Capsulas de Carreño

«La barranquillera que comenta y narra goles en Alemania» (En El Heraldo).

Julieth González, barranquillera que trabaja con la Deutsche Welle. Foto tomada de El Heraldo.

*Julieth González Therán trabaja para la Deutsche Welle como periodista deportiva desde 2017. Hace parte de varios proyectos, entre ellos los relatos de los partidos de la Bundesliga para 25 emisoras de toda América.

Fuente: El Heraldo – Barranquilla.

La fiebre que había en Colombia por Juan Pablo Montoya entre 2001 y 2006, contagió a Julieth González Therán. Estaba pendiente de la Fórmula Uno, madrugaba y trasnochaba para ver las válidas y no le perdía pisada al piloto bogotano.

Era la confirmación de su afinidad y pasión hacia el deporte en medio de su niñez. Ya le gustaba jugar fútbol con sus amiguitos en cercanías al conjunto residencial Villa Andalucía, a pesar de que no era bien visto en la sociedad barranquillera de ese entonces, y hasta sus propios familiares se extrañaban, principalmente sus padres, Gabriel González Méndez y Yasmina Therán Meneses.

“Mi mamá y mi papá me quedaban mirando: ‘¿Tú que estás haciendo?… Estás loca’. Yo hacía pinolas porque teníamos concurso en el parqueadero del edificio, ganaba el que más hiciera. Me la pasaba en eso, y mi mamá preocupada”, recuerda Julieth entre risas.

“Desde que estaba chiquita quería ser futbolista, pero por otro lado me gustaba estar siempre frente al público, jugaba a ser presentadora, y el primer deporte que me interesó fue la Fórmula Uno”, agrega esta barranquillera que terminó el bachillerato en el Colegio La Medalla Milagrosa.

Don Gabriel quería que Julieth, su hija mayor, llevara las riendas de su empresa, IAM Corp, y la empujó a estudiar Ingeniería Mecatrónica, algo que no estaba en los planes y fascinaciones de su jovencita.

A regañadientes dejó su Barranquilla natal y se fue a estudiar en la Universidad Tecnológica de Bolívar. Resistió cinco semestres en la carrera e institución que formó a su papá antes de tirar la toalla y tomar el rumbo que realmente deseaba y la apasionaba. Empezó a estudiar comunicación social y periodismo en la misma alma mater.

Al tiempo decidió inscribirse en la Casa Cultural Colombo-Alemana, ya pensando en lo que vive en estos momentos.

“Cuando yo veía el fútbol internacional, veía los partidos del Borussia Dortmund y quedé flechada con Jurgen Klopp (hoy en día técnico del Liverpool), no por su físico, por la manera en que vive el fútbol. Me dije: quiero trabajar en Alemania. Me apegué a ese sueño de querer laborar y vivir en Alemania. Mi sueño era convertirme en periodista internacional”, rememoró Julieth, que ha venido haciendo realidad todos sus anhelos profesionales.

RELATORA

Julieth González, narra fútbol en alemán. Foto tomada de El Heraldo.

Actualmente trabaja para la Deutsche Welle (DW), una de las organizaciones mediáticas más grandes y reconocidas en el mundo, con sede en territorio teutón, pero disponible en 30 idiomas.

Julieth participa y genera contenidos en diferentes proyectos de la DW. Uno de ellos la tiene como narradora y comentarista de fútbol de los partidos de la Bundesliga de Alemania.

“Estoy en el noticiero, en el proyecto Bundesliga como comentarista y narradora para 25 radios de toda América asociadas a la DW. Soy corresponsal de la Bundesliga en español para televisiones asociadas, en Colombia el convenio es con Win Sports. También ando en un tema de educación de la DW para aprendices de alemán. Son varias cosas”, cuenta con entusiasmo.

Dice que el rol de relatora lo asumió sabiendo claramente que los alemanes son más sobrios y no les agrada tanto el estilo que se maneja en Sudamérica en las narraciones futboleras.

“Ellos no narran propiamente, van comentando el partido. Se quedan callados por momentos durante unos segundos. Prefieren otro tipo de relato. A mí me toca hacer lo mismo, de pronto con un poco de más fuego costeño”, explica la barranquillera.

SUS COMIENZOS.
Antes de que se le abrieran las puertas en el país bávaro y entrevistara a Jupp Heynckes, Thomas Muller y Matts Hummels, entre muchas otras figuras del balompié de esas latitudes, Julieth González Therán cubría al Real Cartagena y todo el acontecer de la Primera B en Colombia.

“Santiago Quiceno me invitó a ‘Tiempo de Juego’, un programa que se emitía de 1 a 2, en Colmundo Radio. Hablábamos del Real Cartagena, que después descendió y nos tocó hablar de la B. También de béisbol amateur, boxeo, hockey en patines y otros deportes”, cuenta González con gratitud por aquellas épocas de tantas enseñanzas.

“También hacíamos transmisiones en vivo desde el estadio. Víctor Romero, que ahora está en Espn, era el narrador, y Javier Atencia comentaba. Yo estaba en tercer semestre y estaba viviendo todo ese aprendizaje. Duré como dos años en Colmundo”, añade.

Cuando ya tenía algo de experiencia y empezó a darse a conocer, fue contratada para hacer la página web del equipo heroico. Un proyecto del que también sacó muchas lecciones. Al terminar la carrera y los estudios de alemán, con su espíritu inquieto y con ganas de conocimiento, decidió marcharse para Bogotá en busca de mejores oportunidades.

