Capsulas de Carreño

Goleadas en Colombia.

Hasta Julio ‘Chonto’ Gaviria, gran portero de Santa Fe, experimentó grandes goleadas en la década del 50. Al fondo las viejas tribunas de El Campín. Foto archivo Tobías Carvajal.

  • ==
  • El registro de 1951 se mantiene vigente.
  • Luego de casi 47 años, algo parecido.
  • Medellín y Santa Fe con la mayor goleada mutua.

====

Por Tobías Carvajal Crespo.
Columnista Cápsulas.

 

 

Los días 28 y 29 de julio de 1951 -estamos próximos a completar 71 años- el IV Campeonato profesional de aquel año registró una cifra escandalosa de goles al cumplirse la segunda fecha (entre sábado y domingo) de la II ronda (el torneo era a dos) con 18 equipos en contienda.

 

En Santa Marta el Unión Magdalena goleó a Universidad -ya no existe- de Bogotá por 12-1; Boca Junior apabulló a Huracán -tampoco existe- por 9-0; Deportivo Cali a Independiente Medellín por 4-1; Cúcuta Deportivo a Once Deportivo -inexistentes ambos- por 4-2; Atlético Junior a Atlético Bucaramanga por 3-1; Millonarios a Sporting -también extinto- por 7-1 y Deportes Caldas  -cambió de nombre- a Atlético Quindío por 4-3. Todos los anteriores actuando de local.

 

En la misma fecha perdieron, como locales: Deportivo Pereira 1-Santa Fe 2; Atlético Nacional 2-América 3. Todo lo anterior para un asombroso global de 61 goles en 810 minutos de fútbol en los nueve partidos. Un gol, en promedio, cada 13,2 minutos.

 

Todavía se mantiene vigente la marca de Unión Magdalena 12 y Universidad 1. Máximo artillero aquel día el  delantero húngaro Julio Szengeller, ex mundialista en el torneo de 1938. Después de jugar en el cuadro de Santa Marta pasó a las toldas del Bucaramanga y retornó a Samarios (también nombre con el cual se reconocía al Magdalena) como técnico.

 

Todo lo anterior, obviamente, fruto eminentemente del poder ofensivo de la época, que prevalecía por sobre las tácticas defensivas de nuestro tiempo.

 

Equipos como Universidad de Bogotá, Huracán de Medellín y Boca Junior de Cali -por fuera del profesionalismo hace varias décadas- jugaban en su respectiva sede los días sábados, pues el estadio o estadios -caso Bogotá con dos- eran utilizados por los dos equipos restantes de aquellas tres plazas.

 

Para aproximarse a esa fecha, una auténtica orgía de goles, fue preciso esperar al domingo 13 de agosto de 1998 (47 años y 25 días). En ocho partidos, uno menos que en 1951, se contabilizaron 40 goles.

 

Los resultados: Independiente Medellín 5-1 frente a Cortuluá; Enviago 4-2 con Atlético Junior; Deportivo Cali 4-2 frente a Atlético Huila; Unicosta 7-2 contra Unión Magdalena; Millonarios 2-0 sobre América; Once Caldas 1-1 frente a Atlético Nacional. Como locales perdieron: Bucaramanga 0-3 frente a Santa Fe y Tolima 2-4 con Atlético Quindío. Un gol cada 18 minutos. También lejos de la frecuencia del año 1951.

 

Todos los partidos correspondientes a la octava jornada de la Copa Mustang en la II vuelta.

 

Quienes más aportaron a aquellas cuatro decenas de goles fueron: Adolfo ‘Tren’ Valencia del Medellín con tres frente a Cortuluá y Domingo Cardozo de Unicosta, también con tres contra Unión Magdalena. Técnico del equipo rojo de Antioquia el manizaleño Fernando ‘Pecoso’ Castro y de Unicosta Eduardo Julián Retat.

 

Visto individualmente, el partido con mayor número de goles, en partido oficial de campeonato, data del 9 de junio de 1957, cuando en el estadio ‘Atanasio Girardot’ Independiente Medellín derrotó a Santa Fe por anotación de 9-4. Un total de 14 goles.

 

Goles de los ‘Rojos de la Montaña’ por intermedio de José Vicente Greco (3), Jairo ‘Niño’ Arias (3), ‘Pibe’ Ortega, Hugo Contreras y Pedro Roque Retamozo. Por el equipo ‘Cardenal’ lo hicieron Oswaldo Mezones (2), Antonio Julio de la Hoz (2) y Norberto ‘Gallito’ Hernández. Fue la última fecha de la I vuelta de un torneo pésimamente organizado, que terminó en marzo de 1958.

 

En el Independiente Medellín de hace 65 militaban hombres como el portero Oswaldo Sierra, además de Leonel Montoya, Oswaldo Balduzzi, Pedro Roque Retamozo, Orlando Larras y Lorenzo ‘Patademula’ Calonga, además de los ya citados.

o-o-o-o-o

P/D. Señor Rafael Dudamel: renuncie, sin exigencia alguna, a la dirección técnica del Deportivo Cali. Con usted el equipo alcanzó la cima pero también la sima. No le parece suficiente?.

Compartir:

2 comentarios

  1. Tobías Carvajal Crespo

    14 mayo, 2022 at 5:51 pm

    PARA EL SR. GUTIÉRREZ
    Gracias Señor Gutiérrez por su observación. En efecto el portero era Fernando Sierra.
    En cuando a Oswaldo Balduzzi es correcto, pues jugó en Medellín en 1957.
    Llegó inicialmente al país para Unión Magdalena, junto con Alberto Castronovo.
    Oswaldo Debrassi jugó en Medellín pero en 1963, después de haber actuado en Millonarios en 1961-1962. Cordial saludo.
    Tobías Carvajal Crespo

    Hincha de Seleccion Colombia
    Cali (Colombia)

  2. Juan Gutierrez

    13 mayo, 2022 at 10:48 pm

    AYUDA ROJA
    Que alguien me ayude porque la memoria con los años es traicionera. Oswaldo Sierra seria Fernando; Oswaldo Balduzi seria Debrassi? A quien vi bajando la panza en la tribuna de sombra de el Atanasio, sube y baja por treinta minutos. Ah.. tiempos aquellos cuando los idolos al alcance de lo que éramos,»unos pibes».
    Juan Gutiérrez

    Hincha de DIM_73-Chicago
    Chicago

Dejar una respuesta

Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top