a un Nacional desorientado. Por esa razón en la transmisión del Paisita Múnera Eastman, quien escribe estas líneas en el comentario del juego,  manifestó desde aquella noche del 25 de septiembre en Manizales que el Once Caldas con un “fútbol viejo” superaba en el trámite al fútbol moderno del onceno antioqueño.

La frase utilizada quería reflejar, que en un modelo clásico con un sistema 4-3-3, los de Manizales eran ordenados en defensa, con elementos como el “Pecoso” Correa inteligente en su tarea, mientras los defensas de Nacional solo pretendían obedecer órdenes y con poca asimilación de las tareas asignadas.

En partidos posteriores señalamos que en Colombia abundan los elementos hábiles y que los espacios que brindaba Nacional en defensa eran propicios para su lucimiento. Transcurrieron los compromisos donde todos los rivales atacaron y le anotaron goles a Nacional. Aun en las victorias frente al Envigado, Bucaramanga y Rionegro, los delanteros rivales se dieron su banquete. La derrota frente a Patriotas reflejó la caída libre. Y con Millonarios se tocó fondo. Nacional tiene la segunda valla más vulnerada del campeonato con 29 goles, superado por el Cúcuta que ha encajado 30 anotaciones

19 de los 20 equipos de la Liga Betplay presentan una estructura táctica básica de 4 defensores, con 2 0 3 volantes de recuperación y con extremos muy rápidos.  Se dan algunas variantes a partir de la zona del mediocampo pero muchos de estos equipos muestran elaboración de juego y transiciones. La institución más grande del país, el club de mejor estructura, el que tenía al entrenador más prestigioso  intentaba el triunfo con un estilo diferente pero nunca encontró la vía para jugar bien y tener equilibrio. Un sector de la hinchada de Nacional se desesperó, protestó y se hizo sentir, con el desenlace que ya se conoce, la salida de Juan Carlos Osorio. La pregunta que circula en todo lado… ¿Por qué no mejoró su sistema defensivo el profe Osorio? ¿Por qué no intentó hacer algún cambio a su modelo?

Y ronda otra inquietud…¿ Nacional se sumará a los equipos con esquema tradicional, con defensa de 4, equipo equilibrado, elaboración de juego y buen espectáculo?  Se unirá a los equipos que juegan “fútbol viejo”? Fútbol al derecho?. La salida del profesor Osorio parece darnos la respuesta.

COLETILLA: Diego Simeone el técnico más cotizado del Mundo, el mejor pagado como estratega del Atlético de Madrid, tiene como premisa proteger el cero en su portería. ¿Fútbol viejo? Fútbol al derecho.

Compartir:

Un comentario

  1. Jorge Alberto Cadavid M

    8 noviembre, 2020 at 6:26 am

    *Por el comentario de Danilo Gómez
    Danilo, tan cercanos a la realidad tus conceptos, al cierre del torneo en marzo el líder era Nacional, aunque con un partido de mas de alguno de sus escoltas y al reinicio en septiembre, ya sin Muñoz el Caldas le marco su destino y la zona defensiva, incluyendo arquero, ni Cuadrado ni Quintana son garantía para el arco verde, le colgaron la lapida y le pusieron el RIP a Osorio, hoy domingo sin actuar los relevistas técnicos, es octavo, con posibilidad de salir de ese grupo.

    Muy claro esta que la falta de equilibrio en esta era, estuvo en la defensa, su responsabilidad, no contrato bien, dos ídolos como Henríquez y Bocanegra no pueden ser reemplazados por Segura, un petardo con conocimiento de causa o Braghieri, lento, torpe y costoso o Córdoba, muy joven para asumir o otros dos canteranos que en los tres últimos partidos sacó para salvar el barco que se hundía, pero Nicolás Hernández, jugador del Club, con mejor presente que cualquiera de los nombrados, lo rechazó, le hizo el asco y hoy es un activo que se desvaloriza.

    Un tema son los hombres con los que dispone y otro a que juegan, hoy sale con defensa de tres y en el mismo partido cambia a defensa de cuatro, al partido siguiente sale con defensa de cuatro, pero con un lateral de central.

    Todo lleva a una confusión total, propiciada por una persona terca que se muere con la suya, que persevera en ella aunque el agua le llegue al cuello y que termina dentro de su prepotencia saliendo sin pena ni gloria, cuando este no debió ser el final.
    Jorge Alberto Cadavid M., columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top