Emprendió un curso de presentación y reportería con Rafael Poveda e intervino, gracias al periodista y productor bumangués, en varios programas de Telemundo y en ‘Testigo Directo’. También hizo talleres de periodismo y producción con Miguel Tulande y otros expertos en la materia, e intensificó su alemán en el Sprach Institut.

Se preparaba al tiempo que seguía en su permanente misión de trascender las fronteras colombianas. “Viendo que deparaba el destino, empecé a escribir solicitudes para trabajar en clubes o canales. Mi sueño era convertirme en periodista internacional”.

OPORTUNIDAD SOÑADA.

Julieth González y el sueño alcanzado. Foto tomada de El Heraldo.

En agosto de 2016 le llegó la hora de gritar bingo. El mensaje que mandó a la DW tuvo una respuesta positiva.

“Apliqué porque era fanática de la DW. Para ellos fue una sorpresa, pero positiva. Escribí que quería hacer una práctica allá, que era mi sueño trabajar allá, que veía sus programas. Les dije que tenía experiencia, que me gustaba el fútbol. En ese momento no entendía por qué me aceptaron, pero ahora lo entiendo. La DW estaba en una transición de incluir muchas más mujeres, pero la mayoría que había eran alemanas, el canal es internacional y necesitan nutrirse de otros países. Una persona de Sudamérica les daba mucho valor”, expresa Julieth, a quien le tocó afianzar más su alemán.

“No es nada fácil, a todo el mundo le digo que si viene con el nivel avanzado, mejor, así sería con menos angustia. Necesitamos tener un idioma más perfeccionado, fue difícil para mí, me tocó esforzarme el doble y el triple, entrar a las 11 de la mañana y salir a las 11 de la noche para ver cómo se expresaban y escribían las propuestas, absorber todo como una esponja”, agregó.

Ya ejerciendo como practicante, Julieth sumó muchos puntos con sus jefes en la Deutsche Welle cuando ofreció una entrevista con el vallecaucano Adrián Ramos, que en aquella época jugaba con el Borussia Dortmund.

“Los jugadores allá son muy cerrados y reservados con sus vidas privadas. No le abren la puerta de sus casas a nadie. Son súper extremos en ese sentido. Cuando yo les dije que tenía dos días para grabar una entrevista con Ramos en su casa y otras partes, no lo podían creer. Los jugadores allá si acaso atienden como máximo una hora. Me preguntaron varias veces en alemán y en inglés si era verdad, querían estar totalmente seguros. ¿Cómo una practicante va a conseguir una entrevista en la casa con una estrella de la Bundesliga? No les cabía en la cabeza. Hicimos el reportaje. Tengo mucho que agradecerle a Adrián Ramos”.

Luego de sus prácticas regresó a Colombia, hizo algunos trabajos, se fue de gira turística por Europa y en 2017 la llamaron para laborar en la DW, inicialmente como freelance, a partir de 2018, de planta.

Desde entonces hasta estos días ha cubierto Bundesliga, Liga de Campeones, mundiales y toda clase de eventos futboleros y deportivos que la han hecho crecer inmensamente como periodista. Incluso ya tiene licencia como entrenadora de fútbol. Hizo el curso para aumentar sus conocimientos tácticos y estratégicos sobre balompié.

“Esto es de perseverancia y disciplina. Caer, pero levantarse de nuevo, no dejarse desilusionar nunca, 50 mil veces me dijeron no y solo tres que sí. Esa ha sido la clave. El tema del idioma también ha sido fundamental, rompí barreras, me siento muy empoderada. Hablo un idioma muy difícil y puedo hablar con un entrenador profesional alemán”, dice Julieth con legítimo orgullo.

CAMBIO CULTURAL.

Julieth González y la periodista chilena Paula Llanos. Foto tomada de El Heraldo.

Aparte de los desafíos profesionales, la periodista barranquillera ha tenido que sortear los choques culturales que existen en diversos aspectos.

“En mi vida privada soy barranquillera, pero en el trabajo soy muy alemana. Si me río mucho la gente me pasa por encima, hay que tener cara de limón, dudando de todo, quejándote de todo, diciéndole lo que hay que decirle a la persona que lo hace mal. Hay que criticar para mejorar: ‘sí está bien, pero deberías tal cosa’. El cambio cultural es muy grande”, afirma.

“Todo el mundo está metido en su mundo. Yo, cuando era nueva, quería preguntar a cada rato cualquier cosa. Me di cuenta que debo preguntar antes: ¿tienes 5 minutos? Me decían: no. Es normal, hace parte de la cultura de allá”, agrega.

La chilena Paula Llanos es una de las compañeras de Julieth en la DW. Las dos han aprendido mucho de la cultura alemana. “Nosotros separamos todo, ella me dice: ‘lo estás haciendo mal’. Luego, al rato, nos estamos riendo como si nada, sin resentimientos. No nos tomamos las cosas personales. Cada quien respeta la posición de los otros”.

De todas formas, hay momentos con sabor latino, con swing caribeño. “Los que más me recuerdan a mi tierra son los cubanos. Hay como dos o tres en la DW y gritan como nosotros, saludan con sabor costeño, me siento en la Costa, con ellos me abro a hablar”.

A sus 30 años de edad, esta reportera, presentadora, narradora y comentarista deportiva, que por estos días se encuentra de vacaciones en Barranquilla, no se conforma y espera seguir elevando su nivel profesional en Europa para que se abran más puertas a los barranquilleros y colombianos en general.
(Fuente: El Heraldo)

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top